Alternativas: El mensaje sostenible y activismo mediático de Lucía López Marco

Artículo publicado originalmente en la página web de Amigos de la Tierra el 8 de noviembre de 2018.

Soy una mujer apasionada del medio rural, la ganadería extensiva y la soberanía alimentaria, lo que me condujo a escribir el blog mallata.com. Este espacio lo defino como un refugio donde encontrar información sobre agroecología, consumo local y sostenible, desarrollo rural y, por supuesto, ganadería extensiva.

Soy una veterinaria hiperactiva que nunca paro quieta, desde hace dos años formo parte del grupo local de Amigos de la Tierra Aragón, hace un año participo con Amigos de la Tierra en un proyecto que lidera CERAI y que se llama Mincha d’aquí (come de aquí, en aragonés), que busca dinamizar iniciativas agroalimentarias sostenibles y locales en el Pirineo y Somontano Aragonés.

Nuestros hábitos alimenticios tienen un impacto en el entorno, y sobre todo en nuestro medio rural. Consumir productos locales y sostenibles tiene muchas ventajas, entre otras, ayuda a generar empleo y a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, puesto que se reduce la distribución por terceros, el transporte y el ultraprocesado y envasado de los alimentos. Además consumiendo alimentos de proximidad ayudamos a fijar población en nuestros pueblos y es la única forma de parar los pies a la agroindustria.

El problema es que hay mucha desinformación sobre los alimentos que consumimos. Una vez leí una frase que me encantó, que creo que todas las personas deberíamos aplicarnos y que dice algo así como mantén a tus amigos cerca y a tus agricultores y ganaderos aún más cerca. Si consiguiésemos que mucha gente se guiara por esta frase, no habría tanta despoblación y sería una forma eficaz de combatir al acelerado cambio climático.

El asunto es muy grave en el caso de la ganadería, en los últimos años ha aumentado notablemente el número de explotaciones de ganadería industrial, que tiene un fuerte impacto ambiental, en gran parte por ser un tipo de producción no ligada a la tierra y generar grandes cantidades de purines, además de por su alto coste energético. Sin embargo la extensiva se encuentra en claro retroceso.

Durante siglos, los rebaños de razas autóctonas de ganado han dado forma a diferentes agro ecosistemas de la Península Ibérica, como la dehesa (que es el ecosistema humanizado más sostenible del mundo y se encuentra en peligro de extinción) o los puertos de alta de montaña.

La disminución del número de animales pastando, un millón menos que hace tres años, ha hecho que se matorralice el paisaje y que se pierda biodiversidad, aumentando también el riesgo de incendios. Además cabe señalar que cada oveja trashumante traslada diariamente unas cinco mil  semillas y abona el terreno con más de tres kilogramos de estiércol. Por este motivo, debemos comprar solo carnes de ganadería local extensiva, no industrial y disminuir su consumo.

Cada semana llego a cientos de personas a través de mi blog, Mallata.com y esto me emociona porque creo que mi mensaje sostenible y activismo mediático puede ayudar a la gente a cambiar  su vida, para mejorar nuestra Tierra. “Piensa globalmente, consume localmente”.

Sinfonía por el cambio

Este texto forma parte de la publicación Sinfonía por el cambio que reúne las experiencias en primera persona de activistas que desde enfoques y posiciones diferentes desarrollan su labor asociativa, profesional o artística para favorecer la transición hacia una sociedad donde las personas y el planeta están en el centro de las políticas. Te invitamos a conocer otras de estas pequeñas historias de héroes y heroínas con las que encontrar inspiración y sumarte al cambio.

Día de acción

En el Día de Acción Global los grupos de Amigos de la Tierra nos unimos en todo el mundo por segundo año consecutivo en una acción global para reclamar justicia climática y energética, el fin de semana del 5 al 7 de octubre.