El día que apadriné un olivo

Artículo escrito originalmente en inglés, publicado en el blog del Proyecto SIMRA el 1 de febrero de 2018.

Carmen, mi olivo apadrinado. (Foto: Apadrinaunolivo.org)

Esta semana hace un año que apadriné un olivo. Le llamé Carmen, como mi abuela, y siempre que quiero saber cómo le va, me basta con abrir una aplicación que tengo instalada para ver fotos suyas, saber si le han podado o no, qué tiempo hace ese día en Oliete (el pueblo donde está), etc… Y una vez al año recibo dos botellas de delicioso aceite. Pero lo que más me gusta, es que por solo 50€ al año estoy ayudando a dar empleo a personas en riesgo de exclusión, a que gente joven pueda tener un futuro en su pueblo y no tengan que emigrar a las ciudades, a que no se cierre la escuela de un pueblo que, como tantos otros del interior de España, se enfrenta a los monstruos de la despoblación, del envejecimiento y de la soledad. Y, todo esto, a la vez, ayudando a recuperar unos olivos centenarios, y con ellos, recuperando tradiciones y manteniendo paisajes. En definitiva, ayudando a cuidar el territorio garantizando la sostenibilidad ambiental, social y económica.

Apadrina un olivo era, hasta hace un año, un proyecto del que había oído hablar, del que sabía cosas sueltas, y del que me enamoré cuando contacté con uno de sus impulsores para que me informase de su proyecto, con el fin de que pasaran a formar parte de la base de datos de iniciativas rurales de innovación social del proyecto SIMRA (Innovación Social en Áreas Rurales Marginales). Así que dejadme que os presente este maravilloso proyecto.

Oliete es un pueblo situado en la provincia de Teruel, una de las provincias más despobladas de la Unión Europea. En los últimos cien años, la población de Oliete ha pasado de 2.000 a 420 habitantes censados actualmente (el número real de personas viviendo ahí, es todavía menor). Como consecuencia, 100.000 olivos cayeron en el abandono en el pueblo.

Fueron unos jóvenes de Oliete quienes se dieron cuenta de que tenían que buscar la forma de salvar esos olivos, árboles que no solo representan parte de la dieta tradicional de la zona, sino también su cultura, su paisaje, y, por supuesto, su conocimiento tradicional y la herencia que permanece de sus ancestros. También se percataron de que recuperando los olivos, podrían combatir la despoblación en la zona, siendo estos los objetivos principales de la asociación que crearon y a la que denominaron Asociación para la recuperación de olivos yermos de Oliete.

Apostaron por un sistema de micromecenazgo, que consiste en personas que apadrinan olivos. Los padrinos reciben periódicamente fotos de su árbol a través de una app, y también información sobre las condiciones climáticas de la zona, del trabajo que se está realizando, etc… Además de dos litros de aceite de oliva virgen extra de las variedades locales manzanota y empeltre, procedente de los olivos apadrinados. También organizan visitas de campo, para que puedas conocer a tu olivo, de forma que también se fomenta el turismo rural en la comarca.

Los verdaderos dueños de los olivos son en muchos casos los nietos de las últimas personas que se hicieron cargo del árbol, y normalmente trabajan en ciudades, lejos de Oliete. Con esta iniciativa, sus olivos son recuperados y a partir del sexto año de que el olivo entre en el proyecto (que es el tiempo que se estima necesario para que los árboles vuelvan a producir una cantidad regular de olivas), reciben el 10% de la cosecha.

Hasta ahora, esta iniciativa ha creado seis puestos de trabajo en Oliete, consiguiendo que seis personas menores de 35 años permanezcan en el pueblo evitando emigrar, combatiendo así la despoblación. Este proyecto también da empleo a gente de ATADI, una asociación de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, de forma que ayudan a que personas en riesgo de exclusión tengan un empleo. Este año escolar, la Asociación buscó una familia para vivir en Oliete y trabajar para el proyecto, evitando así el cierre de la escuela, que no tenía suficientes niños para continuar abierta este año (en Aragón, las escuelas rurales necesitan un mínimo de 5 niños matriculados para seguir abiertas).

