Category: Soberanía Alimentaria

III Feria de la fruta Valle del Manubles

El próximo domingo 29 de septiembre se celebra la tercera edición de la Feria de la fruta del Valle del Manubles, que este año se celebrará en la localidad zaragozana de Moros. Un año más la feria va acompañada de la Jornada Técnica del Valle del Río Manubles, que en esta edición, como novedad, se celebrará en un día diferente de la Feria, teniendo lugar el sábado 28 de septiembre.

El valle del río Manubles es un lugar en el que el trabajo colectivo y la innovación social están poniendo los mimbres de un futuro mejor. La unión de los pueblos del valle en torno a la producción agraria de calidad, a través de la creación de la Asociación de Productores del Valle del Río Manubles, es un paso sólido para avanzar hacia el reconocimiento de la calidad de nuestra fruta. Apuesta que no puede ir separada de la necesidad de buscar soluciones a las heladas que, agravadas por el cambio climático, suponen una importante dificultad productiva que debe ser tenida en cuenta cuando se habla de Fruta de Montaña.
Se ha diseñado este programa pensando precisamente en el objetivo de calidad, pero sin olvidar que las dificultades productivas son muchas. Las gentes del Manubles esperan que tanto los profesionales de la fruticultura, como las personas interesada en consumir mejores productos y apoyar al agricultor, encuentren en este desconocido valle zaragozano la excusa perfecta para visitarlo, para conocer las inquietudes de sus habitantes y, sobre todo y pese a las heladas de este año, degustar su fruta.

Podéis encontrar el programa tanto de la III Feria de la fruta del Valle de Manubles, como de la III Jornada Técnica del Valle del Río Manubles aquí.

Read More

Haciendo camino ‘A vecinal’

Voy paseando, escuchando mis pies chocando con la tierra, cuando, de repente, una hilera perfecta de hormigas, se presenta ante mí. Siempre me han fascinado. A veces, me siento a verlas pasar hasta que pierdo la noción del tiempo. Si un obstáculo aparece en su camino, tras un espacio de tiempo -a menudo inferior a un segundo-, lo sortearán para seguir su camino.

Ante todo,

son

comunidad.

Su objetivo es llevar alimento a su hormiguero, y saben que solo juntas pueden conseguirlo. Trabajando a ixena*, y a vecinal**.

Con frecuencia me preguntó porqué nosotros, los humanos, hemos perdido la costumbre de trabajar en, por y para la comunidad. ¿En qué momento de la evolución perdimos la raíz y dejamos de ser hermanos? La verdad, es que lo perdimos en una época reciente, pero los pesticidas vertidos en los campos, y los cultivos modificados genéticamente, nos han borrado los recuerdos y nos han hecho olvidar rápidamente. Muy deprisa, como nuestros ritmos de vida actuales.

El mismo ritmo al que hemos perdido nuestro sentido de pertenencia a una comunidad, es al que hemos dejado que mueran nuestras palabras, y extraviado nuestras semillas. Hemos olvidado que es la tierra la que nos da de comer, y que hemos de cuidarla y respetarla.

Hemos olvidado

que comunidad

es libertad.

Igual no sabemos, ya, encontrar el norte, y estamos dando vueltas sobre nosotras mismas, como las hormigas cuando se rompe la hilera, y no somos capaces de reconocernos en las otras, para volver juntas al hormiguero.

¿Seremos

hormigas

sin brújula?

Pero, mientras veo a las hormigas, pienso en algo que me alegra, que me hace recuperar la confianza en la humanidad: un grupo de gente ha decidido volver a la hilera, y, como las hormigas, abastecer a la comunidad de buenos alimentos, directamente traídos del campo. Lo han hecho sacando expresiones del baúl de yaya, escogiendo como nombre A vecinal; en forma de cooperativa, uniendo sus brazos y sus manos para acercarnos productos libres de químicos, de variedades locales, y de cercanía.

Como las hormigas que van y vuelven siguiendo el mismo trazado, las gentes de A vecinal, -que, por cierto, es el primer supermercado cooperativo de Aragón-, impulsan la economía circular.

Nuestras hermanas de A vecinal, son hormigas. Trabajando en silencio, y con las ideas claras, sin perder el norte, pensando en el sur, alargando sus brazos de este a oeste para dar un gran abrazo a la Tierra. Trazando camino. Trayendo vida al bullicio caótico y la oscuridad del hormiguero. Demostrando con pequeños gestos, que podemos dejar un mundo mejor que el que nos encontramos.

Cultivando un mundo

mejor.

Aunque A Vecinal lleva conectando el campo con la ciudad de Zaragoza desde diciembre, la inauguración oficial, abierta a todo el mundo, será este sábado 30 de marzo de 11 a 13.45. Habrá palotiau a cargo del Dance del Gancho, teatro de la mano de Imaquinaria Teatro, música con el dúo Mer Chanté y el Gigante Azul, muestra de productos, espacios infantiles, retratos con fotografía minutera con Rara Avis y animación con doña Acelga y doña Borraja de Caleidoscopio.

Ven,

porque solo juntas,

haremos camino.

