Entrevista en ‘La Huerta Digital’

Punchando aquí podetz trobar a entrevista que Jorge García d’Opazo fació a l’autora d’iste blog ta La Huerta Digital.[cml_meya_alt itz='1304']IMG-20151030-WA0003-672x372[/cml_meya_alt]

Read More

Entrevista en ‘La Huerta Digital’

Pinchando aquí podéis encontrar la entrevista que Jorge García de Opazo hizo a la autora de este blog para La Huerta Digital.[cml_media_alt id='1304']IMG-20151030-WA0003-672x372[/cml_media_alt]

Read More

Un anyo de Mallata

Hue fa un anyo que ista mallata se chitó lo morral a lo huembro y prencipió a transuar por o ret. Ha estau un trayecto muit emocionant, en o qual no han deixau de sumar-se-ie nomadas y en o qual no hemos aturau ni un inte de caminar.

Dimpués d’iste tiempo solament puedo dicir Gracias a todas as personas que fetz parte d’iste refuchio y dicir que isto ha estau solo que o prencipio y que queda encara muito camin por recorrer y muitas historias que contar 🙂

Read More

Un año de Mallata

Hoy hace un año que esta mallata se echó el morral al hombro y comenzó a trashumar por la red. Ha sido un trayecto muy emocionante, en el que no han dejado de sumarse nómadas y en el que no hemos parado ni un momento de caminar.

Después de este tiempo sólo puedo decir GRACIAS a todas las personas que formáis parte de este refugio y decir que esto ha sido sólo el principio y que queda aún mucho trayecto por recorrer y muchas historias que contar 🙂

Read More

Dispertemos

Fa dos hibiernos tenié a suerte de poder escuitar en Zaragoza o testimonio de Donald Moncayo, lider indichena, y Pablo Fajardo, advogau prencipal d’o Caso Texaco y ganador en 2008 d’o Premio Goldman, premio que se concede anualment a defensors d’a naturaleza y o medio ambient, bella cosa asinas como o Nobel d’Ecolochía.

Ye dificil, dende a distancia, dende a piel de qui nunca no ha sentiu a chungla, de qui tiene auto, calefacción, de qui se ducha diariament con augua calient, y no se pregunta d’án sale ixa enerchía, entender as luitas por a vida que plegan dende l’atro costau de l’oceano y solidarizar-se con ellas. Pero ixe día la sala yera plena, repleta de uellos brillants, d’almas ubiertas y d’asperanza.

Yo heba iu allí con Manu y Teresa, que encara teneban en as pupilas a imachen verda d’a vechetación de Sucumbíos, y a memoria negra d’os testimonios de qui les charroron d’o dolor d’o petrolio; y con Miguel, que agora se troba descubrindo atras chunglas en o corazón d’America Latina. Creigo que aquella charrada nos fació recordar atras luitas d’aquí y d’allá: a d’os bolivianos en o TIPNIS, a d’os vecins d’Artieda, a d’o Bergantes Nos recordó que somos fillos d’a Pachamama, a Mai Tierra, y que hemos d’honrar a Inti, o Dios Sol, encara que a comodidat d’os nuestros sofás s’encerrine en fer-nos ixuplidar qui somos y d’án venimos.

Mientras aquella tarde de febrero en o Centro Pignatelli, Pablo y Donald compartioron as horrors que a multinacional petrolera Chevron-Texaco heba provocau en a chungla amazonica, y as conseqüencias d’as suyas extraccions en as personas que astí viven. Nos amostroron cintas an que uns monstruos con sombrero texano afirmaban que a chungla yera astí ta esclatar-la, no ta que os humans convivisen en paz fendo parte d’ella, chustificando asinas a expulsión d’aquellas personas que, igual como os suyos devantpasaus, quereban seguir vivindo allí, conservando a suya cultura y as suyas tradicions. Lavando-se as mans de tot o mal que ha chenerau a petrolera en l’Ecuador. Tot en nombre d’o Dios Diners, que no entiende de Pachamamas, ni d’Intis, ni de respecto, ni de vida…

