Category: Trashumancia

Embed HTML not available.

Película: El último lobo

La semana pasada estuve en el cine viendo “El último lobo”, una película muy recomendable ambientada en 1969. Chen Zhen es un estudiante enviado a la región de Mongolia Interior desde Pekín con el objetivo de enseñar a los pastores nómadas. Allí descubre como viven los pastores y la cercanía de estos hacia los lobos, una relación que se ve amenazada por los trámites burocráticos del Gobierno.

El filme está dirigido por Jean-Jacques Annaud y basado en la novela semi-autobiográfica homónima de 2004 publicada por Lu Jiamin.

La película refleja muy bien la relación entre fauna salvaje, ganadería y pastos y la importancia de mantener ese equilibrio, ya que ante cualquier perturbación todos los elementos del ecosistema se ven amenazados.

Read More

Mallatas 2: Mallatas de E. Satué

Hue comparto iste articlo d’Enrique Satué Oliván, publicau en o numero 49 de a revista Serrablo en setiembre de 1983, en o qual s’estudean distintas mallatas d’o Pireneu Aragonés y se charra d’a desaparición d’istes elementos arquitectonicos con o devenir d’a ganadería extensiva en istas vals.

[cml_meya_alt id='322']Imachen: Amigos de Serrablo[/cml_meya_alt]

Imachen: Amigos de Serrablo

“Con nostalchia por haber visto no fa guaires anyos vida en unas y con sorpresa por descubrir atras, o verano d’o 81 recorriemos qualques antigos “santuarios” pastorils y estiemos descubrindo as distintas formas d’o suyo emplego en a temporada d’os puertos; o muestreo no ye guaire amplio, pero suficient ta veyer a fuerza que exerció o meyo sobre a estructura d’a vivienda d’o pastor. O recorriu será de W a Y, a traviés d’os siguients puntos: Oza, Cuenca alta d’o Galligo; Acumuer, Amonte d’Erata en Espierre-Barbenuta, Puerto de Santa Orosia, Puerto de Linars y finalment Amonte de Canciás.

OZA.
Hue tasament se veye bestiar lanar, antes mas totz sabemos o que fuo. Puyamos t’a val d’Estiviella, -chicota val glaciar penchada, y instalada en as sayas orientals de Penya Forca-. Dimpués de superar a zona de selva, plegamos a l’umbral d’a val; en a suya cabecera y quasi an que mueren as cheleras d’a tuca, en un chicot promontorio cargau de vivencias ta cientos de pastors ansotanos, tenemos a nuestra primera mallata; seremos sobre os 1.700 metros, as “chordigas” nos rodean como millor testigo de l’antigo abono animal. Sobre o montet destaca a seis metros d’a caseta una estaca ramificada de dos metros y meyo feita servir por os pastors ta penchar os quesos. a suya memoria no puede deixar d’evocar-nos a recient exposición fotografica d’o falleciu Don Ricardo Compairé, que como dengún plasmó os ambients pastorils de Echo y Ansó. A “caseta” ye a tipica d’alta montanya dende ista zona a, o menos, dica Fanlo; dende luen si no estase por a estaca, se mimetizaría con facilidat a causa d’a poca alzada y a la “tasca”; as suyas fronteras son componidas por grans laixas de caliza con forma almendrada, as paretz laterals tasament plegan a os 70 cm., cuesta desembolicar-se en o suyo interior, en especial a o fondo an que o leito s’alza sobre un armazón de troncos; o techo ye constituiu por meyos troncos que descansan sobre o qual fa de viga mayestra, ta sobre ista estructura depositar “sirrio” d’o bestiar con grans trozos de “tasca” rancada d’a redolada. Hue da pena veyer-la, en l’anyo 75 encara podié tener una agradable conversación nocturna en o suyo interior con un pastor, -prou que no faltó o tema de l’onso que enriste t’a Sanmiguelada-.
Si seguimos por Oza l’antigo camín a Francia, en realidat seremos caminando sobre a calzada romana de Zaragoza a Pau. Deixemos a Mina y puyemos ent’o Puerto O Palo, en qualques tramos uellaremos perfectament o talut d’a calzada; asinas plegamos a la zona denominada d’as Foyas. Ye un terreno clarament karstico, con abundants dolinas que embeben os manantials; aquí tenemos dos mallatas abandonadas. A suya ubicación ye tipica: en un promontorio marguinal d’a periferia de dolinas, instaladas a la suya vez en circos glaciars penchaus. Aquí a techumbre ye de laxas de caliza pues se pueden extrayer con mas facilidat que en Estiviella por o de demás a grandaria ye semellant. En l’anyo 75 encara podié observar esporadicament fabricar queso en ellas, hue o suyo estau ruinoso no tiene menos que recordar-nos a letra de “Lo Fogaril” d’o grupo folklorico de Echo:
“…La vida que ve trayendo
con lo tiempo cosas nuevas
fa aqui, como en otros puestos
que muitas cosas se pierdan…”
En a dentrada de “Auguas Tuertas”, cuna de l’Aragón, no luen d’o dolmen que daría zaguera morada a aquells “Pastors Pirenaicos” de Pericot en a Edat d’o Bronce, i hai antigos cubillars que no son unatra cosa que aprovechamientos de l’extraplomo de grans bloques erraticos y resguardaus con muros de laxa -fenomeno corrient en o Pireneu-.