 

*A ixena: expresión en aragonés que significa en cadena

**A vecinal: expresión en aragonés que significa trabajar en comunidad

Read More

Percepcions sobre a carne que nos fan subestimar o suyo impacto en o cambeo climatico

Articlo escrito de conchunta con Ivanka Puigdueta Bartolomé, Alberto Sanz Cobeña y Eduardo Aguilera Fernández y publicau en The Conversation o 22 de febrero de 2019.

A vegadas ixuplidamos que o cambeo climatico ye real y ha plegau ta quedar-se-ie, y lo femos mirando enta unatro costau u privando transmitir un mensache claro sobre o que habríanos de fer a o respecto. Isto ye particularment común quan se tracta de l’impacto de l’alimentación y a necesidat de reducir o consumo promeyo de productos con elevau sinyal de carbono, como a carne y os productos procedents d’a leit, en países de rentas elevadas.

Sin dubda, reducir as nuestras racions diarias de productos animals ye un quefer dificil. Manimenos, en l’actual contexto de cambeo climatico, ye necesario redoblar os esfuerzos ent’a sostenibilidat d’os nuestros actos diarios, entre ells a forma en que nos alimentamos.

A elevada demanda de carne y derivaus d’a leit, de conchunta con o desperdicio alimentario, ye una important causa d’emisión de gases d’efecto invernadero en o sector agroalimentario. En conseqüencia, no comunicar clarament os beneficios d’a reducción d’o consumo d’istos alimentos suposaría perder una gran oportunidat ta la mitigación d’o cambeo climatico.

Manimenos, a tenor de l’aparent resistencia expresada por beluns scientificos, resulta evident que transmitir un mensache claro y simple sobre os efectos d’a ganadería sobre o cambeo climatico y os beneficios de reducir o consumo d’os suyos productos no ye un quefer facil.

Amás, ista resistencia a admitir qüestions que contan con un muit notable consenso scientifico bien podría conducir-nos a una nueva ola de negacionismo climatico como conseqüencia d’a confusión que istos mensaches suscitan: dimpués de “o cambeo climatico no existe” y “l’humano no ye o causant d’o cambeo climatico” podríanos estar asistindo a la naixencia de “as medidas sucheridas ta fer frent a o cambeo climatico no funcionan”.

Realidatz no excloents

A eficacia d’a modificación d’os costumbres de consumo alimentario como estratechia de mitigación d’o cambeo climatico gosa estar desacreditada por quantas vías.

Al aludir a la intensidat d’as emisions de gases d’efecto invernadero d’os sistemas ganaders y d’os beneficios de reemplazar as dietas ricas en istos productos por atras con mas conteniu vechetal, ye freqüent escuitar que existen sociedatz an o consumo de carne y derivaus d’a leit ye taso, por o que ista medida sería altament inchusta ta ixas sociedatz.

En atros casos, a reacción consiste en derivar o ficacio enta atros sectors que as suyas emisions de gases d’efecto invernadero son mas elevadas que as d’o bestiar, como o transporte u determinadas actividatz industrials.

Emisions de GEI en función d’o tipo de dieta en Reino Uniu. Scarborough et a o. (2014).

Desgraciadament, un d’os resultaus mas importants d’ixas reaccions ye esbarrar o ficacio d’o debat, mientres que garra d’os argumentos anteriors aduya a responder a pregunta orichinal: ye necesario reducir o consumo promeyo de carne y leit allá an o consumo ye elevau ta mitigar o cambeo climatico?

Pro, no existen recetas solas ta resolver os prencipals problemas ambientals en garra sector. Pro, i hai personas que tasament minchan carne y derivaus d’a leit y, allora, no pueden reducir o consumo d’istos productos, y mesmo podrían aumentar-lo. Y, pro, existen atros sectors con altas emisions de gases d’efecto invernadero y sobre os quals cal actuar.

As estratechias de mitigación d’o cambeo climatico han d’abordar-se localment, estando sensibles a las especificidatz d’os sistemas de producción y consumo, y aplicar-se de forma integrada y integradora, maximizando asinas o suyo potencial y minimizando posibles efectos negativos.

Dito isto, y una vegada feitas as analises pertinents dende o rigor y obchectividat scientificos, s’amenista a transmisión de mensaches claros y inequivocos sobre as oportunidatz de mitigación en cada sector. Y, quan existe un amplio consenso sobre as causas d’un problema y as medidas que pueden contribuir a abordar-lo, a ciudadanía aspera y se mereixe claridat en a información que recibe por parte d’a comunidat scientifica y os liders politicos.

Por qué ye tant complicau reconoixer a necesidat u, mesmo, os beneficios de reducir o consumo promeyo de carne y leit en sociedatz como a nuestra?

I hai quantos aspectos atribuius a la producción ganadera y o consumo d’os suyos productos que marcan o debat. Aquí nos centraremos en cinco d’ells, refleixaus en as siguients afirmacions: “o consumo de carne y leit fa parte d’a nuestra cultura”, “a carne y os derivaus d’a leit son saborosos”, “a ganadería tamién ye parte d’a nuestra cultura”, “os medios de vida de qualques personas y a conservación d’as nuestras arias rurals dependen d’a ganadería” y “a carne y os productos d’a leit son elementos esencials ta una dieta saludable”.

