Category: Medio rural

mapa iniciativas mujeres

Mapa de iniciativas impulsadas por mujeres rurales

Tras mucho tiempo recopilando datos, por fin ve la luz este mapa de iniciativas impulsadas por mujeres en el medio rural. El mapa, elaborado por Mallata.com, incluye en el momento de su lanzamiento 100 iniciativas en España y 10 de otros países en Europa y el Mediterráneo de diversa índole. Todos los datos incluidos han sido recopilados en la red, y cualquier persona puede colaborar aportando nuevas iniciativas rellenando el siguiente formulario: http://bit.ly/iniciativasmujeresmallata.

El objetivo de este mapa es dar visibilidad a las iniciativas impulsadas por mujeres rurales, dar ideas y motivar a mujeres que viven en el medio rural o que se plantean irse a vivir al medio rural, y crear red. La idea del mapa surge tras dar varias charlas sobre mujeres rurales en las que se vio que lo que más interesaba a éstas era conocer iniciativas que estaban llevando a cabo otras mujeres en otros lugares, hecho que las animaba a emprender o a crear redes con mujeres de sus territorios.

Las iniciativas vienen marcadas con diferentes símbolos según su tipología, tal y como se indica en la siguiente tabla:

 

 

Read More
sdr_vivi

La COVID 19: ¿Una oportunidad para el resurgir del medio rural?

Artículo publicado en el número 41 de la Revista Zimbeler de Castillazuelo.

Parece una película de ciencia ficción, de esas que echan después de comer en la televisión los fines de semana, y que yo siempre me empeño en quitar. Y sin embargo ¡es tan real! Ahora, que parece que todo va siendo, poco a poco, como antes, que podemos visitar a familiares, pasar el día en otro municipio, e incluso tomar algo en el bar; parece que todo lo que hemos vivido es como un mal sueño. Un recuerdo raro de algo que a veces dudo si ha sido real o si es que una peli de esas que os digo que nunca quiero ver, pero que al final he visto mientras me quedo dormida en el sofá y mi mente, en sueños, ha seguido con la trama.

Aunque si lo pensamos, pocas cosas son como antes: llevamos mascarilla a todas horas, no pensamos en irnos de vacaciones a ningún sitio más allá de Ordesa, ni de bañarnos en ninguna playa que no sea la orilla del Alcanadre. Teletrabajamos como hecho normal e instaurado. Los niños corren a sus anchas durante las videoconferencias, y los sanitarios nos atienden por teléfono. Muchas cosas han cambiado, ¿pero volveremos a lo de siempre o se llenarán los pueblos de chimeneas que humean?

No lo se. Por un lado, me gusta creer que nada será como antes, y me refugio en hechos acontecidos durante este tiempo, y que antes de la COVID19, eran solo un sueño. Como que durante la pandemia hayan aumentado las búsquedas de casas en zonas ruralesen los sitios web especializados en encontrar vivienda, mientras que han disminuido las de las ciudades. Sin duda, un hecho alentado principalmente por tres razones: la sensación de libertad, la sensación de seguridad y el teletrabajo.

En estos meses, hemos vivido cómo en los núcleos rurales se permitía pasear durante más tiempo que en las urbes, además de que se podían recorrer distancias más largas, con mejores vistas que las que se puedan tener de una ciudad. La Covid19 ha hecho ver a muchas personas que los grandes edificios, en situación de confinamiento, se asemejan mucho a los barrotes de una cárcel.

Además, el número de casos de COVID’19 ha sido generalmente menor, y es también más fácil mantener la distancia de seguridad. De hecho, es muy probable que los colegios rurales agrupados sean de los pocos que puedan cumplir con el distanciamiento que exigen las autoridades sanitarias.

Y otro motivo indiscutible que ha hecho que mucha gente se plantee irse a vivir a un pueblo, es el teletrabajo. De repente, casi cualquier trabajo actual puede desarrollarse desde cualquier lugar del mundo; lo que sin duda abre un sinfín de oportunidades al medio rural. También hemos sido conscientes de la necesidad de impulsar otro sistema de producción –especialmente agroalimentaria- No podemos depender tanto del exterior, ni de que los supermercados hinchen los precios aprovechándose de la situación. Necesitamos alimentos de proximidad, que no vengan de una bolsa de plástico, sino de las manos y el sudor de personas con nombres y apellidos Necesitamos un Biocastillazuelo –mínimo- en cada pueblo.

