As nuestras razas autoctonas: una d’as claus de l’adaptación d’a ganadería a o cambeo climatico?

Articlo publicau orichinalment o 12 de chulio de 2018 en o Blog d’o Ret Scientifico Remedia.

En o verano de 2014 estié de voluntaria en una torre de vacas de leit en Cantabria. Un día, entre o muigo d’a tarde, amaneixió por astí un sinyor d’abanzada edat que heba estau ganadero. No se cómo, se metió a charrar-me d’Hormaechea. Yo no sabeba quí yera l’hombre d’o que me yera charrando. O mío interlocutor se levó as mans a la cabeza y farfalló que con una choventut tant inculta o mundo solament podeba ir a pior.

Resulta que o famoso (y polemico) Juan Hormaechea estió alcalde de Santander y president de Cantabria en os anyos 80 y prencipios d’os 90 d’o sieglo XX. Pasó a la historia por mandar construir o Palacio de Festivals de Santander y o Parque d’a Naturaleza de Cabarceno, pero por o que l’admiraba tanto aquell sinyor con qui estié charrando, estió por haber traito a Sultán, un toro de raza frisona procedent de Canadá por o qual as arcas publicas pagoron un millón de dolars ta que amillorase a chenetica d’a cabana ganadera cantabra y fer-la mas productiva (Bolado, 2011).

Eixemplar de raza pasiega.

Pocos días dimpués de sentir por primer vez a historia de Sultán, visité a sola ganadería lechera componida exclusivament por vacas de raza pasiega. Me pasé os días siguients (y mesmo os meses siguients) buscando información por totz os medios posibles sobre ixas vacas royas que heba trobau en un lugar perdiu. Descubrié que no fa falta ir dica as frondosas chunglas amazonicas, ni buscar especies salvaches, ta desfrutar d’a diversidat chenetica. Entre ixe tiempo tamién me torné una expierta en fer quesadas, que puede pareixer una anecdota que brenca ha de veyer con iste articlo, y manimenos, as quesadas y os sobaos deben a suya popularidat (y a suya existencia) a la gran calidat d’a manteca producida con a leit d’as vacas pasiegas. Amás, a buena aptitut lactea d’as vacas pasiegas fizo que muitos pasiegos marchasen con as suyas vacas dica ciudatz como Madrit, Barcelona, Bilbao, Valencia u Zaragoza ta poder abastecer de leit a las grans urbes, mas que mas a partir de que en o sieglo XIX se popularizara o suyo consumo. Como conseqüencia de l’aumento de demanda, se buscó aumentar a producción, cruciando as vacas pasiegas con razas foranas, y pasó a un segundo plano a importancia d’o conteniu  en  materia grasa, buscando aumentar a cantidat de leit, encetando-se d’ista traza a introducción masiva de bestiar frisón (Servicio de Chenetica d’a Universidat Complutense de Madrit, 2012).

Y asinas estió cómo as razas foranas fuoron ganando terreno a unas razas locals que heban estau seleccionadas mientras sieglos buscando determinaus caracters (como a cantidat de grasa en leit) y a suya adaptación a las exichencias d’o medio; quedando a día de hue 540 eixemplars censaus de raza pasiega (MAPAMA, 2017a), mientres que de raza frisona (a de Sultán), solament en Cantabria i hai 71.578  (MAPAMA, 2017b).

Numero de razas de mamíferos y aus locals, rechionals y transfronterizas a ran global (FAO, 2016)

Por desgracia, a historia d’a pasiega ye comuna a muitas atras razas. Seguntes datos d’a FAO (2016), d’as 8822 razas de bestiar que se tiene constancia que existen a ran mundial, 7761 corresponden a razas locals.  En o Catalogo Oficial de Razas de Bestiar d’Espanya (CORGE) i hai replegadas actualment 165 razas autoctonas (entre as quals, como curiosidat, se troba una raza de camello), d’as qualas 136 son en periglo d’extinción (MAPAMA, 2018). Ixas son as que resisten, porque muitas atras, como a mantequera leonesa, s’han extinguiu y solament sabemos d’ellas por as coronicas. Belunas, mesmo desapareixioron antes que belún no podese rechistrar a suya existencia.

Rabanyo de uellas merinas negras. Ista raza (que estió descrita por os romans a la suya plegada a la zona meridional d’a Peninsula Iberica), plegó a desapareixer en Espanya y ha estau recuperada en os zaguers anyos a partir d’eixemplars de rabanyos portugueses.