SALLENT
Superada a presa d’a Sarra, a la cucha de l’Auguas Limpias, queda l’imponent circo penchau de Soba que preside o chigant pico Arriel. Aquí en iste marabilloso parache queda a nuestra mallata; a suya estructura ye semellant a las anteriors: “tasca” y “sirrio” en o techo, as plantas amants de l’abono animal nos cubren dica a cintura; somos en a primera semana de chulio, encara quedan tacas de nieu y o bestiar tardará en puyar. Truca o ficacio a gran cantidat de rodondedro que cubre de royo as laderas, os pastors fan servir istas matas como se puede veyer en a caseta ta mulliu d’o suyo leito, puesto de buxo -que ye lo corrient a mas baixa altitut-.
Dende Formigal ent’a cabecera de Canal Rosigue y Tuca Anayet trobamos un gran bloque erratico, que o suyo estraplomo da cubillar a un cubillar en o qual solament s’han habiu de realizar as paretz de laxas; atros bloques que sirven d’aproximación delimitativa a o corral d’a mallata.

ACUMUER
Somos feitos a veyer o río Aurín amán de Samianigo y en a suya confluencia con o Galligo.
As suyas aspras gleras se transforman, superau Acumuer, en extraordinario paraxe alpino. L’ibón de Bucuesa, entre o macizo de Collarada y Penya Telera, da naixencia a l’Aurín, aquell queda instalau en un primer peldanyo glaciar, en iste parache y no luen de l’ibón queda una mallata, d’estructura similar a las vistas en Oza y Soba. A “tasca” d’o techo se transforma en Plan d’Igués -puerto d’Acumuer- “gogant” con o de Biescas a las espaldas de Telera en techo de losa, pues aquí aflora iste material. A Bucuesa puya normalment o bestiar en os primers días d’agosto, a falta de rodondedro u de buxo, os pastors preparan o suyo leito con unas maturradas semellants a o tomillo que creixen en a tasca y que denominan “narrón”.