Sin embargo, a la hora de repartir subvenciones sigue siendo el requisito básico la densidad de población. Las decisiones se toman desde sofás en las capitales, y hasta las capitales de CCAA pasan a menudo desapercibidas para quienes están en un despacho en Madrid.Pero mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo[1], así que ojalá esta crisis sea una oportunidad para no olvidar y para llenar de vida nuestros pueblos. Ojalá ese sueño de ciencia ficción de que la gente vuelva al medio rural, se convierta en realidad.

[1] Cita de Eduardo Galeano

Read More
soria-107562_1280

La ‘España Vaciada’ se estructura

Más de un centenar de participantes se han reunido telemáticamente en la cita de la España Vaciada ‘Jaén Virtual 2020’, un encuentro masivo de 140 plataformas ciudadanas de una veintena de provincias españolas que se consideran históricamente agraviadas y ninguneadas por parte de las instituciones y sin distinción de siglas.

En el encuentro se ha definido cómo trabajar colaborativamente un documento en el que plantearán un modelo de desarrollo que necesita España para avanzar hacia el reequilibrio territorial. Se ha fraguado una estructura operativa que se concreta en ocho mesas de trabajo, con áreas definidas, para un fin común que persigue objetivos para el consenso nacional de un Pacto de Estado para el reequilibrio territorial y la repoblación de esa ‘España Vaciada’ (EVA) cuyo concepto han conseguido que ya esté presente en la agenda de todos los grupos políticos españoles, tras el éxito de la macro manifestación que tuvo lugar en Madrid en marzo de 2019. Allí se reunieron cerca de 100.000 personas desplazadas desde esa España que sufre una grave sangría poblacional originada por la pérdida de oportunidades generada de la falta de inversiones, la ausencia y desmantelamiento de infraestructuras y la merma progresiva de servicios, lo que está abocando al vaciamiento poblacional porque sus habitantes se ven forzados a emigrar fuera de su tierra”, manifiestan desde la coordinadora de la España Vaciada.

Pasar de las palabras a los hechos para afrontar el desequilibrio territorial

En la Comisión de Reconstrucción del país se está escuchando a muchos comparecientes la necesidad de solucionar el problema del equilibrio territorial y la despoblación, y a los diputados expresar estar de acuerdo, por ello desde la coordinadora de la España Vaciada plantean que “es necesario pasar de las palabras a los hechos”. En este mismo mes el Congreso de los Diputados va a ver una interpelación urgente al Gobierno del diputado de ‘Teruel Existe’, Tomás Guitarte, en este sentido y que va a dar voz común a este problema del hartazgo social existente en la denominada ‘España Vaciada’. De hecho, algunos representantes de la coordinadora de la EVA (España Vaciada) se han planteado solicitar asistir a la tribuna de invitados del hemiciclo. Y es que, las plataformas ciudadanas son conscientes de que la nueva financiación europea que está por llegar para lo que se ha denominado como la “reconstrucción” de España tras la crisis económica del COVID-19, es el momento para meter de lleno la problemática de infradesarrollo y abandono de que es objeto esta España Vaciada. Las plataformas consideran que hay que encajar ahí la pieza angular para afrontar el reto demográfico que afecta a sus territorios y entienden que ya es el momento de esta España que lucha por algo tan básico como su supervivencia y puesto que se le vienen restando derechos y oportunidades desde hace lustros. La situación insostenible tiene su causa en las políticas que sistemáticamente se vienen desarrollando y es lo que para las plataformas ha derivado en una ‘España a varias velocidades’, donde los intercambios de cromos políticos hacen que una parte del país crezca y se desarrolle a costa de restarle oportunidades a otra que decrece y sufre cifras insoportables de paro hasta provocar la sangría poblacional. Precisamente esa es la punta de lanza para que más de un centenar de plataformas se hayan unido para reivindicar sus territorios como parte esencial de una España de conjunto, “por lo que estamos clamando por un nuevo modelo de desarrollo que se ha de basar en el reequilibrio territorial y poblacional, nada menos que uno de los principales mandamientos que pone Europa a los países miembros y que España lleva incumpliendo décadas. Estamos pidiendo a la clase política que mire más allá de sus siglas y que cada diputado/a defienda los intereses del territorio por el que es elegido y en interés del bien general”, recuerda la coordinadora general de las plataformas tras los acuerdos adoptados en la cita virtual de Jaén.