Pablo, emocionau, nos contó tamién como asasinoron a o suyo chirmán en confundir-lo con ell, y ye que sale caro esfender a tierra de qui quieren lucrar-se d’ella ta emplir as suyas pochas con sangre. Seguntes l’informe de Global Witness titulado “Quántos mas?, l’anyo pasau asasinoron a 116 activistas d’o medio ambient, d’os quals “un 40 % d’istas victimas yera indichena y as prencipals causas d’a suya muerte estioron a industria hidroelectrica, a minería y l’agroindustria”. A investigación adhibe tamién que “Honduras ye o país mas perigloso per cápita t’os activistas ambientals y d’a tierra con 101 asesinatos entre 2010 y 2014”. Precisament en Honduras asasinoron o pasau 3 de marzo a Berta Cáceres, lider indichena y ganadora d’o Premio Goldman en 2015. A Berta la matoron por haber aconseguiu aturar a construcción d’una presa en o Río Gualcarque, sagrau t’o pueblo lenca, pus d’ell brota l’augua que beben y que aduya a medrar a las simients que les dan de minchar. Uns días antes Berta heba denunciau l’asesinato d’atros companyers y as menazas que sufriba. En una entrevista a Eldiario.es o pasau mes de chunio, Berta heba declarau que “os que refusamos istes prochectos somos menazaus, menazan as nuestras vidas, a nuestra integridat fisica y emocional, a d’as nuestras familias y comunidatz enteras, nos quieren negar a existencia como pueblos orichinarios. Vivimos en un ambient d’impunidat y de nula administración de chusticia”.

En l’asalto a la vivienda de Berta Cáceres resultó feriu Gustavo Castro Soto, miembro d’Amigos d’a Tierra Mexico, o Ret Mexicano d’Afectaus por a Minería (REMA) y o Movimiento Mesoamericano contra o Modelo Extractivo Minero (M4) y qualo testimonio puede estar crucial ta resolver os feitos escayeixius en a maitinada d’o pasau 3 de marzo, cosa por a quala a suya vida corre serio periglo. Dende Amigos d’a Tierra piden a o Gubierno Hondurenyo que reaccione de forma immediata contra os asesinos de Berta Cáceres y que protecha a Gustavo Castro, de vez que s’ha encetau una campanya de replegada de sinyaturas ta que proporcionen todas as medidas posibles ta guarenciar protección immediata a Gustavo Castro.

Encara que nos pueda pareixer que Honduras y Mexico son puestos leixans, as suyos luitas son tamién as nuestras luitas. Aquí tamién i hai victimas d’a esfensa d’o medio ambient, como os 8 de Yesa, que s’enfrentan a penas de dica seis anyos y meyo de garchola por oposar-se pacificament a o recrecimiento de l’embalse de Yesa. Amás, no podemos ixuplidar-nos que dezaga d’os megaproyectos que se miran d’acabar con os recursos naturals y que provocan grieus daños ambientals, i hai multinacionals extrancheras, muitas d’ellas espanyolas, como a interpresa Ecoener-Hidralia, que empenta la construcción d’una hidroelectrica en o Río Canbalam (Guatemala) a la quala s’oposan as comunidatz locals.

En aquella charrada en o Pigatelli, Donald Moncayo y Pablo Fajardo compartioron mesa con o tamién Premio Goldman, Pedro Arrojo, qui en l’anyo 2001 salió, igual como Berta, en esfensa d’os ríos, encabezando a luita contra o Plan Hidrolochico Nacional. O pasau 6 de marzo Pedro escribiba en a suya cuenta de twitter: “a tuya muerte, chirmana, no será en balde. A luita contina y continará mas fuerte”. Dende fa una semana a clamor d’os ríos plora o nombre de Berta y a suya voz se siente mas que no nunca recordando-nos as suyas parolas en a ceremonia d’entrega d’o Premio Goldman: “Dispertemos, dispertemos humanidat, ya no bi ha tiempo”. Dispertemos, porque a tierra y os ríos no son de dengún y quieren apropiar-les-ne.

Read More

Despertemos

Hace dos inviernos tuve la suerte de poder escuchar en Zaragoza el testimonio de Donald Moncayo, líder indígena, y Pablo Fajardo, abogado principal del Caso Texaco y ganador en 2008 del Premio Goldman, premio que se concede anualmente a defensores de la naturaleza y el medio ambiente, algo así como el Nobel de Ecología.

Es difícil, desde la distancia, desde la piel de quien nunca ha sentido la selva, de quien tiene coche, calefacción central, de quien se ducha diariamente con agua caliente, y no se pregunta de dónde sale esa energía, entender las luchas por la vida que llegan desde el otro lado del océano y solidarizarse con ellas. Pero ese día la sala estaba llena, repleta de ojos brillantes, de almas abiertas y de esperanza.

