Curso avanzado: Restauración de zonas áridas degradadas y seguimiento de los procesos de desertificación

Las zonas áridas constituyen un bioma terrestre esencial que cubre el 45% de la superficie terrestre y mantiene a más del 38% de la población mundial. Estas zonas son muy vulnerables a los cambios ambientales globales. La desertificación y la degradación del territorio, como consecuencia del aumento de la presión antrópica sobre el suelo y los recursos hídricos, se han convertido en los retos ambientales y socioeconómicos más importantes y acuciantes que deben afrontar actualmente los habitantes de dichas zonas. La sensibilidad de las zonas áridas a estos problemas se agrava porque su productividad primaria está fuertemente limitada por la falta de precipitaciones y la escasa disponibilidad de nutrientes en el suelo, y ambos factores se ven afectados por el aumento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera y los contaminantes del aire. Debido a la extensión total de los ecosistemas de zonas áridas y a la dependencia que gran parte de la población humana tiene de ellos para aprovisionarse de bienes y servicios, es esencial establecer programas efectivos de vigilancia de los procesos de degradación con el fin de detectar el inicio de la desertificación y restaurar las zonas degradadas, antes de que la degradación se convierta en un proceso irreversible o la restauración sea demasiado costosa.
Los países áridos tienen una larga historia de restauración de zonas degradadas, realizada tradicionalmente mediante repoblaciones forestales, con especies autóctonas o no, prestando poca atención a la percepción de las comunidades locales y al funcionamiento del ecosistema. En las últimas décadas, cabe destacar un interés y esfuerzo de investigación sin precedentes en el desarrollo de nuevas tecnologías y procesos participativos para restaurar las zonas áridas degradadas de manera efectiva. Sin embargo, aunque se fomentan las acciones de restauración desde iniciativas globales como el Desafío de Bonn, las nuevas metodologías no se han aplicado todavía de forma generalizada. Al mismo tiempo, importantes progresos conceptuales han hecho avanzar considerablemente el conocimiento acerca de los procesos de desertificación, generando nuevas herramientas para el seguimiento del estado de las zonas áridas mediante indicadores biofísicos y socioeconómicos, incluyendo el funcionamiento de los ecosistemas. En paralelo, se han lan zado varias iniciativas internacionales en el marco de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), que han recibido mucha atención mediática como “La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, dando protagonismo, en las cuestiones políticas y ambientales, a conceptos como la Neutralidad en la Degradación de la Tierra y la desertificación.

Los objetivos del curso son:
– Presentar los últimos avances científicos y técnicos en la restauración de zonas áridas con el fin de combatir la desertificación.
– Mejorar los conocimientos acerca de la restauración efectiva de las zonas áridas degradadas, desde la planificación del proyecto hasta las fases de implementación y seguimiento.
– Introducir las herramientas disponibles para hacer el seguimiento de los procesos de desertificación. Se discutirán estudios de caso de países mediterráneos, se presentarán iniciativas internacionales de gran repercusión, y los participantes realizarán trabajos prácticos para familiarizarse con las herramientas de última generación.

Al final del curso los participantes:
– Conocerán metodologías innovadoras para la restauración de zonas áridas degradadas y para el seguimiento de los procesos de desertificación.
– Tendrán criterio para seleccionar las medidas más apropiadas para la restauración de zonas áridas degradadas, siendo conscientes de sus limitaciones.
– Habrán ganado experiencia práctica en el diseño e implementación de metodologías participativas para la restauración de zonas áridas degradadas.
– Tendrán mayor competencia en el diseño de programas de seguimiento para evaluar el éxito de las actuaciones de restauración.
– Intercambiarán sus propias experiencias con científicos y profesionales de distintas disciplinas implicados en la restauración de zonas áridas degradadas y el seguimiento de los procesos de desertificación.

Organización:

El curso está organizado conjuntamente por el Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (CIHEAM), a través del Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza (IAMZ), el Centro de Cooperación del Mediterráneo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y el International Center for Agricultural Research in the Dry Areas (ICARDA), con la colaboración de SER Europa (Capítulo Europeo de la Sociedad para la Restauración Ecológica). El curso se celebrará en el Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza, con profesorado de reconocida experiencia, procedente de organizaciones internacionales y servicios de la administración, centros de investigación y universidades de diversos países. El curso tendrá una duración de una semana y se desarrollará, en horario de mañana y tarde, del 5 al 10 de febrero de 2018.