Exploremos istas cinco creyencias.

  1. Minchar carne y leit ye parte d’a nuestra cultura.

Isto ye cierto, y a preservación d’a cultura ye, en prencipio, bella cosa deseyable. Siempre que ista cultura no confronte con institucions mas valurosas como, por eixemplo, o Estau de dreito u o mantenimiento d’a seguranza.

Manimenos, os rans actuals de consumo de carne y leit en os países europeus son luen de muitas tradicions culinarias. Isto ye especialment notable en o sud d’Europa, an a dieta mediterrania ye reconoixida como parte d’o patrimonio cultural.

Amás, en istos países, una parte important d’o consumo de carne y derivaus d’a leit gosaba provenir d’a cría de crabas y ovellas, en contraste con os costumbres de consumo actuals basaus en productos mayoritariament procedents d’o focín, o pollo y o vacuno.

En países como Espanya o consumo de carne per cápita s’ha multiplicau por quatro entre 1960 y 2010, u por cinco dende prencipios de sieglo pasau seguntes as estatisticas d’a FAO.

Evolución d’o consumo de qualques tipos d’alimentos en Espanya, expresau en gramos de proteína por persona y día (1961-2013) FAOSTAT (FAO 2019).

De vez, si comparamos os datos recients d’a FAO con os d’estudeos d’a dieta espanyola de prencipios d’o sieglo XX, observamos que o consumo de productos ovins y caprins per capita s’ha reduciu en un 15% en o zaguer sieglo, mientres que o de cereals y legumbres s’ha reduciu en un 50% y un 66%, respectivament. Se pueden observar cambeos semellants en atros países mediterranios.

Asinas, en os zaguers decenios hemos abandonau dietas tradicionals y muit saludables a causa d’a influencia externa a traviés d’a publicidat, entre atros factors. Si charramos d’alimentación, o que ye propio d’a nuestra cultura mediterrania ye una dieta con alto conteniu en legumbres, cereals, hortalicias y olio d’oliva, inchesta moderada u baixa de pescau y leit, y baixa en carne.

2. A carne y os derivaus d’a leit son saborosos.

Sí, en son, pero tamién en son as trunfas fritas y no en minchamos totz os días. Amás, no son os solos alimentos saborosos, sin mencionar que o placer asociau con minchar diferents tipos d’alimentos no ye un atributo propio d’a virolla, sino un goyo adquiriu y modulable.

O goyo por a carne y os derivaus d’a leit s’ha incrementau en as culturas gastronomicas d’o sud d’Europa entre os zaguers decenios, convertindo-se en os reis y reinas d’os deseyos culinarios. En qualques casos, como Espanya, isto succedió rapidament como resultau d’anyos de privación.

Os productos alimentarios yeran un luxo en tiempos de pobreza y entre as primeras etapas d’a dictadura franquista, por o que quan Espanya s’ubrió a os mercaus mundials y o capitalismo en os 60, toda a población quereba tener o que dica alavez yera prohibitivo: valons vaquers, refrescos de cola, y carne.

O consumo de carne yera un simbolo d’estatus, riqueza y poder, y isto la convertiba en una opción ta minchar muit apreciada: una situación que ha perdurau dica hue. Asinas, encara que hemos colocau a carne y a leit como os alimentos basicos de cada banquete u menú d’o día, no ha estau por estar mas saborosos que a resta de virolla.

3. A ganadería tamién forma parte d’a nuestra cultura.

Os sistemas ganaders dan puesto a beroyos paisaches en Espanya y atros países europeus, contribuyen a la conservación d’a biodiversidat y represientan una larga tradición de ganaderías en extensivo y transuants.

Sería estupendo si os nuestros costumbres de consumo alimentario emparasen istas actividatz, en muitos casos agonizants. Desafortunadament, a gran parte d’a inchesta de carne y leit no proviene d’os idilicos campos de vacas y crabas que pastan en libertat. Por contra, a gran mayoría d’a carne y leit que consumimos proviene de torres intensivas y, cada vegada con mayor freqüencia, megatorres, an os animals son confinaus en espacios tant reducius que solament as razas creyadas ad hoc i pueden sobrevivir.

Torre intensiva de porcino en a provincia de Uesca. Lucía López Marco 

O tipo de ganadería tamién s’ha modificau radicalment en os zaguers decenios: mientres os sectors porcino, vacuno y aviar han multiplicau a suya producción, as tradicionals ganaderías de ovino y caprino han disminuiu significativament, a consonant d’a población rural.

A ganadería tradicional ha sabiu acumular y conservar una vasta conoixencia sobre practicas productivas adaptadas a las condicions ambientals d’o suyo entorno y resilients frent a las adversidatz climaticas.

Manimenos, a elevada demanda actual de productos d’orichen animal fomenta un tipo de ganadería que ixuplida sieglos de conoixencia acumulau y conduz a la destrucción d’a ganadería extensiva, valuroso atributo d’o nuestro acervo cultural, asinas como a la perda de paisaches y hábitats naturals de gran valura.

