Category: Ganadería

Entrevista en o programa ‘De puertas al campo’

O domingo 3 d’abril, entrevistoron en o programa De puertas al campo, d’Aragón Radio, a la responsable d’iste blog. En o programa se charró de ganadería sostenible y insostenible, y d’os beneficios y impactos de cadaguna t’o medio ambient, amás de buenas practicas en atros países como Bolivia, entre atras cosas. Podetz escuitar a entrevista a partir d’o menuto 45:58 en o siguient enlace u punchando en a imachen.

As ganas de dicir muitas cosetas en poco tiempo levoron a cometer bella error, como dicir “qualques mamiferos, como l’aurón”, an, como totz sabretz, quereba dicir “qualques animals” 😉

Read More

Entrevista en el programa ‘De puertas al campo’

El domingo 3 de abril, entrevistaron en el programa De puertas al campo, de Aragón Radio, a la responsable de este blog. En el programa se habló de ganadería sostenible e insostenible, y de los beneficios e impactos de cada una para el medio ambiente, además de buenas prácticas en otros países como Bolivia, entre otras cosas. Podéis escuchar la entrevista a partir del minuto 45:58 en el siguiente enlace o pinchando en la imagen.

Las ganas de decir muchas cosas en poco tiempo llevaron a cometer algún error, como decir “algunos mamíferos, como el urogallo”, donde, como todos sabréis, quería decir “algunos animales” 😉

Read More

Fendo una gambada por Loporzano sin ganadería intensiva

APlataforma Loporzano SIN ganadería intensiva organiza o domingo 10 d’abril, una gambada por o territorio colindant a la localidat de Loporzano ta dar-lo a conoixer.

L’actividat prencipiará en a Ermita d’o Vinyeu a las 11 d’o maitín, y posteriorment se cruciará a carretera ta recorrer o Camín Natural d’a Plana, que nos levará a Santo Fertús. A excursión continará dica o nuclio d’Ayera, dende an s’endrezará a o conchunto arqueolochico de Piedra Mora.

Mas información en a pachina de Facebook d’a Plataforma Loporzano SIN ganadería intensiva.

Read More

Caminando por Loporzano sin ganadería intensiva

La Plataforma Loporzano SIN ganadería intensiva organiza el domingo 10 de abril, una caminata por el territorio colindante a la localidad de Loporzano para darlo a conocer y explicar porque se oponen a la instalación de dos granjas de porcino en este lugar.

La actividad dará comienzo en la Ermita del Viñedo a las 11 de la mañana, y posteriormente se cruzará la carretera para recorrer el Camino Natural de la Hoya, que nos llevará a San Fertús. La excursión continuará hasta el núcleo de Ayera, desde donde se dirigirá al conjunto arqueológico de Piedra Mora.

Más información en la página de Facebook de la Plataforma Loporzano SIN ganadería intensiva.

Read More

Charrazo en Zaragoza: A sostenibilidat d’a ganadería

A ganadería ha moldeau mientras sieglos l’ecosistema en o qual vivimos, dica convertir-se en pieza clave d’o mesmo. Manimenos, l’auche en o zaguer sieglo d’a ganadería intensiva ha meso en periglo a integridat d’o paisache d’o nuestro arredol. L’aumento d’a ganadería industrial, dependient de farmacos y piensos transchenicos y kilometricos, y a desaparición d’a ganadería extensiva, que aduya a conservar a biodiversidat y a aprevenir incendios, han accelerau a degradación d’o medio que habitamos.

Ta charrar d’istes dos modelos de ganadería y analisar o suyo impacto en o nuestro día a día, Amigos d’a Tierra Aragón organiza la charrada “A sostenibilidad d’a ganadería” con Lucía López Marco, autora d’o blog Mallata.com. L’evento tendrá puesto o viernes 1 d’abril en La Pantera Rossa (c/ Santo Vicente de Paúl, 28. Zaragoza).

Read More

Charla en Zaragoza: La sostenibilidad de la ganadería

La ganadería ha moldeado durante siglos el ecosistema en el que vivimos, hasta convertirse en pieza clave del mismo. Sin embargo, el auge durante el último siglo de la ganadería intensiva ha ido poniendo en peligro la integridad del paisaje que nos rodea. El aumento de la ganadería industrial, dependiente de fármacos y piensos transgénicos y kilométricos,  y la desaparición de la ganadería extensiva, que ayuda a conservar la biodiversidad y a prevenir incendios, han acelerado la degradación del medio que habitamos.