BARBENUTA
Con o Sinyor Fidel Piedrafita Pardo, de 80 anyos, dende a plaza de Barbenuta escudriñamos l’amonte Erata -2.009 m.-: Plana Lopera, Plana Estremal, u Betatón, Pelopín, As suertes d’Erata, u Fondo Cubilar, Fuent Cambonata, A Plana Sordials, Fuent tos Comos, Plana Buitrera, Fuent a Piatra, Fuent de l’Abete,.. a multitut de nombres que da o sinyor Fidel, rememoran a puxanza d’istes lugars, hue entre Espierre y Barbenuta, solament quedan ueito personas, bell día dengún no sabrá dar razón d’as mil vivencias y esfuerzos que amaga cada toponimo.
Erata, l’amonte “machico” d’Otal, presidida por a ermita de Santo Benito, an que s’amagaba baixo as piedras auguachina bendita ta alexar as tronadas, tiene bella mica de sobrenatural; ixo pensarían os constructors d’a ermita mozarabe de San Chuan -que se troba en as suyas sayas-; si superamos ista, luego seremos en contacto con a tasca y habremos de doblar a la cucha ta endrezar-nos a la zona de Lopera, allí a 1.500 m sobre o ran d’a mar se troba a nuestra mallata a descubrir. A caseta ye de tipo borda pero mas reducida, ye situada en a muga d’o buxo y a o prencipio absoluto d’a tasca, queda rodiada por un corral natural de buxos, rolde ennegriu por o “sirrio” d’o bestiar. Hue as ovellas son de Claudio de Barbenuta y atros propietarios que puyan “logaus”, entre ells un d’Abay.
A caseta de Mallata López tiene 4 m. de larga por 3,5 d’ampla, o suyo alzau exterior en un cabo ye d’1,35, y en unatro -por estar en baixada- de 2,24 m; os suyos muros son d’un espesor de 50 cm, a orientación d’a puerta ye a o S. L’interior ye reduciu y solament pueden adormir que dos personas con holgura; dentrando y a la dreita ye a espedera y o guardacarne, en l’interior o leito -hue jergón, debant de mulliu de buxos- queda a la cucha chunto a la paret; a la dreita y en a cantonada se fa fuego sin tiro por o que toda a paret y maderos son zafumaus, en a mesma cantonada y formando un triedro, se coloca una losa transversal ta que no s’incendie a techumbre. Ista queda constituida por un suportar u marco de quatro maderos enlazaus que descansan sobre os muros -“zapateras”- una viga rematante u “biscalera”, 2 transversals en cada vertient u “tirants” y 30 que baixan d’a “biscalera” a la zapatera en cada vertient -son as “chuntas”-; en atras casetas, en o suyo puesto tenemos troncos de buxo con “buro” -ye a “rexa”-; immediatament sobre ista estructura tenemos a “tasca” y dimpués as losas. Adherida a la paret de poniente i hai un chicot “casetón” que sirve ta deixar a os corderos recientment naixius entre o día, quan o bestiar recorre o puerto, y asinas protecher-los d’os esparvers.
Veyendo l’interior podemos deducir que o pastor ha cambiau, conoixié aquí a Tomás de casa “Viota” de Sorripas, hombre d’a tierra que feba a minchada “fogoniando” en a cantonada d’a caseta, que no deixaba a suya zamarra de piel ta adormir y que teneba penchadas en a paret as canyablas a reparar u as d’as ovellas muertas; hue veyemos butano… En efecto, o nuevo pastor ye Miguel Baraibar Igoa, natural de Leunza -Navarra-, ta ell -m’explica- iste puerto ye “cusir y cantar”, pues ha estau dotze anyos de pastor en Nevada y California, me conta d’as suyas tremendas transuancias “a l’americana”, d’o que os pastors se gastan en os casinos de Reno…; mientres puyamos con o bestiar y plegamos a la grandiosa “Paret d’Erata” que parte o puerto d’Ainielle y Espierre en mas de dos kilómetros a 2.000 metros d’altura, comentamos o terrible esfuerzo d’os habitants d’Ainielle ta devantar semellant obra, asinas como o estupor que produciría en aquells habitants de Sobrepuerto o contemplar chunto a la paret una oruga de prospeccions de gas.

SANTA OROSIA
L’altiplano de Santa Orosia ye puesto de tradición pastoril: A trobada d’o cuerpo d’a Santa y mesmo a manifestación folklorica d’os danzants de Yebra. Aquí, en ista zona, o escarpe que forma a o SW as pudingas tenemos a mallata d’Osán a 1.600 metros sobre o ran d’o mar; o corral d’ista ye muit inclinau por o que ye malo ta pillar as reses, qualques grans bloques s’han desprendiu d’o escarpe y saltean o espacio -puesto predilecto ta puyar as crabas- a paret d’a caseta queda exactament a un metro d’a tallada. A estructura de l’edificio y as dimensions son similars a la de “Mallata Lopera”.
No luen d’iste puesto, y en o zaguer tramo d’o camín de Yebra a o Zoqué, en a zona d’o martirio, i hai abundants extraplomos baixo o escarpe de pudingas -baumas- que estioron aprofitaus antes mas como cubillar de bestiar y pastors y que por a suya situación podrían deparar restos arqueolochicos.

LINARS
En o flanco Sud de Tendenyera naixe o Barranco de Sorrosal que vierte auguas a l’Ara, os glaciars quaternarios forchoron chicotas vals compartimentadas por contrafuertes; un será o d’o Puerto de Gavín, unatro o de Yesero y unatro o de Linars que da naixencia a o Sorrosal. Yera una val digna de visitar por o paisache fisico y l’humán, pues ye totalment ixalonada de bordas, a quala mas bonica; si lo puyamos integralment, plegaremos a una grata sorpresa: un precioso puent meyeval que salva o barranco en un tramo embraveciu. Aquí prencipia a dura pendient que nos levará a la cota de 2.080 metros an que se troba a nuestra mallata, truca o ficacio a suya posición vichilant y descarada a las inclemencias; a la suya espalda encara s’observan as restas de tres corrales contiguos que seguntes m’explicoron difieren en proporción porque cadagún corresponde a un lugar que teneba una parte concreta de puerto, asinas Fraixén contaba con o corral mas chicot, le seguiba Broto y Linars en teneba o mas gran.
A estructura d’a caseta ye semellant a una borda y bella cosa mas gran y realzada que as d’Erata y Santa Orosia.