4. Qualques personas dependen d’a ganadería.

Encara que isto ye un feito, qui obtienen a mayor parte d’as ganancias d’a ganadería no son as personas que veyemos cudiando d’istos animals quan puntualment abandonamos a ciudat ta ir t’o campo. A tendencia ent’a intensificación ye acompanyada por l’aumento en a grandaria d’as explotacions ganaderas y a disminución d’o numero de granchas, como ocurre en países como Reino Uniu u Francia.

A forma en a quala iste tipo de torres se relaciona con l’entorno ye muit diferent a la d’a ganadería tradicional, y mientres que ista zaguera contribuye a o desembolique rural, qualques estudios realizaus en países como Estaus Unius amuestran cómo a producción animal industrial no solament no fixa a población, sino que tamién destruye l’emplego.

Rabanyo en pastoreo en Torreciella de Val Madriz (Zaragoza). Lucía López Marco

D’atra man, os elevaus rans actuals de consumo de productos d’orichen animal solament son asequibles ta la mayoría d’a sociedat si o bestiar se cría de forma intensiva, reducindo a o maximo os costes d’a producción. En conseqüencia, a mayoría d’as vegadas, os ciudadans europeus consumimos carne y productos lácteos que a suya producción ye controlada por grans companyías de producción intensiva, que fan servir piensos que a suya materia prima ha recorriu milars de kilómetros antes d’engordar os silos, reducindo de forma ostensible os beneficios ta os ganaders tradicionals y o medio rural.

5. A carne y os derivaus d’a leit son esencials en as nuestras dietas.

D’una man, quan se charra de reducir o consumo de productos d’orichen animal ta contribuir a la mitigación d’o cambeo climatico, no se ye charrando d’o suyo completo abandono, encara que sí de reduccions significativas frent a o consumo promeyo actual en países como Espanya.

D’atra, no ye estrictament necesario consumir alimentos d’orichen animal ta levar una dieta saludable. Ye necesario tener prou aporte calorico y de proteínas, calcio, fierro, y atros nutrients, vitaminas y minerals que componen una dieta saludable, pero istos se pueden adquirir seguindo una dieta basada en o consumo de vechetals.

O solo nutrient que no se puede obtener de forma natural con una alimentación a pur de plantas ye a vitamina B-12, que s’ha d’adquirir por meyo de suplementos. Una dieta vechetariana u vegana puede estar muit saludable, y tamién muit beneficiosa ta o clima. Y, igual que ocurre en dietas omnívoras, que lo sía u no dependerá d’o tipo de virolla consumida y a suya freqüencia.

Por contra, o recient cambeo de dieta en países mediterranios como Espanya enta dietas con alto conteniu en proteína animal, alimentos procesaus, dulces y grasas saturadas, como as qualas predominan en l’actualidat en Espanya y atros países mediterranios, sí ye perchudicial ta la salut y contribuye a l’aparición de malotías no transmisibles asociadas a l’alimentación.

Alavez, a carne y a leit no son esencials ta seguir una dieta saludable, y, encara que pueden contribuir a completar nuestras demandas nutricionals, solament represientan un consumo saludable si s’incluyen en dosis muito menors a las qualas se dan en l’actualidat en países de rentas altas.

Ye dificil comunicar y asumir a necesidat d’adoptar en os nuestros modos de vida os importants cambeos que se precisan ta privar as piors conseqüencias d’o cambeo climatico. Pero ubramos os uellos: tenemos un decenio ta invertir a tendencia d’as emisions globals de gases d’efecto invernadero, y i hai muito treballo por fer.

O momento actual debe estar o d’emprender accions y lanzar mensaches claros y proactivos, y no o d’encetar un nuevo debat sobre si o consumo promeyo de productos d’orichen animal “en países de renta alta” habría d’u no reducir-se. Sabemos que ista ye una estratechia real y eficaz –entre as muitas que s’han d’acometer- ta la mitigación d’o cambeo climatico y a reducción d’atros problemas ambientals y de salut.

Reducir o consumo de carne y leit -y trigar productos d’orichen animal provenientes de ganaderías en extensivo y de cercanía- en aquellas sociedatz con un consumo elevau ye posible, positivo ta la planeta, bueno ta la nuestra salut, accesible ta todas aquellas personas que deseyan reducir a suya impacto medio ambiental, y podría beneficiar a os sistemas ganaders tradicionals y de chicot-mediana grandaria.

Alavez, por qué no habría d’estar parte d’as estratechias de mitigación d’o cambeo climatico? Y por qué no comunicar-lo clarament? En a batalla contra o cambeo climatico, cada acción conta.

 

*Foto de capitero: Torre de cría intensiva de pollos d’a provincia de Huelva. Eduardo Aguilera

Read More
Fresh Food In Garbage Can To Illustrate Waste

Curso avanzado sobre reducción y gestión de la pérdida y desperdicio de alimentos

¿Sabías que, según datos de la FAO, un tercio de los alimentos producidos cada año acaba en la basura? A pesar de la creciente atención por parte del mundo académico, la sociedad civil y los responsables de las políticas, el debate sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos todavía carece de consenso sobre su definición y alcance, las condiciones que provocan este problema y su cuantificación a lo largo de la cadena alimentaria. Además, a medida que surgen las propuestas políticas, se hace más necesario cuantificar y analizar el resultado de las intervenciones que de ellas se derivan.