Para hablar de estos dos modelos de ganadería y analizar su impacto en nuestro día a día, Amigos de la Tierra Aragón organiza la charla “La sostenibilidad de la ganadería” con Lucía López Marco, autora del blog Mallata.com. El evento tendrá lugar el viernes 1 de abril en La Pantera Rossa (c/ San Vicente de Paúl, 28. Zaragoza).

Read More

Mongolia, nomadas y conservacion

I hai puestos perdius en o mapa que una siempre ha soniau visitar. En o mío caso, dende que tiengo memoria he quiesto viachar a Mongolia. Habió d’estar por bell reportache d’a 2, d’ixes que veyemos solo que quatro frikis. Siga por lo que siga, Mongolia m’ha pareixiu siempre un paraiso, un mundo paralelo an que os humans continan desplazando-se-ne a o ritmo d’o bestiar en busca de pastos y an que a chent vive en harmonía con l’entorno, aprofitando lo que a tierra les da, y tornando-le a ista solament o que ameneste.

[cml_meya_alt itz='1199']Pastor nómada en Mongolia dirichindo a un grupo de caballos. (Fuent: Pixabay)[/cml_meya_alt]

Pastor nomada en Mongolia dirichindo a un grupo de caballos. (Fuent: Pixabay)

A muita chent le resulta extranyo que sonee con puyar-me a un caballo y cabalgar a o paso d’o rabanyo en un puesto perdiu, con chent que fa servir un idioma que desconoixco, que amontan y desmontan casa suya en busca d’alimento t’os suyos animals, que beben leit de reno y que charran con as alicas. Con lo facil que ha d’estar ir-se-ne ta Nueva York, emplir os livianos con l’aire griso que vierten os tubos d’escape, caminar entre os empentons d’a chent, sentir-se una fornigueta entre tanto rascaciels, minchar una hamburguesa de dubdosa procedencia acompanyada d’una coca-coda light (tamién de dubdosa procedencia) y tirar l’envase a o sulero como si estase un elemento mas d’o mobiliario urbán…

O caso ye que debo estar un bicho raro, y por ixo me fascinan Mongolia y a relación d’as suyas chents con o suyo ecosistema. Un día descubrié a os ninos rata d’Ulan-Bator y empecipié a veyer que aquell país d’ensuenyo, yera de vez un mundo de contrastes an que no tot ye perfecto.

Fa poco un amigo me pasó una noticia publicada por a ONG Survival en a quala se denunciaba a privación de cazar en a zona an que habitan os dukhas, un pueblo indichena de pastors nomadas d’a taiga de Mongolia, en declarar-se en 2013 aria protechida.

[cml_meya_alt itz='1198']Chamán dukha preparándo un ritual en o norte de Mongolia. (Fuent: Wikipedia)[/cml_meya_alt]

Chamán dukha preparando un ritual en o norte de Mongolia. (Fuent: Wikipedia)

S’estima que en l’actualidat i hai bells 500 dukhas, d’os quals, arredol de 200 continan estando cazadors – recolectors nomadas. Os dukhas viven en a taiga, en botigas de lona denominadas alaci y migran con os suyos renos, que les aduyan a tresladar-se y les proporcionan leit, pero que no sacrifican que en caso de necesidat extrema, u quan os animals son ta desvielle. Tamién recolectan trunfas y fruitos silvestres, y levan cheneracions cazando animals silvestres, seguindo, seguntes indica l’articlo de Survival “os suyos propios y estrictos regles que estableixen a cantidat d’animals que pueden cazar, asinas como quán y os puestos an pueden fer-lo. Istas normas guarencian que no se caza en exceso, sino solament acorde a las suyas necesidatz. A caza no ye ta ells solament una forma d’obtener virolla: ye una parte integral d’o suyo modo de vida”. Quan cazan, agradeixen y demandan sincusas a o esprito de l’animal por medio de rituals chamanicos, de vez que ofrendan parte d’a carne a o fuego, a la naturaleza y a os espritos antes de minchar-la.