Read More
aularumiantes

Charla online gratuita “Ganadería extensiva, paisaje y cultura”

El, viernes 8 de mayo, a las 17 horas, tendrá lugar la charla “Ganadería extensiva, paisaje y cultura”. Se trata del segundo seminario online organizado por el alumnado del Aula de Pequeños Rumiantes de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba.

La actividad es abierta al público general, online y gratuita, previa inscripción mandando un correo electrónico a auladelosrumiantes@gmail.com 🙂

Read More
instagram (6)

¿Por dónde pasa la carne que comemos?

Artículo publicado originalmente el 27 de abril en Eldiario.es Aragón

En estos días de pandemias y encierros, en los que se habla mucho de paseos, de habría que haber hecho tal y cómo pueden estar haciendo cual, de teorías conspiranoicas y memes; me llama mucho la atención que no se esté hablando nada de la carne que comemos.

Es llamativo, sobre todo porque, al margen de teorías conspiranoicas de que nadie sabe de cómo se infectó de COVID-19 el primer humano que albergó el virus, lo que sí se sabe es que es un virus de origen animal.

Son muchas las enfermedades zoonóticas (nombre que reciben las enfermedades que han pasado de otras especies animales a la humana) que están causando estragos a nivel mundial: el SIDA, la tuberculosis, el zika, la fiebre amarilla, entre muchas otras. ¡Y, sin embargo, sabemos tan poco de la carne que comemos!

Realmente, cuando los consumidores compran la carne en el supermercado, no saben por cuántos lugares (¡incluso países!) ha pasado un lomo de cerdo desde que se concibió al animal (aún son menos los que siquiera se preguntan de dónde procedía el esperma que fecundó a aquella cerda porque, no, no fue monta natural), hasta que nos encontramos el filete en bandeja en un supermercado. De hecho, en la publicidad nos dicen que la carne de cerdo es blanca, cuando en realidad es roja, y nos lo creemos sin cuestionarlo, sin embargo, se cuestiona continuamente todo tipo de noticias que salen en los medios, empezando por cómo llegó el COVID19 del murciélago al humano.

No sabemos dónde, pero tampoco cómo se cría, ni cómo ni donde se sacrifica.

Esta crisis, sin embargo, sí que ha hecho saltar un par de noticias en la prensa (local). Por un lado, se ha hablado (aunque muy poco) de la situación por la que están pasando muchas ganaderías familiares, esas de las que sabemos dónde nace el cordero y podemos seguir fácilmente su trazabilidad hasta el matadero porque, a menudo, todo sucede en la misma granja y el sacrificio se lleva a cabo en un matadero cercano (siempre y cuando se haya conseguido mantener abierto el matadero comarca, tarea de titanes desde que llegó la crisis de 2008 y alguien consideró que los mataderos no eran tan esenciales). El problema es que las grandes superficies (donde compra la mayoría de la población) buscan grandes proveedores, así que esas familias, que todos los veranos suben sus animales a puerto manteniendo unos paisajes que han sido declarados Parques Nacionales y Parques Naturales, y que durante todo el año son quienes limpian nuestros montes y son los que verdaderamente previenen de incendios, difícilmente pueden suministrar sus productos a esas superficies, que además no están dispuestas a pagar el precio justo que esas familias merecen. Así que si ya en una situación normal lo tienen difícil, imaginaros ahora, con la hostelería cerrada y un alto porcentaje de población a la que no se le ocurre comprar cordero o cabrito para comer -¡cómo si fuera tan difícil cocinar unas costillas!-. No hablemos ya de comer buey o ternera criada en extensivo…

