Las lenguas rurales se refugian en la red

El 21 de febrero se celebra el día de la lengua materna. Este año, la Organización para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO) ha escogido como tema del Día el de Preservar la diversidad lingüística y promover el plurilingüismo para apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Y como blog bilingüe y rural, no podía dejar pasar por alto este día, no hay que olvidar que las sociedades rurales tradicionalmente han jugado un papel muy importante en la transmisión lingüística, especialmente en el caso de las lenguas minoritarias, de hecho, muchas de ellas son precisamente minoritarias porque su empleo se asociaba a gente rural por las sociedades urbanas que querían desvincularse de los pueblos y tachar a todo lo que venía de más allá de la urbe como algo negativo y a erradicar.
En el caso de España, las lenguas menos habladas (el astur-leonés con todos sus dialectos –cantabru, asturianu, llionés, extremeñu-, y el aragonés) que casualmente son las únicas no oficiales en la Península Ibérica, se han conservado gracias a la transmisión oral en el medio rural. En sociolingüística, se entiende por lengua minoritaria a un idioma que en una comunidad es utilizado por un pequeño número de usuarios.

En la Era Digital en la que vivimos, las lenguas han dado el salto a internet, y en él han encontrado un buen refugio para garantizar su pervivencia, poniendo en contacto a hablantes de distintos puntos (y a menudo de distintas lenguas) y también facilitando el acceso a diferentes recursos, como libros, música y… ¡blogs!
Así que hoy, para celebrar el plurilingüismo ibérico, y para reivindicar también la importancia que el medio rural ha tenido en la conservación de esta riqueza, me gustaría compartir diferentes blogs en lenguas minoritarias:

Lláscara

Sin duda, uno de mis blogs favoritos es Lláscara, el blog de Veru Álvarez Cachafeiro, a quien tuve la suerte de conocer en hace unos años en Maliaño (Cantabria). En su blog, Veru nos trae posts geniales, disponibles tanto en asturianu como en castellano y en inglés, sobre ecoturismo, medio rural, sostenibilidad y educación ambiental, entre otras cosas. Según la Academia de la Llingua Asturiana, una LLÁSCARA puede ser:
(1) “Una piedra que asoma en el suelo y que no está suelta”
(2) “Piedra lisa y plana”
(3) “Piedra que cuartea fácil”
(4) “Terreno compuesto por un tipo de piedra que cuartea fácil”
Veru nos cuenta en Lláscara que “esta palabra ha dado lugar a numerosos topónimos a lo largo de la región asturiana, poniendo de manifiesto como la naturaleza, la cultura y la tradición están muy relacionadas entre sí. Este nombre sintetiza un sentimiento de amor a un territorio, y una voluntad de divulgar no solo el patrimonio natural, sino también el cultural, como las tradiciones, la música, el folklore, la mitología, la gastronomía, la agricultura y ganadería, y otros saberes populares. Lláscara es un rincón donde reencontrarnos de nuevo con nuestras raíces y defender todos los aspectos que hacen único y auténtico a un territorio. Un espacio donde volver a ser indígenas de nuestros pueblos y aldeas”.
Podéis leer su blog en asturianu aquí, y en castellano en este enlace.

Mugu

Este mes se publicó el primer artículo en Mugu (musgo en cántabro), la columna en El Diario Cantabria de Raúl Molleda, referente de la cultura popular cántabra, reconocido estudioso del patrimonio lingüístico autóctono y gran naturalista. Seguro que con él podéis descubrir un idioma cuya existencia muchos desconocíais, a la vez que aprendéis un montón de curiosidades, porque de las palabras de Raúl Molleda siempre se aprenden cosas. Para acceder pinchad aquí.

Sociolochía

Sin duda, el aragonés es un buen ejemplo de idioma minoritario que ha encontrado su refugio en internet. Existen varios blogs que usan esta lengua, y desde este mes de febrero podemos disfrutar de un nuevo espacio, Sociolochía, el blog donde el sociólogo Ánchel Reyes escribe sobre sociología rural en aragonés y donde también comparte artículos sobre esta temática de otros compañeros. Podéis echarle un vistazo aquí.

Cuyu pan esgarras?

Porque el estremeñu también se escribe, e Ismael Carmona García, profesor y escritor, lo demuestra con su blog, que ahora se encuentra “en parón”, esperemos que temporal. Un blog muy interesante donde descubrir esta preciosa lengua mientras leemos y descubrimos paisajes, pueblos y costumbres, y que en origen nació para divulgar cuestiones gramaticales del estremeñu. Podéis leerlo aquí.

Hoy, y todos los días, leamos y divulguemos nuestras lenguas minoritarias (y minorizadas), apoyémoslas, y lejos de rechazar a quienes las hablan, potenciemos la expresión, en sus diferentes formas, en estos idiomas. Porque como rezaba una pegatina hace años para fomentar el trilingüismo en Aragón, la diferencia nos hace únicos.