Encara que a priori pueda pareixer que a desaparición d’as razas locals ha estau en beneficio d’obtener unas millors produccions, no cal pasar por alto que conservar istas razas suposa “conservar as suyas aptitutz d’aprovechamiento de feners y subproductos agricolas” (García, 2011). As razas autoctonas  agrupan eixemplars muit rusticos, que han estau moldeaus por o territorio an que s’han desembolicau, un paisache an que a ormino os pastos son tasos, estacionals y que solament pueden estar aprofitaus de forma rentable por eixemplars perfectament adaptaus, como os d’as nuestras razas autoctonas (Esteban, 2003). Pero as nuestras razas no solament son millor adaptadas a os pastos d’a zona d’a quala proceden, tamién lo son a las condicions orograficas, a las malotías, a l’orache… Y más que más, suposan un calaxo pleno de gens a o qual poder recurrir quan sía necesario.

A ganadería en un contexto global de cambeo climatico

Ganadería de cebúes en Bolivia.

Deixemos por un momento a un costau a las nuestras razas autoctonas y situemo-nos en un marco global. Recordemos que a ganadería ye a responsable d’entre o 7 y o 18 por cient d’as emisions totals de gases d’efecto invernadero d’orichen antropico (Gerber et a o, 2013). Ye dicir, a ganadería contribuye a o cambeo climatico, pero tamién se veye afectada por ell (Hoffmann, 2010). Tot isto en un contexto de desembolique global en o qual se preveye que alimentar a la humanidat requerirá que a producción aumente en un 50% d’aquí a 2050, a la par que tamién s’aspera que aumente o consumo de proteína animal (prencipalment en os países en desembolique), cosa que suposará un aumento d’a producción ganadera y d’a suya intensificación y que tendría efectos en os sistemas agroalimentarios, asinas que urche trobar a forma d’adaptar-nos a l’efecto d’o cambeo climatico (FAO, 2017).

As variacions en l’orache tendrán diversas conseqüencias sobre a ganadería. D’una man, s’aspera que alteren os ecosistemas, a causa d’os cambeos en a temperatura y en as precipitacions, y, por tanto, a la disponibilidat d’alimento. Pero tamién trayerán conseqüencias fisiolochicas a o bestiar, ya que se sabe que o estrés termico reduz tanto a producción como a reproducción y aumenta a mortalidat; a o mesmo tiempo que en aumentar as temperaturas, se consume mas augua (Hoffmann, 2010).

L’aumento d’a temperatura podría tener un efecto directo sobre l’abundancia de parasitos d’o bestiar. As charcas y fuents d’augua han constituiu siempre un d’os prencipals focos de parasitación d’os animals.

D’atra man, os procesos fisiolochicos d’a mayoría d’invertebraus son altament dependients d’a temperatura ambient, asinas que ye d’asperar que tiengan un efecto directo en l’abundancia, a distribución y a dinamica poblacional d’os parasitos (Sotiraki et a o, 2013). De feito, qualques estudios ya constatan “un resurtir de qualques malotías transmitidas por vectors, que se creyeban baixo control, y tamién l’aparición d’atras nuevas” (Iriso Carrera et a o, 2017).

Y cómo nos adaptamos?

Debant de todas istas conseqüencias directas que o cambeo climatico podría ocasionar en a ganadería, probablement una d’as claus ta adaptar-nos sían as nuestras razas autoctonas. En qualques zonas marguinals, os rabanyos tradicionals son componius por diversas especies y por distintas razas ta mantener una mayor diversidat en a torre y poder amortiguar as posibles adversidatz climaticas y economicas (Hoffmann, 2010).  En rechions en vías de desembolique, a introducción de razas exoticas y o suya cruce con razas locals ye prou comuna. Ye o caso de Kenia, an que as razas locals de cebú (Bos primigenius indicus), s’han mezclau con razas foranas de cebú (prencipalment con a variedat Guzerat procedent de Brasil y desembolicada a partir d’eixemplars indios d’a raza Kankrei) y con razas de leit de Bos Taurus (Frisona, Montbeliard. Ayshire, Guernési u Jèrri), ya que s’ha visto que en istas zonas, o potencial productivo d’as razas exoticas ye muit dependient de l’alimentación, amás de que se veye reduciu en no estar adaptadas a las malotías tropicals y a las condicions ambientals (Salmon, 2017) , qualques autors afirman que o cruce de razas exoticas con razas locals ye la clau ta aconseguir un mayor potencial productivo, de vez que se conserva parte d’a resiliencia d’as razas autoctonas (Hoffmann 2010; Salmon, 2017).

Macho d’a raza caprina Retinta, autoctona d’Extremadura y en periglo d’extinción.