CANCIÁS
Amán d’a tuca y a la vista d’a Guarguera y Sierra de Guara, observamos un cubillar pastoril, singular en a nuestra zona; se troba a 1.800 metros y ye un cubillar atrincherau en as pudingas, excavau plenament en ellas y a o que s’accede a traviés d’un corredor a ciel ubierto; a techumbre ye de fusta y tasca d’a redolada. Perteneixe a l’amonte de Chillué y encara ye habitada.
****
Hemos realizau un recorriu por istes humils monumentos d’a Historia, d’os quals brenca no s’ha escrito, porque ta ixo son as ilesias y as casas solariegas; pero aquí en istes reducius interiors cubiertos d’hollín s’escribió a verdadera Historia -a de o día a día, a d’o sacrificio d’o milenario montanyés-.”

E. Satué

Read More

Mallatas 2: Mallatas de E. Satué

Hoy comparto este artículo de Enrique Satué Oliván, publicado en el número 49 de la revista Serrablo en septiembre de 1983, en el que se estudian distintas mallatas del Pirineo Aragonés y se habla de la desaparición de estos elementos arquitectónicos con el devenir de la ganadería extensiva en estos valles.

[cml_media_alt id='322']Imagen: Amigos de Serrablo[/cml_media_alt]

Imagen: Amigos de Serrablo

“Con nostalgia por haber visto no hace muchos años vida en unas y con sorpresa por descubrir otras, el verano del 81 recorrimos algunos antiguos “santuarios” pastoriles y fuimos descubriendo las distintas formas de su habitáculo en la temporada de los puertos; el muestreo no es muy amplio, pero suficiente para ver la fuerza que ejerció el medio sobre la estructura de la vivienda del pastor. El recorrido será de W a E, a través de los siguientes puntos: Oza, Cuenca alta del Gállego; Acumuer, Monte de Erata en Espierre-Barbenuta, Puerto de Santa Orosia, Puerto de Linás y finalmente Monte de Canciás.

OZA.
Hoy apenas se ve ganado lanar, antaño todos sabemos lo que fue. Subamos al valle de Estiviella, -pequeño valle glaciar colgado, e instalado en las faldas orientales de Pera Forca-. Tras superar la zona de bosque, llegamos al umbral del valle; en su cabecera y casi donde mueren los neveros del pico, en un pequeño promontorio cargado de vivencias para cientos de pastores ansotanos, tenemos nuestra primera mallata; estaremos sobre los 1.700 metros, las “chordigas” nos rodean como mejor testigo del antiguo abono animal. Sobre el montículo destaca a seis metros de la caseta una estaca ramificada de dos metros y medio utilizada por los pastores para colgar los quesos. Su recuerdo no puede dejar de evocarnos la reciente exposición fotográfica del fallecido Don Ricardo Compairé, que como nadie plasmó los ambientes pastoriles de Hecho y Ansó. La “caseta” es la típica de alta montaña desde esta zona al menos hasta Fanlo; desde lejos si no fuese por la estaca, se mimetizaría con facilidad debido a la poca alzada y a la “tasca”; sus muros están compuestos por grandes lajas de caliza con forma almendrada, las paredes laterales apenas llegan a los 70 cm., cuesta desenvolverse en su interior, en especial al fondo donde el lecho se alza sobre un armazón de troncos; el techo está constituido por medios troncos que descansan sobre el que hace de viga maestra, para sobre esta estructura depositar “sirrio” del ganado con grandes trozos de “tasca” arrancada de los alrededores. Hoy da pena verla, en el año 75 aún pude tener una agradable conversación nocturna en su interior con un pastor, -por supuesto no faltó el tema del oso que ataca para la Sanmiguelada-.
Si seguimos por Oza el antiguo camino a Francia, en realidad estaremos andando sobre la calzada romana de Zaragoza a Pau. Dejemos La Mina y ascendamos hacia el Puerto El Palo, en algunos tramos observaremos perfectamente el talud de la calzada; así llegamos a la zona denominada de las Foyas. Es un terreno claramente kárstico, con abundantes dolinas que embeben los manantiales; aquí tenemos dos mallatas abandonadas. Su ubicación es típica: en un promontorio marginal de la periferia de dolinas, instaladas a su vez en circos glaciares colgados. Aquí la techumbre es de lajas de caliza pues se pueden extraer con más facilidad que en Estiviella por lo demás el tamaño es semejante. En el año 75 aún pude observar esporádicamente fabricar queso en ellas, hoy su estado ruinoso no tiene menos que recordarnos la letra de “Lo Fogaril” del grupo folklórico de Hecho:
“…La vida que ve trayendo
con lo tiempo cosas nuevas
fa aqui, como en otros puestos
que muitas cosas se pierdan…”
En la entrada de “Aguas Tuertas”, cuna del Aragón, no lejos del dolmen que daría última morada a aquellos “Pastores Pirenaicos” de Pericot en la Edad del Bronce, hay antiguos refugios que no son otra cosa que aprovechamientos del extraplomo de grandes bloques erráticos y resguardados con muros de laja -fenómeno corriente en el Pirineo-.