[cml_meya_alt itz='1201']Nina dukha chugando chunto a un reno. (Fuent: Imgur)[/cml_meya_alt]

Nina dukha chugando chunto a un reno. (Fuent: Imgur)

Mientras sieglos, os dukhas han viviu en harmonía con o medio, vivindo d’a tierra y mirando-se de no sobreexplotar os recursos naturals, asegurando a suya existencia t’as cheneracions venideras. Por ixo, iste pueblo nativo de Mongolia no entiende porqué o gobierno les vieda la caza, restricción ista que altera de raso a suya forma de vida nomada y que les obliga a abandonar os suyos costumbres y tradicions; amás, a privación ye “en nombre d’a conservación”. Resulta paradoxal, quan si s’ha conservau ixe paisache ye en gran parte gracias a os dukhas.

Fa malagana, no puedo definir-lo de garra atra traza, como historias similars se repiten por totz os costaus por a incapacidat de dos partes a posar-se y dialogar ta aconseguir entender-se y desembolicar politicas chustas que embrequen a os achents locals y aconseguir conservar patrimonios unicos. Pareixe que l’administración contina sin entender que as cosas no se solucionan imposando, sino charrando, y que si no explican a os dukhas os motivos d’a privación de caza, y si no escuitan d’istes as conseqüencias que tiene ta ells ista decisión, nunca no trobarán una solución viable que satisfaiga a todas dos partes.

[cml_meya_alt itz='1200']Yurta d'una familia nómada en Mongolia (Fuent: Pixabay)[/cml_meya_alt]

Yurta d’una familia nomada en Mongolia (Fuent: Pixabay)

Me pregunto quan aconseguiré viachar ta Mongolia, y, mas que mas, qué habrá estau d’os dukhas quan i vaiga, continarán estando nomadas u los habrán convertiu ya en alcoolicos sedentarios?

Read More

Mongolia, nómadas y conservación

Hay lugares perdidos en el mapa que una siempre ha soñado visitar. En mi caso, desde que tengo recuerdo he querido viajar a Mongolia. Debió de ser por algún reportaje de la 2, de esos que vemos sólo cuatro frikis. Fuera por lo que fuere, Mongolia me ha parecido siempre un paraiso, un mundo paralelo donde los humanos se siguen desplazando al ritmo del ganado en busca de pastos y donde la gente vive en armonía con el entorno, aprovechando lo que la tierra les da, y devolviéndole a ésta sólo lo que necesita.

Pastor nómada en Mongolia dirigiendo a un grupo de caballos. (Fuente: Pixabay)

Pastor nómada en Mongolia dirigiendo a un grupo de caballos. (Fuente: Pixabay)

A mucha gente le resulta extraño el que sueñe con subirme a un caballo y cabalgar al paso del rebaño en mitad de la nada, con gente que utiliza un idioma que desconozco, que montan y desmontan su casa en busca de alimento para sus animales, que beben leche de reno y que hablan con las águilas. Con lo fácil que debe ser irse a Nueva York, llenar los pulmones con el aire gris que vierten los tubos de escape, andar entre los empujones de la gente, sentirse una hormiguita entre tanto rascacielos, comer una hamburguesa de dudosa procedencia acompañada de una coca-cola light (también de dudosa procedencia) y tirar el envase al suelo como si fuera un elemento más del mobiliario urbano…

El caso es que debo de ser un bicho raro, y por eso me fascinan Mongolia y la relación de sus gentes con su ecosistema. Un día descubrí a los niños rata de Ulan-Bator y empecé a ver que aquel país de ensueño, era a la vez un mundo de contrastes donde no todo es perfecto.

Hace poco un amigo me pasó una noticia publicada por la ONG Survival en la que se denunciaba la prohibición de cazar en la zona donde habitan los dukhas, un pueblo indígena de pastores nómadas de la taiga de Mongolia, al declararse en 2013 área protegida.