Os nuestros recursos zoocheneticos son o resultau de sieglos de selección por parte d’os nuestros antepasaus y han contrimostrau estar muit adaptables, acompanyando-nos en ecosistemas muit diferents y en distintas zonas climaticas; por o que en l’actualidat, debant d’a menaza que suposa t’a ganadería o cambeo climatico, o potencial que ofreixen as razas autoctonas podría estar una solución d’adaptación t’o sector ganadero (FAO, 2007).

A mía güela siempre diciba que “qui alza, siempre en tien”. Si conservamos l’abanico chenetico que suposan as razas autoctonas, siempre tendremos an que poder buscar ta adaptar-nos a os distintos retos que l’orache pueda trayer-nos.

Referencias:

Bolado, N. (27 de marzo de 2011). Los 639 hijos de ‘Sultán el Magnífico’. El diario montañés. Recuperado de: http://www.eldiariomontanes.es/v/20110327/cantabria/hijos-sultan-magnifico-20110327.html

Esteban, C. (2003). Razas ganaderas españolas ovinas. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (FEAGAS)

FAO (2007). Plan de Acción Mundial sobre los Recursos Zoogenéticos y la Declaración de Interlaken. FAO, Roma, 50 pp. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-a1404s.pdf

FAO (2016). Status of Animal Genetic Resources – 2016. 9th Session of the Intergovernmental  Technical Working Group on Animal Genetic Resources for Food and Agriculture. FAO, Rome, 28 pp. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-mq950e.pdf

FAO (2017). The State of Food and Agriculture 2017: Leveraging Food Systems for Inclusive Rural Transformation. FAO, Rome, 160 pp. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-i7658e.pdf

García, C. (2011). Tiempo, clima y ganadería extensiva de bovino en España. Disponible en: https://repositorio.aemet.es/bitstream/20.500.11765/2457/1/ganaderiaexten_cal2012.pdf

Gerber, P. J., Henderson, B., & Makkar, H. P. (2013). Mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero en la producción ganadera. Una revisión de las opciones técnicas para la reducción de las emisiones de gases diferentes al CO2. FAO Producción y Sanidad Animal. 177. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-i3288s.pdf

Hoffmann, I. (2010). Climate change and the characterization, breeding and conservation of animal genetic resources. Animal genetics, 41(s1), 32-46. Disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1365-2052.2010.02043.x/full

Iriso Calle, A., Bueno Marí, R., de las Heras, E., Lucientes, J., & Molina, R. (2017). Cambio climático en España y su influencia en las enfermedades de transmisión vectorial. Revista de Salud Ambiental, 17(1), 70-86. Disponible en: http://ojs.diffundit.com/index.php/rsa/article/view/843

MAPAMA (2017 a). Raza Bovina Pasiega. Datos censales. Catálogo Oficial de Razas. Disponible en: http://www.mapama.gob.es/es/ganaderia/temas/zootecnia/razas-ganaderas/razas/catalogo/peligro-extincion/bovino/pasiega/iframe-ejemplo-arca.aspx

MAPAMA (2017b) Raza Bovina Frisona. Datos censales. Catálogo Oficial de Razas. Disponible en: http://www.mapama.gob.es/es/ganaderia/temas/zootecnia/razas-ganaderas/razas/catalogo/integrada-espana/bovino/frisona/iframe-ejemplo-arca.aspx

MAPAMA (2018). Catálogo Oficial de Razas. Disponible en: http://www.mapama.gob.es/es/ganaderia/temas/zootecnia/razas-ganaderas/razas/catalogo/

Salmon, G. R. (2017). Reducing the carbon footprint of Senegalese cattle systems through improved productivity (Doctoral dissertation). University of Edinburgh, Edinburgh.

Servicio de Genética de la Universidad Complutense de Madrid (2012). Programa de Conservación de la Raza Bovina Pasiega. Asociacion de Criadores de Ganado Vacuno de la Agrupación Pasiega y Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Disponible en: http://www.mapama.gob.es/es/ganaderia/temas/zootecnia/PROGRAMA_CONSERVACION_PASIEGA_corregido20120125113155_tcm7-296275.pdf

Sotiraki S., Stefanakis A., Hoste H., Maurer V., Butler G., Leifert C. (2013) The role of biotic and abiotic stress factors on sheep welfare: The example of parasites and climatic changes in European countries. In : Ben Salem H. (ed.), López-Francos A. (ed.). Feeding and management strategies to improve livestock productivity, welfare and product quality under climate change. Zaragoza : CIHEAM / INRAT / OEP / IRESA / FAO.  p. 159-169 (Options Méditerranéennes : Série A. Séminaires Méditerranéens; n. 107) http://om.ciheam.org/om/pdf/a107/00007027.pdf