SALLENT
Superada la presa de La Sarra, a la izquierda del Aguas Limpias, queda el imponente circo colgado de Soba que preside el gigante pico Arriel. Aquí en este maravilloso paraje queda nuestra mallata; su estructura es semejante a las anteriores: “tasca” y “sirrio” en el techo, las plantas amantes del abono animal nos cubren hasta la cintura; estamos en la primera semana de Julio, aun quedan manchas de nieve y el ganado tardará en subir. Llama la atención la gran cantidad de rodondedro que cubre de rojo las laderas, los pastores utilizan estas matas como se puede ver en la caseta para mullido de su lecho, lugar de boj -que es lo corriente a más baja altitud-.
Desde Formigal hacia la cabecera de Canal Roya y Pico Anayet encontramos un gran bloque errático, que su estraplomo da cobijo a un refugio en el que sólo se han tenido que realizar las paredes de lajas; otros bloques que sirven de aproximación delimitativa al corral de la mallata.

ACUMUER
Estamos acostumbrados a ver el río Aurín cerca de Sabiñánigo y en su confluencia con el Gállego.
Sus ásperas gleras se transforman, superado Acumuer, en extraordinario paraje alpino. El ibón de Bucuesa, entre el macizo de Collarada y Peña Telera, da nacimiento al Aurín, aquél queda instalado en un primer peldaño glaciar, en este paraje y no lejos del ibón queda una mallata, de estructura similar a las vistas en Oza y Soba. La “tasca” del techo se transforma en Plan d’Igués -puerto de Acumuer- “gogante” con el de Biescas a las espaldas de Telera en techo de losa, pues aquí aflora este material. A Bucuesa sube normalmente el ganado en los primeros días de agosto, a falta de rodondedro o de boj, los pastores preparan su lecho con unas maturradas semejantes al tomillo que crecen en la tasca y que denominan “narrón”.

BARBENUTA
Con el Señor Fidel Piedrafita Pardo, de 80 años, desde la plaza de Barbenuta escudriñamos el monte Erata -2.009 m.-: Plana Lopera, Plana Estremal, o Betatón, Pelopín, As suertes d’Erata, o Fondo Cubilar, Fuente Cambonata, A Plana Sordials, Fuente os Comos, Plana Buitrera, Fuente a Piatra, Fuente del Abete,.. La multitud de nombres que da el señor Fidel, rememoran la pujanza de estos pueblos, hoy entre Espierre y Barbenuta, solo quedan ocho personas, algún día nadie sabrá dar razón de las mil vivencias y esfuerzos que esconde cada topónimo.
Erata, el monte “mágico” de Otal, presidida por la ermita de San Benito, donde se escondía bajo las piedras agua bendita para alejar las tormentas, tiene algo de sobrenatural; eso pensarían los constructores de la ermita mozárabe de San Juan -que se halla en sus faldas-; si superamos ésta, pronto estaremos en contacto con la tasca y habremos de doblar a la izquierda para dirigirnos a la zona de Lopera, allí a 1.500 m sobre el nivel del mar se encuentra nuestra mallata a descubrir. La caseta es de tipo borda pero más reducida, está situada en el límite del boj y al comienzo absoluto de la tasca, queda rodeada por un corral natural de “buxos”, círculo ennegrecido por el “sirrio” del ganado. Hoy las ovejas son de Claudio de Barbenuta y otros propietarios que suben “logaos”, entre ellos uno de Abay.
La caseta de Mallata López tiene 4 m. de larga por 3,5 de ancha, su alzado exterior en un extremo es de 1,35, y en otro -por estar en bajada- de 2,24 m; sus muros son de un espesor de 50 cm, la orientación de la puerta es al S. El interior es reducido y sólo pueden dormir dos personas con holgura; entrando y a la derecha está la espedera y el guardacarne, en el interior la cama -hoy jergón, ante mullido de “buxos”- queda a la izquierda junto a la pared; a la derecha y en la esquina se hace fuego sin tiro por lo que toda la pared y maderos están ahumados, en la misma esquina y formando un triedro, se coloca una losa transversal para que no se incendie la techumbre. Esta queda constituida por un soporte o marco de cuatro maderos enlazados que descansan sobre los muros -“zapateras”- una viga rematante o “biscalera”, 2 transversales en cada vertiente o “tirantes” y 30 que bajan de la “biscalera” a la zapatera en cada vertiente -son las “juntas”-; en otras casetas, en su lugar tenemos troncos de boj con “buro” -es la “rexa”-; inmediatamente sobre esta estructura tenemos la “tasca” y después las losas. Adherida a la pared de poniente hay un pequeño “casetón” que sirve para dejar a los corderos recién nacidos durante el día, cuando el ganado recorre el puerto, y así protegerlos de los “esparbeles”.
Viendo el interior podemos deducir que el pastor ha cambiado, conocí aquí a Tomás de casa “Viota” de Sorripas, hombre de la tierra que hacía la comida “fogoniando” en la esquina de la caseta, que no dejaba su zamarra de piel para dormir y que tenía colgadas en la pared las cañablas a reparar o las de las ovejas muertas; hoy vemos butano… En efecto, el nuevo pastor es Miguel Baraibar Igoa, natural de Leunza -Navarra-, para él -me explica- este puerto es “coser y cantar”, pues ha estado doce años de pastor en Nevada y California, me cuenta de sus tremendas transhumancias “a la americana”, de lo que los pastores se gastan en los casinos de Reno…; mientras ascendemos con el ganado y llegamos a la grandiosa “Pared de Erata” que parte el puerto de Ainielle y Espierre en más de dos kilómetros a 2.000 metros de altura, comentamos el terrible esfuerzo de los habitantes de Ainielle para levantar semejante obra, así como el estupor que produciría en aquellos habitantes de Sobrepuerto el contemplar junto a la pared una oruga de prospecciones de gas.