El caso es que el precio de la carne de ternera se marca para toda España en Binéfar. ¿Casualidad? En absoluto, Binéfar es el epicentro de la ganadería industrial en España y la gran mayoría de la ternera que acaba en nuestros platos, procede de cebaderos intensivos de la Franja o del Valle del Ebro. También concentra un gran número de explotaciones de porcino industrial (Huesca y Lleida se llevan la palma de macroexplotaciones de porcino), así que no es de extrañar que Binéfar, con sus alrededor de 9500 habitantes cuente con dos macromataderos, el segundo de ellos, LiteraMeat, abierto hace menos de un año y perteneciente al Grupo Pini, cuyo propietario el año pasado fue arrestado por la policía húngara acusado de fraude fiscal y, además tuvo que pagar 25 millones de euros en Polonia para evitar la cárcel.

Según señala LiteraMeat en su página web, este macromatadero sacrifica 160.000 animales a la semana. También anuncian que han creado 1600 puestos de empleo aunque, según ha señalado un delegado sindical de la planta a Eldiario.es Aragón, esta empresa “se ha puesto como ejemplo contra la despoblación, cuando el 80% de los contratos son eventuales de gente que se desplaza a diario”.

Resulta que Binéfar, el epicentro cárnico español, es hoy noticia por ser uno de los principales focos de COVID-19 en la provincia de Huesca, lo que ha llevado al presidente de Aragón, Javier Lambán, a declarar que “los dos mataderos de Binéfar centran la atención prioritaria del Departamento de Sanidad y se van a tomar todas las medidas a nuestro alcance para aislar a los contagios. Se procurará mantener la actividad sin ningún tipo de riesgo”. Atención al verbo, Lambán dice que se procurará, no que se pueda garantizar…

Roberto Núñez, delegado sindical en LiteraMeat, ha asegurado a Eldiario.es Aragón que “el 17 de marzo me presenté a trabajar y ya había rumores de que un compañero se había contagiado” y también ha compartido con este diario que “ya antes de la crisis no se cumplían las medidas de seguridad e higiene”…

Y, mientras tanto, hay gente produciendo carne sana, segura y que cuida el medio ambiente, que cada día se ve más cerca de tener que cerrar las puertas de su granja por no poder vender sus productos; mientras la gran mayoría de la población consume a diario carne de dudosa procedencia y que lleva toda la cuarentena sin cumplirse las medidas de seguridad e higiene que exige la situación actual en el que hoy es uno de los principales focos de contagio en Aragón del virus de origen zoonótico COVID-19. ¿Nos preguntaremos ahora de dónde viene y por dónde pasa la carne que comemos?

Read More
dia de Aragón-01

Aragón, tierra de pastores

Artículo escrito originalmente en aragonés y publicado el 23 de abril de 2020, con motivo del Día de Aragón, en Eldiario.es Aragón

Se oye un grito a lo lejos. ¿Será San Jorge? ¿Será el dragón? ¿Será la princesa escapando de los dos? O, tal vez, sea el oso que, despierto de su largo letargo, y sin ruidos humanos que lo asusten, baja y baja tratando de encontrar algo que comer.

Tal vez hayamos perdido ya todos nuestros dioses y nuestras leyendas, y no nos queden ya San Jorges que nos vengan a salvar.

Tal vez nos hayamos convertido en otra especie. Puede ser que hayamos desevolucionado y nos hayamos convertido en un ser individualista que no tiene pasado, ni futuro. Que no siente, que no vive.

Nos hemos convertido en unos cuerpos desgarrados,
en unos pies desterrados que caminan sin rumbo hacia ese horizonte donde muere la tierra.

Dejamos que la maleza ocultase la cruz que había en el saso, y nos encerramos en un ecosistema de edificios desmembrados donde olvidamos la sombra de la sabina, el olor del rebaño, el baile de los alimoches.

Dime, ¿dónde quedan ahora todas las historias que antes se escapaban con el humo de las chimeneas?

