Las vacas que pararon el cambio de hora

Septiembre ha llegado para muchos a deshora, y con el molesto sonido del despertador como banda sonora. Quizás sea por eso que la Unión Europea haya aprovechado estos días para sacar del cajón el recurrente debate sobre la desaparición del cambio de hora y haya dado a conocer los resultados de una encuesta llevada a cabo durante este verano por el ejecutivo comunitario, en la que el 84% de las personas consultadas se mostraba a favor de no seguir cambiando la hora cada otoño y cada primavera.

Aunque actualmente todos los países europeos cambian puntualmente de hora para aprovechar mejor la luz solar, no siempre fue así, y durante un tiempo Suiza no cambiaba de horario para el verano. ¿La razón? ¡Sus vacas! Resulta que las ganaderías suizas argumentaron que el cambio de horario alteraba enormemente los hábitos de sus animales, viéndose disminuidas la cantidad y la calidad de la leche de sus vacas.

Sin embargo, en 1981 el Consejo Federal Suizo impuso el horario de verano para alinearse con el resto de países europeos, a pesar de las quejas de los ganaderos. Si finalmente se aprueba un único horario para todo el año en la Unión Europea, es muy probable que los suizos vuelvan a seguir los pasos de sus vecinos. Entonces sabremos si las ganaderías suizas tenían razón y las vacas dan más leche al no cambiar la hora. 😉