SANTA OROSIA
El altiplano de Santa Orosia es lugar de tradición pastoril: El hallazgo del cuerpo de la Santa e incluso la manifestación folklórica de los danzantes de Yebra. Aquí, en esta zona, el escarpe que forma al SW las pudingas tenemos la mallata de Osán a 1.600 metros sobre el nivel del mar; el corral de ésta es muy inclinado por lo que es malo para coger las reses, algunos grandes bloques se han desprendido del escarpe y saltean el espacio -lugar predilecto para subir las cabras- la pared de la caseta queda exactamente a un metro de la cortada. La estructura del edificio y las dimensiones son similares a la de “Mallata Lopera”.
No lejos de este lugar, y en el último tramo del camino de Yebra al Zoqué, en la zona del martirio, hay abundantes extraplomos bajo el escarpe de pudingas -baumas- que fueron aprovechados antiguamente como refugio de ganado y pastores y que por su situación podrían deparar hallazgos arqueológicos.

LINÁS
En el flanco Sur de Tendeñera nace el Barranco de Sorrosal que vierte aguas al Ara, los glaciares cuaternarios forjaron pequeño valles compartimentados por contrafuertes; uno será el del Puerto de Gavín, otro el de Yésero y otro el de Linás que da nacimiento al Sorrosal. Era un valle digno de visitar por el paisaje físico y el humano, pues está totalmente jalonado de bordas, a cual más bonita; si lo subimos integralmente, llegaremos a una grata sorpresa: un precioso puente medieval que salva el barranco en un tramo embravecido. Aquí comienza la dura pendiente que nos llevará a la cota de 2.080 metros donde se encuentra nuestra mallata, llama la atención su posición vigilante y descarada a las inclemencias; a su espalda aún se observan los restos de tres corrales contiguos que según me explicaron difieren en proporción porque cada uno corresponde a un pueblo que tenía una parte concreta de puerto, así Fragen contaba con el corral más pequeño, le seguía Broto y Línas tenía el más grande.
La estructura de la caseta es semejante a una borda y algo más grande y realzada que las de Erata y Santa Orosia.

CANCIÁS
Cerca de la cumbre y a la vista de la Guarguera y Sierra de Guara, observamos un refugio pastoril, singular en nuestra zona; se halla a 1.800 metros y es un refugio atrincherado en las pudingas, excavado plenamente en ellas y al que se accede a través de un pasillo a cielo abierto; la techumbre es de madera y tasca de los alrededores. Pertenece al monte de Gillué y aún está habitada.
****
Hemos realizado un recorrido por estos humildes monumentos de la Historia, de los que nada se ha escrito, porque para eso están las iglesias y las casas solariegas; pero aquí en estos reducidos interiores cubiertos de hollín se escribió la verdadera Historia -de del día a día, la del sacrificio del milenario montañés-.”