Quizás estén enterradas bajo las losas de una casa caída… ¿Cuántas leyendas se habrán perdido? ¿Cuántas se habrán quedado sin contar? ¿Qué habrá sido de esa raza de mujeres y hombres que un día marcaron su ley allá donde la distancia es el monte y al cielo se le trata de tú a tú?

Ese país de nobleza pastoril y cielo azulado continúa vivo, pero nos hemos olvidado de él. Nuestros pastores y pastoras se han convertido en una especie en peligro de extinción. En un edelweiss cada vez más difícil de encontrar y que parece que ya solo intentan proteger las ONGs conservacionistas, pero sin escucharles mucho. Como si existiera su figura pero no tuvieran voz.

Nosotros también nos hemos olvidado de ellos. Comprando productos sin mirar de donde proceden, y sin importarnos mucho. ¿En cuántas casas harán hoy ternasco para comer? ¿Cuánta gente se parará a pensar que ese ternasco ha sido criado por unos pastores que dan vida a nuestros ecosistemas y que a cambio reciben un precio injusto? Que esos pastores y pastoras han conservado durante siglos nuestros paisajes, nuestras leyendas, nuestras palabras…

Hoy celebramos San Jorge,
Sin libro, ni flor,
Sin amigos, ni lanzón
Y en vez de bandera,
Un crespón oscuro en el balcón.

Y mientras soñamos con volvernos hiedra y trepar por las ventanas. Saltar a la calle y sentir el río, nuestros pastores y pastoras surcan libres los campos que dan vida a nuestros paisajes.

Imagen: Pilar Serrano

Read More
manzana

La Delegación del Gobierno en Aragón autoriza salidas al huerto en casos concretos

Tras varias semanas de incertidumbre sobre la permisión o no de atender los huertos de autoconsumo tras la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020 de estado de alarma, y tras el manifiesto de Aragón Hacia la Soberanía Alimentaria, secundado por 30 Ayuntamientos y 189 entidades y colectivos,  solicitando el permiso para la ciudadanía para poder acceder a los huertos de autoconsumo, la Delegación del Gobierno en Aragón ha informado en un comunicado de que “el desplazamiento para el cuidado o la recolección de huertos particulares o de
autoconsumo no tiene la consideración de actividad incursa en ninguno de los casos contemplados” en el artículo 7.1 en el que se autoriza la circulación por las vías de uso público en casos determinados.

La Delegación del Gobierno ha concretado que en Aragón solo está permitido acudir al huerto en los siguientes supuestos:
• Cuidado y alimentación de animales al considerarse causa de fuerza mayor a los efectos de su inclusión en los supuestos autorizados,  previstos en el artículo 7.1 g) del Real Decreto
• El cuidado o recolección de huertos de autoconsumo sólo se puede considerar autorizado de manera excepcional en aquellos casos en los que, en atención a la situación socioeconómica del interesado, el consumo del producto de los mismos resulte imprescindible para atender a su subsistencia

Por otro lado, el comunicado señala que “la realización de estas actividades cuando sea posible dentro de las salvedades, se realizarán dentro del mismo término municipal, de manera individual, sin interactuar con otros usuarios que puedan estar realizando tareas de la misma naturaleza en fincas o parcelas colindantes. Además, la duración de la permanencia en estas explotaciones será la mínima indispensable y únicamente para realizar tareas exclusivamente agrícolas, teniendo que cumplir con las normas establecidas para la protección de la salud y la seguridad de los ciudadanos. En cualquier caso no está permitido el acceso a huertas ubicadas en segundas residencias”.

La decisión no ha gustado a los usuarios que no han tardado en compartir memes en las redes sociales.

Read More
instagram

Feliz Día d’a Luita labradora

Totz os 17 d’abril se celebra o día d’a luita labradora en homenache a todas aquellas personas que treballan y esfienden a tierra, a sobiranía alimentaria y cudian d’a naturaleza, as simients y razas locals y l’augua. O motivo d’ista calendata ye en homenache a 19 labradors d’o Movimiento Sin Tierra que estioron asasinaus o 17 d’abril en o Dorado dos Carajas, Brasil, por a policía militar d’o estau de Pará, y qualos asesinos a día de hue siguen impunes. Aquell asesinato conmocionó a lo mundo y, pa que a suya muerte no se xublidase y para visibilizar a suya luita y a de tantas personas por a sobiranía alimentaria, se declaró o 17 d’abril como o Día d’a Luita Labradora.

