S.O.S. d’o sector lacteo

Articlo publicau en a Revista Soberanía Alimentaria nº23 (hibierno 2015). En iste enlaz se puede trobar l’articlo en castellano, aragonés, asturianu, galego, catalá y euskera.

En os zaguers tres decenios, o sector lacteo ha experimentau un intenso proceso d’achuste y transformación como respuesta a las politicas d’a Unión Europea, primero con a plegada d’as condutas y agora con a suya eliminación. O resultau ha estau a desaparición de multitut de ganaderías familiars, un incremento d’a grandaria y intensificación d’as vaquerías y l’adopción de nuevas formulas societarias. Cómo podemos abordar ista situación dende a sobiranía alimentaria? Nos capuzamos en iste tema ta empecipiar o debat entendendo-lo en toda a suya complexidat.

AS CONDUTAS LACTEAS Y O MERCAU INTERNACIONAL

Dica o pasau 1 d’abril, a Unión Europea establiba un limite maximo de litros de leit de vaca que cada Estau miembro podeba producir. O sistema de condutas prencipió l’1 de chinero de 1986, encara que a suyo implantación en Espanya se levó a cabo uns anyos mas tarde, y suposó a desaparición de milars de vaquerías, dau que, encara que o consumo en Espanya rondaba os 9 millons de toneladas, teneba asignau un volumen de producción de solo que 4,5 millons de toneladas, por o qual, podríanos dicir que se «obligó» a Espanya a importar a metat d’os lácteos que consumiba. O sistema de condutas levó a que as ganaderías que quereban creixer comprasen u logasen conduta d’atras ganaderías.

ordeño-intensivoA chustificación ta eliminar as condutas por parte d’a UE ha estau a previsión que la demanda de lácteos a ran mundial s’incrementaría a un ritmo d’o 2 %, y as condutas se convertirían en un obstaculo t’o creiximiento d’as produccions en Europa. Manimenos, istas expectativas s’han visto truncadas en empecipiar a producir China a suya propia leit, cosa que fa dificil predicir as suyas futuras importacions, y con a decisión de Rusia de deixar de consumir leit europea con motivo d’o conflicto con Ucraína. Ista situación ha suposau una baixada de pres en orichen no solo que en Europa, sino tamién en atras zonas productoras como EE. UU., Nueva Zelanda u America Latina, que ha embrecau una baixada d’o pre d’o producto final t’o consumidor en buena parte d’o mundo. En o Estau espanyol ista caita d’o pre final ha estau minima en comparanza con a baixada de pres en orichen, ya que o pre en os establimientos de venda acumula una caita anual d’o 4,6 %, mientres que en orichen o descenso ye d’o 16,9 %.

Unatro elemento central ta entender a situación d’o sector en o nuestro territorio ye a distribución d’as ganancias. Mientres que en países como Canadá a producción se queda con un 54 % d’a marguin de beneficio, aquí as ganancias las reparten a distribución (que percibe entre un 60 % y un 90 %) y a industria. De traza que, finalment, qui ha produciu a leit no obtiene garra parte de dita marguin, ye mas, a ormino no se cubren nian os costes de producción.

A diferencia fundamental entre un modelo y unatro radica en a forma de tomar as decisions en cada Estau. En o caso de Canadá, i hai dos instrumentos esencials. A Comisión de Productos Lacteos d’o Canadá, ye una estructura central qualo obchectivo ye «ofrir a os productors eficients de leit y nata a posibilidat d’obtener una remuneración equitativa por o suyo treballo y as suyas inversions y guarenciar a os consumidors de productos lacteos una ofierta ininterrompida, suficient y de calidat». Ta ixo, existe en cada provincia una Chunta de Negociación de venda de leit componida por as ganaderías y o gubierno, quala competencia ye «a obridura y administración d’os continchents, a mancomunación d’os ingresos obtenius, a fixación de pres y o mantenimiento d’os rechistros de productors».