Por esta razón, el Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (CIHEAM), a través del Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza (IAMZ), organiza el curso avanzado para profesionales sobre Reducción y gestión de la pérdida y desperdicio de alimentos, conjuntamente con el proyecto financiado por el programa UE H2020 REFRESH (Resource Efficient Food and dRink for the Entire Supply cHain) y el International Center for Agricultural Research in the Dry Areas (ICARDA).

El curso tiene un enfoque integrado, subrayando la importancia de la pérdida y el desperdicio de alimentos en el sistema alimentario actual, identificando los principales actores y puntos críticos en las diversas etapas de la cadena alimentaria, y revisando los métodos cuantitativos y cualitativos para evaluar las pérdidas. Se presta especial atención a las iniciativas públicas y privadas para reducir el desperdicio, tanto a las que ya se están realizando como a las que se prevén en un futuro próximo. El curso combina las consideraciones teóricas con estudios de caso para revisar el panorama de pérdida y desperdicio de alimentos en los países mediterráneos y del resto de Europa.

El curso se celebrará en el Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza,tendrá una duración de una semana y se desarrollará, en horario de mañana y tarde, del 21 al 25 de enero de 2019, contando con profesorado de reconocida experiencia, procedente de instituciones internacionales, y universidades, entidades sin ánimo de lucro, centros de investigación, servicios de la administración y empresas de diversos países.

Al finalizar el curso, los participantes:

  • Apreciarán mejor la magnitud del problema y tendrán más criterio para diferenciar los distintos tipos de pérdidas y sus implicaciones.
  • Identificarán a los principales actores implicados y los puntos conflictivos de pérdida y desperdicio de alimentos en diferentes sistemas alimentarios.
  • Reconocerán las causas de pérdida y desperdicio y serán capaces de implicar a los actores en su identificación y en el proceso de resolución del problema.
  • Comprenderán las medidas alternativas para paliar la pérdida y el desperdicio de alimentos.
  • Evaluarán mejor los impactos económicos, sociales y medioambientales de la pérdida y el desperdicio de alimentos en diferentes escenarios.
  • Estarán capacitados para proponer ideas que valoricen los alimentos desechados.
  • Sabrán concienciar sobre la importancia de reducir las pérdidas y comunicar esta problemática y sus posibles soluciones a distinto tipo de público.

Para descargar el folleto informativo sobre el curso pincha aquí.

Accede a la web del curso aquí.

Read More

El día que apadriné un olivo

Artículo escrito originalmente en inglés, publicado en el blog del Proyecto SIMRA el 1 de febrero de 2018.

Carmen, mi olivo apadrinado. (Foto: Apadrinaunolivo.org)

Esta semana hace un año que apadriné un olivo. Le llamé Carmen, como mi abuela, y siempre que quiero saber cómo le va, me basta con abrir una aplicación que tengo instalada para ver fotos suyas, saber si le han podado o no, qué tiempo hace ese día en Oliete (el pueblo donde está), etc… Y una vez al año recibo dos botellas de delicioso aceite. Pero lo que más me gusta, es que por solo 50€ al año estoy ayudando a dar empleo a personas en riesgo de exclusión, a que gente joven pueda tener un futuro en su pueblo y no tengan que emigrar a las ciudades, a que no se cierre la escuela de un pueblo que, como tantos otros del interior de España, se enfrenta a los monstruos de la despoblación, del envejecimiento y de la soledad. Y, todo esto, a la vez, ayudando a recuperar unos olivos centenarios, y con ellos, recuperando tradiciones y manteniendo paisajes. En definitiva, ayudando a cuidar el territorio garantizando la sostenibilidad ambiental, social y económica.

Apadrina un olivo era, hasta hace un año, un proyecto del que había oído hablar, del que sabía cosas sueltas, y del que me enamoré cuando contacté con uno de sus impulsores para que me informase de su proyecto, con el fin de que pasaran a formar parte de la base de datos de iniciativas rurales de innovación social del proyecto SIMRA (Innovación Social en Áreas Rurales Marginales). Así que dejadme que os presente este maravilloso proyecto.

Oliete es un pueblo situado en la provincia de Teruel, una de las provincias más despobladas de la Unión Europea. En los últimos cien años, la población de Oliete ha pasado de 2.000 a 420 habitantes censados actualmente (el número real de personas viviendo ahí, es todavía menor). Como consecuencia, 100.000 olivos cayeron en el abandono en el pueblo.

Fueron unos jóvenes de Oliete quienes se dieron cuenta de que tenían que buscar la forma de salvar esos olivos, árboles que no solo representan parte de la dieta tradicional de la zona, sino también su cultura, su paisaje, y, por supuesto, su conocimiento tradicional y la herencia que permanece de sus ancestros. También se percataron de que recuperando los olivos, podrían combatir la despoblación en la zona, siendo estos los objetivos principales de la asociación que crearon y a la que denominaron Asociación para la recuperación de olivos yermos de Oliete.