Yo había ido allí con Manu y Teresa, que todavía tenían en las pupilas la imagen verde de la vegetación de Sucumbíos, y el recuerdo negro de los testimonios de quienes les hablaron del dolor del petróleo; y con Miguel, que ahora se encuentra descubriendo otras selvas en el corazón de América Latina. Creo que aquella charla nos hizo recordar otras luchas de acá y de allá: la de los bolivianos en el TIPNIS, la de los vecinos de Artieda, la del Bergantes… Nos recordó que somos hijos de la Pacha Mama, la Madre Tierra, y que tenemos que honrar a Inti, el Dios Sol, aunque la comodidad de nuestros sofás se empeñe en hacernos olvidar quienes somos y de dónde venimos.

Durante aquella tarde de febrero en el Centro Pignatelli, Pablo y Donald compartieron los horrores que la multinacional petrolera Chevron-Texaco había provocado en la selva amazónica, y las consecuencias de sus extracciones en las personas que ahí viven. Nos mostraron vídeos donde unos monstruos con sombrero tejano afirmaban que la selva estaba ahí para explotarla, no para que los humanos conviviesen en paz formando parte de ella, justificando así la expulsión de aquellas personas que, al igual que sus ancestros, querían seguir viviendo allí, conservando su cultura y sus tradiciones. Lavándose las manos de todo el mal que ha generado la petrolera en el Ecuador. Todo en nombre del Dios Dinero, que no entiende de Pachamamas, ni de Intis, ni de respeto, ni de vida…

Pablo, emocionado, nos contó también como asesinaron a su hermano al confundirlo con él, y es que sale caro defender la tierra de quienes quieren lucrarse de ella para llenar sus bolsillos con sangre. Según el informe de Global Witness titulado “¿Cuántos más?”, el año pasado asesinaron a 116 activistas del medio ambiente, de los cuales “un 40 % de estas víctimas era indígena y las principales causas de su muerte fueron la industria hidroeléctrica, la minería y la agroindustria”. La investigación añade también que “Honduras es el país más peligroso per cápita para los activistas ambientales y de la tierra con 101 asesinatos entre 2010 y 2014”. Precisamente en Honduras asesinaron el pasado 3 de marzo a Berta Cáceres, líder indígena y ganadora del Premio Goldman en 2015. A Berta la mataron por haber conseguido paralizar la construcción de una presa en el Río Gualcarque, sagrado para el pueblo lenca, pues de él brota el agua que beben y que ayuda a germinar las semillas que les dan de comer. Unos días antes Berta había denunciado el asesinato de otros compañeros y las amenazas que sufría. En una entrevista a Eldiario.es el pasado mes de junio, Berta había declarado que “los que rechazamos estos proyectos somos amenazados, amenazan nuestras vidas, nuestra integridad física y emocional, la de nuestras familias y comunidades enteras, nos quieren negar la existencia como pueblos originarios. Vivimos en un clima de impunidad y de nula administración de justicia”.

Durante el asalto a la vivienda de Berta Cáceres resultó herido Gustavo Castro Soto, miembro de Amigos de La Tierra México, la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) y el Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero (M4) y cuyo testimonio puede ser crucial para resolver los hechos acontecidos en la madrugada del pasado 3 de marzo, por lo que su vida corre serio peligro. Desde Amigos de la Tierra piden al Gobierno Hondureño que reaccione de forma inmediata contra los asesinos de Berta Cáceres y que proteja a Gustavo Castro, y se ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que proporcione todas las medidas posibles para garantizar protección inmediata a Gustavo Castro.

Aunque nos pueda parecer que Honduras y México son lugares lejanos, sus luchas son también nuestras luchas. Aquí también hay víctimas de la defensa del medio ambiente, como los 8 de Yesa, que se enfrentan a penas de hasta seis años y medio de cárcel por oponerse pacíficamente al recrecimiento del embalse de Yesa. Además, no podemos olvidarnos de que detrás de los megaproyectos que intentan acabar con los recursos naturales y que provocan graves daños ambientales, hay multinacionales extranjeras, muchas de ellas españolas, como la empresa Ecoener-Hidralia, que promueve la construcción de una hidroeléctrica en el Río Canbalam (Guatemala) a la que se oponen las comunidades locales.

En aquella charla en el Pigatelli, Donald Moncayo y Pablo Fajardo compartieron mesa con el también Premio Goldman Pedro Arrojo, quien en el año 2001 salió, al igual que Berta, en defensa de los ríos, encabezando la lucha contra el Plan Hidrológico Nacional. El pasado 6 de marzo Pedro escribía en su cuenta de twitter: “Tu muerte, hermana, no será en balde. La lucha sigue y seguirá más fuerte”. Desde hace una semana el clamor de los ríos llora el nombre de Berta y su voz se oye más que nunca recordándonos sus palabras en la ceremonia de entrega del Premio Goldman: “Despertemos, despertemos humanidad, ya no hay tiempo”. Despertemos, porque la tierra y los ríos no son de nadie y se los quieren apropiar.