Istas Chuntas, an que a industria y a distribución tienen voz pero no voto, s’aseguran de cubrir os costes de producción, cosa por a quala no son necesarias as aduyas economicas. D’atra man, se mira que a leit sía consumida en a provincia d’orichen, con lo que ye mas facil que a producción s’adapte a la demanda y no calga buscar salida a un exceso de leit. Tamién ye important sinyalar que asinas s’empenta a economía d’a rechión y que en distribuir-se en circuitos cortos de comercialización no solament disminuyen os gastos por transporte, sino que tamién puede ofrir-se leit pasteurizada, de mayor calidat que a UHT, que ye a mas consumida en o Estau espanyol.

Mientres en Canadá s’aborda a regulación lactea con instrumentos estructurals, descentralizaus y con a participación central d’o sector productivo, en o Estau espanyol continamos funcionando a pur d’acuerdos puntuals seguntes cada situación. O pasau 23 de setiembre se sinyó en o Ministerio d’Agricultura, Alimentación y Meyo Ambient un alcuerdo lacteo que no estió emparau por todas dos organizacions agrarias mayoritarias, COAG y UPA, que represientan a o 70 % d’as ganaderías, pero sí por a industria y a distribución. Iste alcuerdo no incluye un pre minimo sobre a leit que guarencie cubrir os costes de producción, estimaus entre 34 y 38 centimos por litro de leit (de feito, o pasau mes d’octubre, o pre meyo estatal d’o litro de leit yera de 0,309 €, con que no s’aconsiguen os costes de producción). Fruto d’ixe alcuerdo lacteo se presienta un paquet d’aduyas de 20 millons d’euros, publicadas o 28 de setiembre en o BOE, destinadas a aquellas ganaderías que reciban menos de 0,285 € por cada litro. Tenendo en cuenta que son a industria y a distribución qui fixan os pres, en realidat l’aduya ye ta istas, que compran a pres por baixo de coste, y no t’as ganaderías.

A INDUSTRIA Y A DISTRIBUCIÓN VERSUS O MUNDO RURAL

Asinas que nos trobamos que, en os zaguers 30 anyos, o sector lacteo espanyol ha cambiau radicalment, pasando de tener capacidat ta producir toda a leit que consumiba a haber d’importar a metat d’os lacteos, desapareixendo d’ista forma multitut de vaquerías familiars. Amás, paradoxalment, a decisión actual d’eliminar as condutas ta que no i haiga limites de producción suposa un nuevo empentón a las torres intensivas, que mayoritariament buscan instalar-se en zonas cerealistas ta tener millor acceso a os piensos con os quals alimentan a os suyos animals.

Si a industria, por a suya parte, buscando a maximización d’os beneficios, tiende a centralizar encara mas as suyas compras en istas zonas de concentración de grans vaquerías, ta qué van a replegar-la en chicotas ganaderías d’as zonas tradicionalment productoras?

D’atra man, l’actividat ganadera tradicional ha estau siempre diversificada -se combinaba a producción de leit con l’hortal familiar y atras actividatz- mientres que en os zaguers anyos muitas vaquerías s’han tecnificau, aumentando y intensificando a producción a costa d’elevadas inversions en instalacions, maquinaria y conduta. O resultau ye una especialización productiva, convertir a producción de leit en a suya sola fuent d’ingresos. Alavez, agora que no viven que d’as vacas, qué pueden fer si ya no ye viable?

santona-2O feito que se sía favoreixendo una ganadería no ligada a la tierra y se sía acabando con un modelo tradicional a pur de pasto, implica no solament deixar de producir leit a menor coste, sino tamién de mayor calidat, pues a leit de vacas alimentadas con pastos y forraches tiene mayor conteniu d’acidos grasos insaturaus, que son mas beneficiosos t’a salut, y mas antioxidants. Ye dicir, ye una leit muito mas saludable, caracteristica que demanda o mercau, y mas sostenible dende l’anvista economica, social y meyoambiental. Isto ye especialment important si paramos cuenta que dende l’anyo 2000 o consumo de leit liquida en Espanya ha baixau un 30 %, prencipalment en beneficio d’as leitz vechetals, que son presentadas y percibidas como mas sanas.