Apostaron por un sistema de micromecenazgo, que consiste en personas que apadrinan olivos. Los padrinos reciben periódicamente fotos de su árbol a través de una app, y también información sobre las condiciones climáticas de la zona, del trabajo que se está realizando, etc… Además de dos litros de aceite de oliva virgen extra de las variedades locales manzanota y empeltre, procedente de los olivos apadrinados. También organizan visitas de campo, para que puedas conocer a tu olivo, de forma que también se fomenta el turismo rural en la comarca.

Los verdaderos dueños de los olivos son en muchos casos los nietos de las últimas personas que se hicieron cargo del árbol, y normalmente trabajan en ciudades, lejos de Oliete. Con esta iniciativa, sus olivos son recuperados y a partir del sexto año de que el olivo entre en el proyecto (que es el tiempo que se estima necesario para que los árboles vuelvan a producir una cantidad regular de olivas), reciben el 10% de la cosecha.

Hasta ahora, esta iniciativa ha creado seis puestos de trabajo en Oliete, consiguiendo que seis personas menores de 35 años permanezcan en el pueblo evitando emigrar, combatiendo así la despoblación. Este proyecto también da empleo a gente de ATADI, una asociación de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, de forma que ayudan a que personas en riesgo de exclusión tengan un empleo. Este año escolar, la Asociación buscó una familia para vivir en Oliete y trabajar para el proyecto, evitando así el cierre de la escuela, que no tenía suficientes niños para continuar abierta este año (en Aragón, las escuelas rurales necesitan un mínimo de 5 niños matriculados para seguir abiertas).

Por otro lado, Apadrina un olivo ha impulsado la apertura de una almazara en Oliete, donde gente de fuera del proyecto pueden traer sus propias olivas y obtener su aceite, asegurando de esta manera la recuperación de sus propios olivos. La almazara provee un servicio local, al tiempo que hace las funciones de centro social.

Yo ya he renovado mi apadrinamiento, y estoy deseando recibir mi aceite en casa. Ojalá este año sea el año en el que por fin conozca a Carmen. Me muero de ganas de que llegue el día en el que pueda abrazar al árbol que lleva el nombre de mi abuela.

Read More

Partcharan: un proyecto rural, sostenible y social

Fa un anyo, quan prencipiaba a entrevistar a diferents iniciativas agroalimentarias sostenibles y locals en a comarca oscense de l’Alto Galligo en o marco d’o prochecto Mincha d’aquí, descubrié Partcharán, un prochecto d’autoempleo en o medio rural que m’enamoró dende o primer momento, no solament por a calidat d’iste licor d’earanyoneras tradicional, sino mas que mas, por tot o que amaga.

I+D

Endrinas u arañones. Foto: Instagram Partcharán

Toño, l’impulsor d’iste prochecto, que va siempre foricando entre as aranyoneras, sabe bien por qué se diz asinas “quan me preguntan por qué les decimos aranyons, yo les digo que si no lo saben ye porque nunca no han iu a pillar-ne”, reconta. O suyo nombre en latín ye Prunus spinosa, la qual cosa ya nos da una pista que tiene espinas (no cal pasar por alto que iste arbusto perteneixe a la familia d’as rosaceas) y que alavez, si queremos asaltar-lo, lo mas seguro ye que acabemos con bell que atro esgarrunyazo. Toño lo sabe bien, porque amás de recullir aranyons silvestres en a redolada d’o suyo lugar, Tramacastiella de Tena -situau a los pietz d’a espectacular Sierra d’a Partacua, en pleno corazón d’o Pireneu Aragonés-, tamién tiene o suyo particular laboratorio: un campo familiar an va fendo probatinas plantando y podando aranyoneras, fendo inchertos, probando diferents variedatz… Una chicota interpresa rural con o suyo propio departamento d’I+D.

Pero ixo no ye tot, porque istes licors d’endrinas, no son licors corrients como los quals tu u yo podemos fer en casa, porque amás d’o tradicional (con anís, aranyons, café y canela), elaboran tamién licor d’aranyons con menta, picante, con pimienta rosa y avielliu en barrica.

Interpresa social

Unatra peculiaridat que m’encanta d’iste prochecto, ye o suyo marcau trasfondo social, ya que colabora activament con Atades Uesca, entidat que busca amillorar a calidat de vida d’as personas con discapacidat intelectual u d’o desembolique. A traviés d’as actividatz que Atades desenvolica ta empentar a empleabilidat y normalización d’as personas con discapacidad intelectual, qualques usuarios d’o Centro Ignacio Claver que Atades tiene en a localidat de Martillué participan en a recullida d’os fruitos y aduyan en o proceso d’etiquetau, destinando parte d’os beneficios obtenius por a venda d’as botellas de Partcharán a Atades Uesca.

Una experiencia turistica

Tasta dirichida de pacharanes en a bodega de Partcharán.