Admisión

El curso está diseñado para 25 participantes con titulación universitaria. Está dirigido a profesionales, provenientes de organizaciones públicas y privadas, que trabajen en temas relacionados con la gestión de zonas áridas degradadas, interesados en aplicar los conocimientos más avanzados a su restauración, y al seguimiento de los procesos de desertificación y de las actuaciones de restauración. Dada la diversa nacionalidad de los conferenciantes, en la selección de candidatos se valorarán los conocimientos de inglés, francés o español, que serán los idiomas de trabajo del curso. La Organización facilitará la interpretación simultánea de las conferencias en estos tres idiomas.

Inscripción

La solicitud de admisión deberá realizarse online en la siguiente dirección: http://www.admission.iamz.ciheam.org/es/ Deberá adjuntarse el curriculum vitae y copia de los documentos acreditativos del curriculum que el solicitante considere más significativos en relación con el tema del curso. El plazo de admisión de solicitudes finaliza el 24 de noviembre de 2017. Los candidatos que deban obtener autorización previa para participar en el curso, podrán ser admitidos a título provisional. Los derechos de inscripción ascienden a 500 euros. Este importe incluye exclusivamente los gastos de enseñanza.

Becas

Los candidatos de países mediterráneos y de países de Oriente Medio y Norte de África (MENA) asociados a ICARDA podrán solicitar becas que cubran los derechos de inscripción, así como becas que cubran los gastos de viaje y de estancia en la Residencia del Campus de Aula Dei en régimen de pensión completa. Los candidatos de otros países interesados en disponer de financiación deberán solicitarla directamente a otras instituciones nacionales o internacionales.

Organización pedagógica

El curso exigirá a los participantes un trabajo personal y una participación activa. Las características internacionales del curso favorecen el intercambio de experiencias y puntos de vista que enriquecen el programa del curso. Las clases se complementarán con la presentación y el análisis de estu – dios de caso, trabajos prácticos, debates y una visita técnica. Durante el curso, los participantes realizarán en grupos ejercicios prác – ticos con el objetivo de aplicar los distintos conceptos presentados a lo largo del curso. Los participantes tendrán que: (i) utilizar el sistema de ayuda a la decisión “Metodología de evaluación de oportunidades de restauración” para priorizar actuaciones de restauración; y (ii) debatir opciones para el seguimiento de las actuaciones de restauración a partir de datos reales de varios estudios de caso. Los participantes podrán exponer en formato póster su propio trabajo o investigación en relación con el contenido del curso, lo que constituirá una oportunidad para presentar sus resultados y propiciar discusiones técnicas con los conferenciantes y el resto de participantes. Se organizará una visita técnica a la Comarca de Los Monegros (Aragón) que permitirá apreciar el impacto del sobrepastoreo y discutir las eventuales actuaciones de restauración. También se visitará una zona de regadío con problemas de salinización del agua y del suelo, donde se ha llevado a cabo un proyecto global de restauración para mejorar los sistemas agrícolas, restaurar la biodiversidad y mitigar la desertificación

Conferenciantes invitados

El curso está coordinado por Maite Aguinaco del Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza, y entre los ponentes se encuentran Gabriel del Barrio, de la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC (Almería, España); Cristina Branquinho, del Centro para la Ecología y Cambios Ambientales de la Universidad de Lisboa (Portugal); Víctor Castillo, de la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (Bonn, Alemania); Francisco Comín, del Instituto Pirenaico de Ecología del CSIC (Zaragoza, España); Jordi Cortina de la Universidad de Alicante (España); Mchich Derak, MAPMDREF-DREFLCD Rif, (Tétouan, Marruecos); Rudolf de Groot, del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Wageningen (Países Bajos); Mirjam Kuzee, UICN (Washington DC, EE. UU.); Fernando Maestre, del Laboratorio de Ecología de Zonas Áridas y Cambio Global de la Universidad Rey Juan Carlos (Móstoles, España); Yolanda Pueyo, del Instituto Pirenaico de Ecología del CSIC (Zaragoza, España); Alejandro Valdecantos, Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo en la Universidad de Alicante (España); Marcos Valderrábano, UICN-Med, (Málaga, España); Claudio Zucca, ICARDA, (Rabat, Marruecos).

El programa del curso se puede consultar aquí.