Amás, a flora y a calidat d’o pasto varean seguntes a epoca de l’anyo, cosa que da a posibilidat d’ofrir una alta variedat de productos transformaus, prencipalment queso, d’una gran calidat tanto organoleptica como nutricional. En a medida que gana terreno a ganadería intensiva, os pastos, as praderas, y o paisache tal como lo conoixemos, irá desapareixendo, perdendo-se con ell a flora y a fauna locals y deixando d’estar un atractivo turistico.

Un d’os compromisos replegaus en l’alcuerdo lacteo ye a «promoción d’o consumo de lacteos espanyols». Pareixe una definición confusa y insuficient pues, como hemos visto, lo que tendremos en o mercau ye mas leit producida de forma intensiva a pur de pienso en buena parte componiu de soya transchenica, d’orichen brenca espanyol. Si realment se quiere incentivar o consumo y a economía locals, no s’habría d’achugar por aquellas vaquerías familiars que no solament producen leit de mayor calidat, sino que tamién cudian o paisache y fixan población en l’ixuplidau medio rural? No caldría primar que a industria pague un pre que cubra os costes de producción, dignificando ista actividat, frent a dar aduyas por o baixo pre que industria y distribución imposan? No será que o que quieren empentar son as vendas y os ingresos d’a zaguera parte d’a cadena enganyando a la población consumidora? Por qué no pensamos en politicas parellanas a las de Canadá an a parte productora ye en o centro d’as decisions?

Por si tot isto estase poco, con l’aprobación de l’Alcuerdo Transatlantico t’o Comercio y a Inversión entre os EE. UU. y a Unión Europea (TTIP), serán as grans granchas d’Oregón, con mas de 60 000 vacas alimentadas con piensos transchenicos y estimuladas con hormonas de creiximiento, as que ganarían o pulso a la nuestra producción.

Analisar cómo se ye abordando o sector lacteo en Europa ye un abanze de cómo s’irán abordando a resta de sectors agrarios. A tendencia ye globalizar cada vez mas o mercau de leit, empentando una ganadería con cada vez menos buenpasar animal, basada en materias primas kilometricas y con man d’obra barata, en cuenta d’achugar por una producción local, sostenible y que fixe población en as zonas rurals.

PASAU, PRESENT Y… FUTURO?

A ganadería tradicional ye una d’as actividatz que mas población fixa en o medio rural, pero tal como ye o panorama, quí va a querer incorporar-se? Si paramos cuenta en a falta de servicios, l’isolamiento a o que se sozmete a o mundo rural y as dificultatz ta encetar actividatz en o sector primario, ye normal que a día de hue solo que o 5 % d’as personas activas en l’agricultura y a ganadería sía menor de 35 anyos, y que un 33 % en tienga más de 65. Solament un 3,5 % de qui perciben a PAC tienen menos de 35 anyos.

O futuro d’a ganadería pasa por seguir aprofitando os recursos de l’entorno ta aconseguir no solament productos d’a maxima calidat, sino tamién a conservación d’un paisache ancestral que leva sieglos vivindo en harmonía gracias a la ganadería extensiva. A clau ye integrar un buen modelo productivo a chicota escala, diversificau y incorporar a transformación artesanal con a venda en circuitos cortos. Tot y que as administracions anteposan atros intréses a la sostenibilidad ecolochica y economica d’o nuestro medio rural, lo cierto ye que a ciudadanía cada vez ye mas conscienciada con una serie de valors relacionadas con o buenpasar animal, o medio ambient y a calidat d’os alimentos que consume.

Cal estar conscient que si hemos plegau dica aquí, ye en buena medida por a fuerza d’a gran industria y a suya influencia sobre as nuestras administracions. Cómo contrarrestamos ista poder? As movilizacions que istes meses s’han iu convocando por toda Europa contrimuestran que una articulación d’o sector productivo ye fundamental, sí, pero tamién en ye l’amanamiento d’iste t’a ciudadanía ta ganar a suya complicidat. Sin dubda, ye un tema que nos afecta independientment d’estar en o campo u en a ciudat.