Ista interpresa lo tiene tot, y ye que, amás de tot o que ya tos he comentau, Partcharán tamién empenta l’agroturismo y o turismo gastronomico. Ya que d’una man, da la opción que as personas consumidoras i vaigan d’agüerro, dimpués que pasen as primeras cheladas (pa que o licor d’aranyons salga bien cal replegar os aranyons una vez que haiga chelau a lo menos una vez. Si han caito dos cheladas, millor. Iste proceso ye necesario pa tallar a maduración d’o fruito), ye dicir, arredol d’o Pilar, a participar en o proceso de recolección d’os aranyons y faigan o suyo propio licor. Dando a conoixer d’ista traza no solament o producto, sino tamién o territorio y o proceso d’elaboración d’un licor tradicional.

D’atra man, s’elaboran tastes en a bodega de Partcharán en Tramacastiella. Sin dubda un plan estupendo pa complementar un día d’esquí en hibierno, pa recuperar fuerzas dimpués d’una excursión veranenca, u, simplament, como sincusa pa amanar-se dica la Sierra d’a Partacua y conoixer a Val de Tena a traviés d’os suyos gustos y olors, asinas como l’amabilidat d’as suyas chents.

Por qué Partcharán?

Tos he contau muitas cosetas sobre Partcharán, pero encara no tos he contau l’orichen d’o nombre, fruto d’a combinación de Partacua, pacharán, y artesano.

Iste producto no solament promueve a elaboración d’un producto tradicional, sostenible con o medio, social y innovador; sino que tamién aduya a fixar población choven entre tot l’anyo en o medio rural.

Si tos moritz de ganas por prebar istos licors d’endrinas, podetz trobar-lo en a pachina web de Partcharán (que fa ninvíos por tot l’estau), amás d’en qualques comercios locals como l’Hotel El Privilegio en Tramacastiella de Tena, La Tienda de Pyrene en Biescas u Semonia en Uesca, entre atros establimientos.

Ya sabetz, si itz de viache t’a Valle Tena, no podetz marchar-ie sin fer un taste de licors d’aranyons artesanos y sin una botella de Partcharán baixo o brazo.

Ta mas información podetz visitar a web partcharan.com, o suyo facebook y o suyo instagram u ninviar-les un email a info@partcharan.com

Read More

Ye la leit!

O 1 de chunyo ye o día esleiu por a Organización d’as Nacions Unidas pa l’Agricultura y l’Alimentación (FAO) pa celebrar cada anyo o Día Mundial d’a Leit. Pa celebrar iste important día y recordar no solo que os beneficios d’iste alimento t’a nuestra salut y o nuestro medio rural, sino tamién os problemas y as dificultatz a las quals s’enfrentan as chicotas ganaderías y queserías, iste articlo traye un chicot resumen sobre as qualidatz d’a leit y a situación actual d’a producción, asinas como un recopilatorio d’os articlos relacionaus con a producción láctea publicaus en iste blog 🙂

A leit: l’alimento mas completo

A leit ye l’alimento mas completo que existe, poseye os tres prencipios immediatos, que son as proteínas, os lipidos y os glucidos y tamién tiene un alto conteniu en vitaminas A y D y en minerals como o calcio.

A leit de pasto: a millor

Cal destacar, que no ye igual a leit procedent de ganaderías intensivas, que no salen a o campo y s’alimentan en gran medida a pur de piensos, que a de ganaderías extensivas, an l’alimentación ye prencipalment a pur de piensos y forraches propios, ya que a leit de vacas alimentadas a pasto tiene un mayor conteniu d’aceto linoleico conjugado, un aceto graso esencial t’a salut, como contrimuestra iste estudeo realizau por o Centro d’Investigacions Agrarias de Mabegondo (CIAM, La Coruña).

A industria: a gran enemiga d’a producción

 

Manimenos os enormes beneficios d’a leit producida en sistemas extensivos, muit ligada a chicotas granchas familiars, a industria láctea ye acabando con iste sistema de producción, tirando os pres d’a leit y achugando por macroindustrias, como puetz leyer en iste articlo. Por unatro costau, consumir productos lácteos procedents de ganaderías familiars, aduya a fixar población en o meyo rural.

Articlos lácteos en Mallata.com

Puncha en o titol ta acceder a l’articlo

S.O.S. d’o sector lácteo

Mala leit

Oportunidatz, avantallas y retos d’a producción de leit ecolochica

Por qué en Espanya no pasa?

300.000 litros de leit a o día a la vasuera. Quiers saber por qué?

O secreto ye en o queso

Os cuernos d’a tudanca

Desmontamos un McDonalds?

Emparar a producción artesanal ye emparar a biodiversidat

O 80% d’as ganaderías lácteas con problemas se queda sin aduyas

En os territorios ocupaus por a vaca frisona

 

Read More

¡Es la leche!

El 1 de junio es el día elegido por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para celebrar cada año el Día Mundial de la Leche. Para celebrar este importante día y recordar no solo los beneficios de este alimento para nuestra salud y nuestro medio rural, sino también los problemas y las dificultades a las que se enfrentan las pequeñas ganaderías y queserías, este artículo trae un pequeño resumen sobre las cualidades de la leche y la situación actual de la producción, así como un recopilatorio de todos los artículos relacionados con la producción láctea publicados en este blog 🙂

La leche: el alimento más completo

La leche es el alimento más completo que existe, posee los tres principios inmediatos que son las proteínas, los lípidos y los glúcidos y también tiene un alto contenido en vitaminas A y D y en minerales como el calcio.