Read More

Consume Local

Mantiene a las tuyas amistatz aman, y a los tuyos agricultors encara mas aman:consume local.

Read More

Consume Local

Mantén a tus amistades cerca y a tus agricultores aún más cerca: consume local.

Read More

#YoRefirmoAsRazasAutoctonas

Seguntes a Organización d’as Nacions Unidas ta l’Alimentación y l’Agricultura, en os zaguers 15 anyos han desapareixiu 300 d’as 6.000 razas de ganau conoixidas.

[cml_media_alt id='1261']razas-ara[/cml_media_alt]

Read More

Un mundo sin abellas

Articlo publicau o 3 de marzo de 2016 en La Braña d’Eldiario.es Cantabria.

Siempre m’han feito goyo os praus plagaus de flors, y tamién os que no tienen flors, pero sí tienen hierba. Os campos de cereals… Y m’aturo a pensar-lo y muitos d’os campos que veyeba en a mía infancia son hue edificios, poligonos u simplament son abandonaus… A tierra no tiene ya a valor que teneba antesmás, porque agora son os diners los que dan de minchar. A ormino me pregunto qué pasaría si de rapiconté no podesenos comprar virolla. Apreciaríanos alavez a valor que tiene a tierra?

Encara que, en realidat, no ye solament a tierra la que nos proporciona alimento: s’ameneste augua, simients y, entre atras cosas, abellas. Totz hemos sentiu bella vez aquella frase que le’n atribuyen a Einstein que diz que o día que desapareixcan as abellas, a os humans nos quedarán quatro anyos de vida. Y ye que as abellas, con a suya chicota grandaria, alimentan a o mundo, pues ye gracias a l’intercambio de polen, que os insectos tresladan dende as anteras d’una flor dica os estigmas d’una mesma planta u d’atras, que as especies vechetals producen simients y frutos.

Pero igual que no hemos sabiu valorar a tierra, no hemos pensau tampoco en a importancia que tienen as abellas en as nuestras vidas, por o qual no importó emplir os campos con plaguicidas, que enverenan a las abellas y perturban o suyo sentiu d’orientación; sembrar monocultivos extensivos (grans superficies an que solament se siembra una sola planta, que si no proporciona nectar y polen, obliga a las abellas a tresladar-se grans distancias. Amás, a falta de diversidat puede provocar que no troben totz os nutrients que amenesten); accelerar o cambeo climatico, etc…

Dende fa uns anyos, una nueva menaza mete en risgo a las abellas europeas, ye a Vespa velutina, comunament conoixida como avispón u viespra asiatica, una especie invasora orichinaria d’Asia que, por o que pareix, plegó en Europa por accident en un contenedor con productos horticolas procedent de China. Ista especie se propaga muit rapidament, s’estima que a una velocidat de 90-100 km a l’anyo, y s’adapta especialment bien en zonas con muita humedat, con poco contraste de temperaturas y con quantas cuencas hidrograficas, como, por eixemplo, a Cornisa Cantabrica.

O prencipal problema d’a viespra asiatica ye que s’alimenta d’especies autoctonas d’insectos, especialment d’abellas meliferas, por lo qual, en acabar con ells, disminuye a polinización y, por tanto, a producción de fruito, por la qual cosa nos deixa sin virolla, producindo amás grieus mals economicos en o sector apicola, fruticola y agricola.

Por ixo hue, chueves 3 de marzo, a Confederación en Esfensa de l’Abella en a Cornisa Cantábrica (CODACC) será en o Parlamento Europeu participando en a chornada ‘Encarando retos t’a supervivencia d’as abellas en Europa’, an no solament se charrará d’a molesta viespra asiatica, sino tamién d’os pesticidas neonicotinoides y d’as politicas de preservación d’as abellas. Amás, CODACC ha ninviau una carta a o Parlamento Europeu denunciando a falta de medios ta luitar contra ista especie invasora y pedindo medidas ta controlar a situación.

Probablement no será noticia en garra telediario, pero hue un grupo d’apicultors ye en Bruselas charrando ta que os humans podamos seguir minchando dentro de quatro anyos. Porque os apicultors no solament fan miel, sino que tamién aduyan a que siga habendo praus plenos de flors,aurons en as nuestras montanyas y virolla en os nuestros platos.

Read More
Hola, usamos cookies. :)    Más información
Privacidad