E. Satué

Read More

Mallatas (I): Introducción

Dende fa ya quasi un anyo, me rondaba por a cabeza la ideya de fer un blog que tractase temas relacionaus con a ganadería sostenible, extensiva, ecolochica… Y por o mío esmo no feban mas que pasear-se posibles temas (que seguntes a disponibilidat de tiempo que tienga, s’irán plasmando aquí con mayor u menor freqüencia) ta publicar. O problema yera que no se m’ocurriba garra nombre. Buscaba un nombre que definise, en una parola, ixe modelo de ganadería que viengo a esfender. Dica que fa poco, s’enchegó a bombeta. Curiosament heba estau siempre astí: mallata.

Ta qui no lo sabatz, mallata ye lo que en castellan se conoix como “majada” y ye un puesto enmeyo d’o campo u d’a montanya que sirve como cubillar d’o bestiar y d’os pastors quan les sobreviene o mal orache y tamién entre as nueitz que han de pasar en ixas zonas entre o pastoreo u a transuancia. A definición de Wikipedia adhibe que a mallata “se compone d’una u quantas casas chicotas u chozas que sirven de cobertizo a o bestiar y acondicionadas como cubillar t’o pastor, rodiadas por una cerca, normalment de piedra, que fa as veces de corral. Se gosan de situar en zonas an l’augua, os pastos y l’alimento son abundants y os animals puedan estar suficientment abastecius”.

Mallata en a Val de Chistau (Foto: Wikipedia)

Mallata en a Val de Chistau (Foto: Wikipedia)

Buscando publicacions que charrasen d’as mallatas, me trobé con un articlo muit interesant d’Enrique Satué y José  Luis Acín Fanlo titulau Vida Pastoril en una mallata de Sobremonte, publicau en 1983 en Temas de antropología aragonesa, y que se puede consultar en este enrastre (puncha aquí)En iste articlo, sobre a descripción de mallata, y a diferencia entre ista y o cubilar, amaneixe lo siguient:

“Mallata y cubilar pueden pareixer sinonimos, y manimenos a diferenciación ye clara: a primera fa alusión a o puesto an que o bestiar pasa a nueit estival en a tasca alpina, componiu por caseta pastoril y corral de paret de losa u enmarcación aproximada de buxos; o cubilar no ye que un prau cheneralment ficau en un pinar, an que o bestiar “fa tiempo” en puyar u baixar d’os puertos. Todas dos parolas tienen correspondencia a totz dos costaus d’a cordillera: “cubilar” entronca con o termin gascón “couyala”. Mallata, que estió replegada en l’aria pirinenca de Barèges por Gerhard Rholfs con l’acepción de “mallado”, proviene d’o latín “macula”, que fa alusión a la malla protectora que extenderían os pastors ta protecher a o rabanyo d’as alimanyas.

O cubillar pastoril d’a “mallata” tiene un alto intrés filochenetico malas que nos sinyala o que sería o primer estadio d’a casa pirinenca (cubillar-borda-casa).

Mereixe a pena resaltar que a evolución estructural d’istes cubillars no ye en relación directa con a riqueza d’a comunidat pastoril que las animó, sino mas bien se relaciona con a suya ubicación cheografica: emplego de materials, etc. Asinas, en a mesma epoca, os pastors d’Ansó se refuchiaban en os extraplomos d’Estanés u Auguas Tuertas, mientres que as comunidatz mas humils de Sobremont u Sobrepuerto construiban minibordas aisladas en a tasca u porque o meyo no le daba unatro amparo, chenerando una solución arquitectonica mas innovadora.

Isto nos charra en parte d’o constant caracter marguinal d’o pastoril, encara en as comunidatz mas ricas, an que o pastor siguió sumiu dica l’aparición d’a industrialización en un arcaísmo inamovible, basau por unatra parte en a fuerte hierarquización d’a institución d’a casa.”

Por unatro costau, a parola majada, en castellán, tamién fa referencia a o majadeo u redileo, que consiste en en fer adormir a o bestiar mientras una sola nueit en una parcela acotada por un ret u qualsiquier atro recurso facil de transportar. A la nueit siguient se mueve o cercau enta unatra parcela contigua, y asinas succesivament dica aconseguir que o bestiar haiga adormiu en toda a superficie d’a “majada”, aconseguindo d’ista traza fertilizar o terreno y estimular a producción d’humus, amás de enriquir a suya composición en plantas d’alta productividat, como son as leguminosas.

Manimenos, o termin aragonés, mallata, no aculle iste zaguer significau. Y lo mas similar a o majadeo sería “femar campos con cletaus“.

Y con ista introducción a o blog, y a las mallatas, un d’os símbolos d’a ganadería sostenible y extensiva en a Peninsula Iberica, d’as que continaré charrando proximament, me despido por hue.