La leche de pasto: la mejor

Hay que destacar, que no es igual la leche procedente de ganaderías intensivas, que no salen al campo y se alimentan en gran medida a base de piensos transgénicos procedentes de la deforestación de la Amazonía, que la de ganaderías extensivas, donde la alimentación es principalmente a base de piensos y forrajes propios, ya que la leche de vacas alimentadas a pasto tiene un mayor contenido de ácido linoleico conjugado, un ácido graso esencial para la salud, como demuestra este estudio realizado por el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM, La Coruña).

La industria: la gran enemiga de la producción

Sin embargo, a pesar de los enormes beneficios de la leche producida en sistemas extensivos, muy ligada a pequeñas granjas familiares, la industria láctea está acabando con este sistema de producción, tirando los precios de la leche y apostando por macroindustrias, como puedes leer en este artículo. Por otro lado, consumir productos lácteos procedentes de ganaderías familiares, ayuda a fijar población en el medio rural.

Artículos lácteos en Mallata.com

Pincha en el título para acceder al artículo

Hablemos de la leche cruda

S.O.S. del sector lácteo

Mala leche

Oportunidades, ventajas y retos de la producción de leche ecológica

¿Por qué en España no pasa?

300.000 litros de leche al día a la basura. ¿Quieres saber por qué?

El secreto está en el queso

Los cuernos de la tudanca

¿Desmontamos un McDonalds?

Apoyar la producción artesanal es apoyar la biodiversidad

El 80% de las ganaderías lácteas con problemas se queda sin ayudas

En los territorios ocupados por la vaca frisona

Read More

Terra Madre

Iste texto será locutau o proximo domingo 2 d’octubre en El bosque Habitado de Radio 3, en o qual o Ret Chóven Iberico de Slow Food contará a suya experiencia por Terra Madre, una trobada con personas productoras, transformadoras, cocineras y consumidoras de tot lo mundo, organizau por Slow Food, movimiento internacional d’o que tamién se charrará en o programa.

Slow Food ye una flor que acaba de brotar pa anunciar a plegada d’a primavera. Una flor naixida d’una simient que depositó una ovella en o desierto de Gobi, y que una muller nomada, con mans repletas de vivencias, tresladó ista semana pasada dica Turín, pa que estase mimada por unas mans finas que esbriznan cada agüerro o zafrán a canto d’a Xiloca, y pa que nusotros podésenos leyer en os suyos petalos historias d’indichenas que luitan por que dengún no les rape o suyo mayor tesoro: as suyas simients. Historias, que remeran a cuentos, de chents que puyan cada verano t’os pastos alpinos acompanyando a unas crabas qualos chens no amagan a patent de garra laboratorio, sino que guardan en ells l’adaptación mientras sieglos a l’ecosistema que las vidó naixer, pa que podamos seguir desfrutando d’o queso que antes mas se forchaba en as mans d’o lolo de Heidi.
Relatos d’indios americans que luitan con os suyos arbols y os suyos hortals contra unas multinacionals que escupen a la tierra, provocando cancer en ninas que solament pediban descubrir a vida…
…Historias que son realidatz en periglo d’extinción, y que claman a os chovens d’o mundo a unir-se y luitar por conservar o que mas une: l’alimento.
Ye cierto que luitamos contra chigants, pero nusotras somos millons.

Read More

Terra Madre

Este texto será locutado el próximo domingo 2 de octubre en El Bosque Habitado de Radio 3, en el que la Red Jóven Ibérica de Slow Food contará su paso por Terra Madre, un encuentro con personas productoras, transformadoras, cocineras y consumidoras de todo el mundo organizado por Slow Food, movimiento internacional del que también se hablará en el programa.

Slow Food es una flor que acaba de brotar para anunciar la llegada de la primavera. Una flor nacida de una semilla que depositó una oveja en el desierto de Gobi, y que una mujer nómada, con manos repletas de vivencias, trasladó esta pasada semana hasta Turín, para que fuese mimada por unas manos finas que esbriznan cada otoño el azafrán a orillas del Jiloca, y para que nosotros pudiésemos leer en sus pétalos historias de indígenas que luchan por que nadie les robe su mayor tesoro: sus semillas. Historias, que recuerdan a cuentos, de gentes que suben cada verano a los pastos alpinos acompañando a unas cabras cuyos genes no esconden la patente de ningún laboratorio, sino que guardan en ellos la adaptación durante siglos al ecosistema que las vió nacer, para que podamos seguir disfrutando del queso que antaño se forjaba en las manos del abuelo de Heidi.
Relatos de indios americanos que luchan con sus árboles y sus huertos contra unas multinacionales que escupen a la tierra, provocando cáncer en niñas que sólo pedían descubrir la vida…
…Historias que son realidades en peligro de extinción, y que llaman a los jóvenes del mundo a unirse y luchar por conservar lo que más une: el alimento.
Es cierto que luchamos contra gigantes, pero nosotras somos millones.

Read More
Hola, usamos cookies. :)    Más información
Privacidad