Por qui han dau a suya vida en esfensa d’a sobiranía alimentaria, y por todas as personas que dan vida a la tierra, celebremos o Día de la Luita labradora.

Read More
instagram (1)

Feliz Día de la Lucha Campesina, Feliz Día de la Lucha Labradora

Cada 17 de abril se celebra el día de lucha campesina en homenaje a todas aquellas personas que trabajan y defienden la tierra, la soberanía alimentaria y cuidan de la naturaleza, las semillas y razas locales y el agua. El motivo de esta fecha es en homenaje a 19 campesinos del Movimiento Sin Tierra que fueron asesinados el 17 de abril en el Dorado dos Carajas, Brasil por la policía militar del estado de Pará, y cuyos asesinos a día de hoy siguen impunes. Aquel asesinato conmocionó al planeta y, para que su muerte no fuera en vano y para visibilizar su lucha y la de tantas personas por la soberanía alimentaria, se declaró el 17 de abril como el Día de la Lucha Campesina.

Sin embargo, la palabra “campesino/a”, no resulta familiar en la mitad norte de la Península Ibérica, donde la palabra empleada sería labrador/a o sus variantes en otras lenguas ibéricas (labrego/a, llaurador/a, etc…).

Por quienes han dado su vida en defensa de la soberanía alimentaria, y por todas las personas que dan vida a la tierra, celebremos el Día de la Lucha campesina, el Día de la Lucha labradora.

Read More
8M

Por un feminismu d’hermanes de tierra: Manifiestu 2020 poles muyeres rurales

Esti marzu nun nos traxo la primavera; yá lleva asomando dende iviernu demasiao pronto. La falta d’agües y l’emerxencia climática na que mos atopamos faen más que necesario nomar la crisis ecolóxica y climática. Actuar, ser conscientes de la tierra que triamos, d’esos árboles que s’ensuguen per primer vegada pola seca pero entá asina siguen acoveciendo ñeros y curiando col so propiu cuerpu a les nueves críes. Cosirando, como esa pallabra tan guapa del aragonés qu’implica tar pindiu, mirar, dar una vuelta pa comprobar cómo tán el güertu, los animales, los demás. Cosirar, curiar, querer.

Hermana,

nós

tamién somos asina.

Y venimos d’esto. Somos ñetes, fíes, sobrines, hermanes, madres… de tantes y tantes muyeres que nun tuvieron opción de decidir y quedaron a la solombra. Nel aveséu, fuera de l’atención y de la lluz, cargando con una mochila enorme y pesada de cuidos, xeres doméstiques, campu, güerta, animales, fíos, hermanos… ensin recibir nada a cambéu, coles manes abiertes y sedaes de trabayar dempués de dar toa una vida pa los demás que nun esiste pa munchos nin se tien en cuenta, porque nun se valora nin se remunera como habría facese. Somos les cañes d’eses muyeres árbol que caltuvieron les cases de los nuesos campos y los nuesos pueblos colos sos mesmos cuerpos, y que güei malllamen muyeres touterrén y heroínes del rural pa despintar una situación pergrave de machismu y desigualdá.

Muyeres invisibles, nos márxenes, a les que munches vegaes nun tenemos en cuenta nes nueses lluches ensin empatizar colos sos tiempos y los sos ritmos… Muyeres a les que creemos hermanes de tolos feminismos, diverses… y que precisamos reivindicar non solo nos nuesos pueblos, sinón tamién nes ciudaes, una y bones el machismu y la desigualdá ye una infección qu’algama tolos estratos de la nuesa sociedá. Güei queremos reivindicales. Pensar n’elles. Nomales. Por toes aquelles que tuvieron que dexar la so casa a encomalo por un banzáu o una repoblación forestal. Por aquelles que tuvieron que colar fuera del so pueblu y trabayar na ciudá como sirvientes, cocineres, llimpiadores, camareres, ñeñeres, operadores de fábrica… Por toles muyeres que siguieron curiando dende la distancia a los suyos, llevantando un territoriu qu’enxamás les nomó nin recordáu como merecen. Por aquelles que yá nun tán y nin siquier pudieron volver. Por toles que siguen emigrando pa buscar les oportunidaes o los servicios que nun atopen nos sos pueblos.