Chamán dukha preparando un ritual en el norte de Mongolia. (Fuente: Wikipedia)

Se estima que en la actualidad hay unos 500 dukhas, de los cuales, alrededor de 200 siguen siendo cazadores – recolectores nómadas. Los dukhas viven en la taiga, en tiendas de lona denominadas alaci y migran con sus renos, que les ayudan a trasladarse y les proporcionan leche, pero que sólo sacrifican en caso de necesidad extrema, o cuando los animales están para desvieje. También recolectan patatas y frutos silvestres, y llevan generaciones cazando animales silvestres, siguiendo, según indica el artículo de Survival “sus propias y estrictas reglas que establecen la cantidad de animales que pueden cazar, así como cuándo y los lugares donde pueden hacerlo. Estas normas garantizan que no se caza en exceso, sino únicamente acorde a sus necesidades. La caza no es para ellos sólo una forma de obtener comida: es una parte integral de su modo de vida”. Cuando cazan, agradecen y piden disculpas al espíritu del animal mediante rituales chamánicos, a la par que ofrendan parte de la carne al fuego, a la naturaleza y a los espíritus antes de comerla.

[cml_media_alt id='1201']Niña dukha jugando junto a un reno. (Fuente: Imgur)[/cml_media_alt]

Niña dukha jugando junto a un reno. (Fuente: Imgur)

Durante siglos, los dukhas han vivido en armonía con el medio, viviendo de la tierra y cuidándose de no sobreexplotar los recursos naturales, asegurando su existencia para las generaciones venideras. Por eso, este pueblo nativo de Mongolia no entiende porqué el gobierno les prohibe la caza, restricción esta que altera por completo su forma de vida nómada y que les obliga a abandonar sus costumbres y tradiciones; además, la prohibición es “en nombre de la conservación”. Resulta paradójico, cuando si se ha conservado ese paisaje es en gran parte gracias a los dukhas.

Da rabia, no puedo definirlo de otra manera, como historias similares se repiten por todo el mundo por la incapacidad de dos partes a sentarse y dialogar para conseguir entenderse y desarrollar políticas justas que impliquen a los agentes locales y conseguir conservar patrimonios únicos. Parece que la administración sigue sin entender que las cosas no se solucionan imponiendo, sino dialogando, y que si no explican a los dukhas los motivos de la prohibición de caza, y si no escuchan de estos las consecuencias que tiene para ellos esta privación, jamás encontrarán una solución viable que satisfaga a ambas partes.

[cml_media_alt id='1200']Yurta de una familia nómada en Mongolia (Fuente: Pixabay)[/cml_media_alt]

Yurta de una familia nómada en Mongolia (Fuente: Pixabay)

Me pregunto cuando conseguiré viajar a Mongolia, y, sobretodo, qué habrá sido de los dukhas cuando vaya, ¿seguirán siendo nómadas o los habrán convertido ya en alcohólicos sedentarios?

Read More

Que i plega o lupo!

Articlo publicau o 10 d’aviento de 2015 en El diario.es Cantabria.

Una vez un ganadero d’a Vall de Boí (Lérida) me contó que l’heban convidau a un debat d’a televisión catalana sobre a reintroducción de l’onso. En un momento dau ell dició: “Queretz onso en os Pireneus? Pus yo tiburón blanco en a Barceloneta”.

Reconoixco que siempre he esfendiu a biodiversidat, porque no entiendo a cadena si falta un d’os eslabons, y, por tanto, esfiendo a reintroducción (bien feita) de l’onso y a presencia d’atras especies de fauna salvache como lo lupo. Pero tamién he de confesar que aquell charrazo, fa ya quantos anyos, m’ubrió os uellos y me fació veyer que i hai atros factors que afectan a ixa parella en eterna crisi que forman a ganadería y a fauna salvachina.

Advierto ya, dende o prencipio, que no tiengo una formula machica que solucione o problema. No la tiengo yo, ni creigo que la tienga dengún, pero sí considero que hemos d’estar conscients que as cosas no son blancas ni negras, y que cal saber quitar-le partiu a o griso.

A verdat ye que ta una parte d’a sociedat, que a ormino no vive en o meyo rural, a fauna salvache resulta un atractivo, mientres que gran parte d’a chent que se dedica a la ganadería veye a l’onso, a o lupo, y mesmo agora tamién a os buitres, como un periglo. Ye verdat, que a presencia d’istas especies causa baixas a o bestiar y que as indemnizacions no compensan, porque una cantidat economica nunca no compensa quan se tracta de substituir a animals que ya yeran criaus y acostumbraus.