Read More

Mallatas (I): Introducción

Desde hace ya casi un año, me rondaba por la cabeza la idea de hacer un blog que tratase temas relacionados con la ganadería sostenible, extensiva, ecológica… la agroecología y la soberanía alimentaria. Y por mi mente no hacían más que pasearse posibles temas (que según la disponibilidad de tiempo que tenga, se irán plasmando aquí con mayor o menor frecuencia) para publicar. El problema era que no se me ocurría ningún nombre. Buscaba un nombre que definiese, en una palabra, ese modelo de ganadería que vengo a defender. Hasta que hace poco, se encendió la bombilla. Curiosamente había estado siempre ahí: mallata.

Para quienes no lo sepáis, mallata significa en aragonés “majada” y es un lugar en medio del campo o de la montaña que sirve como refugio del ganado y de los pastores cuando les sobreviene el mal tiempo y también durante las noches que tienen que pasar en esas zonas durante el pastoreo o la trashumancia. La definición de Wikipedia añade que la mallata “se compone de una o varias casas pequeñas o chozas que sirven de cobertizo al ganado y acondicionadas como refugio para el pastor, rodeadas por una cerca, normalmente de piedra, que hace las veces de corral. Se suelen situar en zonas donde el agua, los pastos y el alimento son abundantes y los animales puedan estar suficientemente abastecidos”.

Mallata en el Valle de Chistau (Foto: Wikipedia)

Mallata en el Valle de Chistau (Foto: Wikipedia)

Buscando publicaciones que hablasen de las mallatas, me encontré con un artículo muy interesante de Enrique Satué y José  Luis Acín Fanlo titulado Vida Pastoril en una mallata de Sobremonte, publicado en 1983 en Temas de antropología aragonesa, y que se puede consultar en este enlace (pincha aquí)En este artículo, sobre la descripción de mallata, y la diferencia entre ésta y el cubilar, aparece lo siguiente:

“Mallata y cubilar pueden parecer sinónimos, y sin embargo la diferenciación es clara: la primera hace alusión al lugar donde el ganado pasa la noche estival en la tasca alpina, compuesto por caseta pastoril y corral de pared de losa o enmarcación aproximada de bojes; el cubilar no es más que un prado generalmente insertado en un pinar, donde el ganado “hace tiempo” al subir o bajar de los puertos. Ambas palabras tienen correspondencia a los dos lados de la cordillera: “cubilar” entronca con el término gascón “couyala”. Mallata, que fue recogida en el área pirenaica de Bareges por Gerhard Rholfs con la acepción de “mallado”, proviene del latín “macula”, que hace alusión a la malla protectora que extenderían los pastores para proteger al rebaño de las alimañas.

El refugio pastoril de la “mallata” tiene un alto interés filogenético en cuanto nos señala lo que sería el primer estadio de la casa pirenaica (refugio-borda-casa).

Merece la pena resaltar que la evolución estructural de estos refugios no está en relación directa con la riqueza de la comunidad pastoril que las animó, sino más bien se relaciona con su ubicación geográfica: empleo de materiales, etc. Así, en la misma época, los pastores de Ansó se refugiaban en los extraplomos de Estanés o Aguas Tuertas, mientras que las comunidades más humildes de Sobremonte o Sobrepuerto construían minibordas aisladas en la tasca o porque el medio no le daba otro amparo, generando una solución arquitectónica más innovadora.

Esto nos habla en parte del constante carácter marginal de lo pastoril, aún en las comunidades más ricas, donde el pastor siguió sumido hasta la aparición de la industrialización en un arcaísmo inamovible, basado por otra parte en la fuerte jerarquización de la institución de la casa.”

Por otro lado, la palabra majada, en castellano, también hace referencia al majadeo o redileo, que consiste en en hacer dormir al ganado durante una sola noche en una parcela acotada por una red o cualquier otro recurso fácil de transportar. A la noche siguiente se mueve el cercado hacia otra parcela contigua, y así sucesivamente hasta conseguir que el ganado haya dormido en toda la superficie de la majada, consiguiendo de esta manera fertilizar el terreno y estimular la producción de humus, además de enriquecer su composición en plantas de alta productividad, como son las leguminosas.

Sin embargo, el término aragonés, mallata, no acoge este último significado. Y lo más similar al majadeo sería “femar campos con cletaus“.

Y con esta introducción al blog, y a las mallatas, uno de los símbolos de la ganadería sostenible y extensiva en la Península Ibérica, de las que seguiré hablando próximamente, me despido por hoy.

Read More
Hola, usamos cookies. :)    Más información
Privacidad