10 cosas de los burros que no sabías

Hoy, 8 de mayo, se celebra el día internacional del burro, y desde Mallata.com queremos celebrarlo compartiendo estas 10 curiosidades sobre los burros que igual no conocías 😉

  1. Los burros se domesticaron en África hace unos 7.000 años, por eso su nombre científico es Equus africanus, que significan literalmente «caballo africano».
  2. ¡Ojalá tuviésemos orejas de burro! Porque les sirven tanto para poder disipar su calor corporal, como para percibir los sonidos con gran claridad. Además, los burros son capaces de emitir rebuznos a un volumen tan alto que les permite mantenerse en contacto estando hasta a 3 kilómetros de distancia.
  3. Los équidos se extinguieron en América al final de la última glaciación y no fue hasta 1495 cuando volvieron a pisar el continente al ser introducidos por Colón en una de sus expediciones cuatro machos y dos hembras de esta especie. En el continente americano, además de ayudar en tareas relacionadas con la agricultura y el transporte, los burros también se usaron en la minería.
  4. La leche de burra es una de las de mayor calidad que existen, siendo muy similar en composición a la leche humana. Comparándola con la de vaca, la leche de burra cuenta con muchas menos grasas, la mitad de proteínas y más lactosa.
  5. Cuentan que Cleopatra se bañaba en leche de burra, y lo cierto es que se ha demostrado que aporta múltiples beneficios para la piel, siendo idónea para pieles sensibles y un muy buen tratamiento para trastornos como la psoriasis y los eccemas. Además, algunas empresas de cosméticos la incluyen entre sus ingredientes porque estimula la renovación a nivel celular de la dermis, nutriendo y rehidrantando la piel en profundidad.
  6. En Panticosa (Huesca), hay una casa que se llama “Casa Burra”. El nombre le viene porque hace muchos años hubo en el pueblo un brote muy fuerte de cólera, y solo se salvaron los de una casa porque bebían leche de burra, ya que, según cuentan, esta leche previene de contraer dicha enfermedad. Por este motivo la casa adquirio el nombre de Casa Burra.
  7. Aunque mucha gente los considere débiles, los burros son, en realidad, los mejores defensores del rebaño, ya que alertan de peligros como el lobo a los perros, protegiéndo así al ganado de los depredadores. Algunas granjas, como Casa Grande Xanceda, en Galicia, los han incluido en su rebaño y no han vuelto ha recibir la visita de los lobos.
  8. A pesar de que se les toma por tontos, los burros tienen una memoria maravillosa, pudiendo recordar a otros burros y lugares durante al menos 25 años.
  9. Un burro doméstico puede llegar a vivir 45 años.
  10. En Europa, el número de burros se ha reducido de los dos millones a medio millón en solo tres décadas, estando la mayoría de razas autóctonas en peligro de extinción.