Manimenos, tamién ye verdat que os pastors siempre han conviviu con a fauna silvestre y han buscau ferramientas ta protecher-se d’ella. Me lo diciba, poco tiempo dimpués d’aquella charrada con o mesache d’os onsos y os tiburons blancos, unatro ganadero, prou mayor, ista vez d’o Pireneu Aragonés, que aseguraba que o problema no yera l’onso, sino l’haber perdiu o costumbre d’estar con os animals en puerto, en cuenta de deixar-los solencos, de tener mostins que esfendesen a o rabanyo…

Os lupos enristen a o bestiar, sí. Pero tamién aduyan a regular as poblacions d’atras especies de l’ecosistema, y, en regular a istas, reducen a incidencia de bellas malotías d’as qualas ditas especies son reservorios y que afectan a la ganadería como, por eixemplo, a tuberculosis. A fauna salvachina ye astí, a cosa ye, ya que i ye, por qué no quitar beneficio d’ella?

Ye o caso d’o queso Pé Descaous (Piet descalzo, nombre con o qual s’apoda a l’onso en a zona de Béarn), d’o Pirineo Francés, caracteristico porque leva sellau un macelo d’onso. A iniciativa de comercializar iste queso naixió d’a union d’un grupo de ganaders (Les Bergers du Haut Béarn), una asociación d’esfensa de l’onso pardo (FIEP Groupe Ours Pyrénées) y a ONG conservacionista WWF Francia, con l’obchectivo de lanzar o mensache de que “si desapareixen os pastors, desapareixerá l’onso”.[cml_meya_alt itz='1061']PE_DESCAOUS_1[/cml_meya_alt]

Y o mensache cala entre turistas y locals, que compran o queso porque comprenden que protecher a l’onso ye protecher a biodiversidat d’a zona, ya que l’onso ye una “especie batiauguas”, isto ye, en protecher-la, se proteche de forma indirecta a muitas atras especies que forman parte d’o suyo habitat, y por tanto, se conserva ixe paisache; y que ta conservar a l’onso y a o paisache, amenesten debant de tot mantener a ganadería.

A presencia d’o lupo ye resultando polemica no solo que en Cantabria, sino tamién en Castiella y Leyón y Galicia. Manimenos, entre tanta batida amaneixen experiencias positivas como la d’a ganadería ecolochica gallega Casa Grande Xanceda, an que decidioron meter fin a las enrestidas d’o lupo con somers y mostins, dau que os somers detectan a presencia d’istes y meten en alerta a os mostins, que protechen a o bestiar.

En ista torre transforman ells mesmos a suya leit en queso y yogurs, y fan servir como reclamo publicitario a suya esfensa en a protección d’o meyo ambient por meyo d’iniciativas como conservar una especie en periglo d’extinción, como o somero, una raza tamién en periglo, como ye o mostín, y o saber convivir con o lupo, tres razons que convencen a os suyos clients, caracterizaus, mas que mas, por estar concienciaus con a ecolochía.

Por tanto, ye necesario que a sociedat urbana escuite a la rural y s’amane a os espantos d’ista ent’a fauna silvestre. Pero tamién ye necesario entender que esfender a figura d’o lupo ye esfender a o ganadero, a tantas atras especies y un paisache. En un sistema que esfiende cada vez mas a ganadería intensiva, ye crucial saber quitar-le o maximo partiu a o meyo y entender que a fauna ye o millor marketing.

Tamién ye necesario mantener as aduyas a la ganadería, pero a cambeo de protección y vichilancia d’os rabanyos, amás de empentar a ran oficial a valorización d’aquells productos elaboraus en zonas con presencia d’especies de fauna salvachina, trucando lo ficacio d’a población sobre a importancia d’emparar bellas actividatz socioeconomicas ta conservar o paisache local.

En resumen, fuigamos d’o negro, estando conscients de que mica no ye blanco, pero quitando o maximo partiu a o griso ta que quan i plegue o lupo, en cuentas de pretar a correr, tiengamos una sincusa ta continar.

Read More

¡Que viene el lobo!

Artículo publicado el 10 de diciembre de 2015 en El diario.es Cantabria.

U

Una vez un ganadero de La Vall de Boí (Lérida) me contó que lo habían invitado a un debate de la televisión catalana sobre la reintroducción del oso. En un momento dado él dijo: “¿Queréis oso en los Pirineos? Pues yo tiburón blanco en La Barceloneta”. (más…)

Read More
Hola, usamos cookies. :)    Más información
Privacidad