Por toes.

Por toles que caltienen viva a esta España balerada que tantu resona nos medios y que siguen cargando cola mesma carga de cuidos nos nuesos medios rurales ensin los mesmos drechos nin servicios básicos que n’otros puntos del país. Son elles; somos nós, convertíes en ciudadanes de segunda, les que curiamos lo que l’Estáu escaez, lo que l’Estáu mos quita. Y queremos que l’Alministración nun piense namás en satisfaer les demandes de les ciudaes, porque nós tamién precisamos servicios básicos. Queremos poder decidir si colar o quedar. Queremos soberanía alimentaria, ganadería estensiva y agroecología. Queremos crear comunidaes, calteneles, ayudar siempres les unes a les otres. Sentinos reconocíes y sofitaes.

Hermana,

esti sudu qu’heredemos y cargamos ye invisible,

pero ta presente en cada güerta,

en cada casa,

en cada escuela,

na mesma tierra.

Estes manes, que naide ve y naide asela. Estes manes que trabayen la tierra, curien a los pequeños y a los vieyos, mecen el trubiecu, dan de comer, curien de los animales y de les güertes Estes manes enllenes d’hestories, tradiciones, oficios y pallabres heredaes al traviés de la voz. Una voz viva que si nun curiamos va morrer coles nueses antepasaes.

Estes manes que nun tuvieron opción y de les que nunca s’esmolecieron, y siguieron con too y con eso texendo territoriu, families, comunidaes y pueblos.

Estes manes que se ruempen en silenciu y ensin protestar detrás de la barra del chigre, qu’escuenden les dures condiciones de el mariscadores, que saben de la triple discriminación de les nueses hermanes migrantes xornaleres, que conocen la precariedá d’aquelles a quien les sos families escaecieron en dalgún llugar, y que quieren acompañar y dar abellu tamién güei a les nueses hermanes trans. Estes manes que tán abiertes pa recibir ya integrar a toles persones nueves que vienen vivir a los nuesos pueblos.

Güei, munches muyeres del nuesu mediu rural nun van poder participar nos actos qu’hai preparaos porque nun tienen opción nin ayuda posible: solo la de quedase en casa o nel campu y curiar. Por elles, pola so ausencia, por toles inxusticies que traxeron siempres arrecostines nes sos manos, por tolo que fixeron por nós; güei queremos glayar, denunciar la so situación, homenaxales, dici-yos que tamos equí coles manes y la voz dispuestes. Tamos equí. Nun tais soles. Queremos dicivos que somos tamién lluriga, un abelugu, una rede: como les oveyes cuando fai calor, que s’arrexunten y protexen les sos cabeces les unes debaxo de les otres. Equí tamos, hermanes.

Equí tamos pa ser fatáu. Un fatáu infinito y diverso.

Pa cosirar les unes de les otres.

Porque yá tamos fartes de que digan de que la nuesa tierra ta vacida, hai munches manos invisibles de muyeres que la caltuvieron y caltener vivu.

Por un feminismu de toes,

por un feminismu d’hermanes que curien.

Por un feminismu d’hermanes de tierra.

***

Puedes xuntate al nuesu manifiestu equí. Somos fatáu. Xuntes, meyor.

***

Traducíu por Iniciativa pol Asturianu.

La ilustración ye de Pilar Serrano. Podéis descargala pa imprimila equí.

Anguaño les amigues de Dote comparten con nós la Xota de la Fuelga por que la cantemos toes xuntes.

(Esti Manifiestu foi escritu por María Sánchez y Lucía López Marco. Gracies a los conseyos y anotaciones d’Elena Medel. Y a tantes que fixistis llegar les vueses aportaciones.)

A lo llargo del día van xubir a esta entrada’l manifiestu en toles llingües del nuesu territoriu.

Read More
Hola, usamos cookies. :)    Más información
Privacidad