Por otro lado, Apadrina un olivo ha impulsado la apertura de una almazara en Oliete, donde gente de fuera del proyecto pueden traer sus propias olivas y obtener su aceite, asegurando de esta manera la recuperación de sus propios olivos. La almazara provee un servicio local, al tiempo que hace las funciones de centro social.

Yo ya he renovado mi apadrinamiento, y estoy deseando recibir mi aceite en casa. Ojalá este año sea el año en el que por fin conozca a Carmen. Me muero de ganas de que llegue el día en el que pueda abrazar al árbol que lleva el nombre de mi abuela.

Read More

Todos repiten lo mismo

H
Hay una canción de José Antonio Labordeta que siempre que la escucho, se me pone la piel de gallina. Se llama Todos repiten lo mismo, y me hace pensar en el medio rural, lo que me hace estremecerme aún más. Me recuerda a mi padre, y a las historias que cuenta de su padre. A mi tío, y a las historias que cuenta del verano en que nació mi padre y mi abuela le mandó al pueblo de mi abuelo. Y me recuerda a las primas de mi padre, que resistieron en un medio rural a años luz del medio urbano. Pero no puedo evitar, tampoco, preguntarme ¿y ahora por qué se marchan?. Y sí, nada ha cambiado, todos repiten lo mismo. Pero vayamos por partes.

(más…)

Read More

¡Gracias Molina!

El pasado sábado 21 de octubre de 2017, tuve la suerte de participar en el II Encuentro de Experiencias sobre el emprendimiento de la Mujer Rural en Molina de Aragón con la ponencia “La importancia de la Mujer en los sistemas agroganaderos”. El powerpoint de la charla lo podéis encontrar aquí. Fue un encuentro estupendo que comenzó con la charla de la Psicóloga Iratxe Bolaños sobre “claves internas para el emprendimiento rural femenino” y en el que participaron un buen número de mujeres emprendedoras y donde conocimos distintos proyectos en marcha, como Lactonatur, la quesería de María Andrés;  Paula Callejo, bióloga y artesana, presentó su Taller HaberlasHailas, donde construye juguetes en madera de pedagogías Waldorf, Montessori, etc.. y además realiza diseños en tela, podéis conocer mejor su amplio trabajo en su página de facebook. Ester Martín, compartió con nosotras su experiencia como artesana en madera, nos habló de sus comienzos y de como se ha tenido que ir adaptando con el paso del tiempo para mantener vivo su negocio, podéis descubrir sus obras de arte en su web. Otra de las emprendedoras que participaron el sábado en el Encuentro de Experiencias es Rebeca Hernández “Becky”, que cuando hace unos años se quedó sin empleo, decidió crear Legajos y Documentos, una empresa multiservicio orientada a ayudar a empresas, ayuntamientos y asociaciones en la gestión de documentos y redacción de proyectos, pero para conocer bien el trabajo de Becky, lo mejor es que la veais en esta entrevista. Y antes de que acabara la mañana, pudimos conocer a Carmen M. Iturbe, dietista, nutricionista y coach, os recomiendo seguir su página de Facebook en la que publica consejos sobre alimentación saludable.

Quiero dar las gracias a todas las asistentes por venir, y especialmente al Proyecto La Artesa de la Fundación Cepaim por organizar encuentros tan interesantes y necesarios.

Read More

II Encuentro de Experiencias sobre el emprendimiento de la Mujer Rural

El próximo sábado 21 de octubre tendrá lugar en Molina de Aragón (Guadalajara) el II Encuentro de Experiencias sobre el Emprendimiento de la Mujer Rural, que organiza La Artesa, programa para la mejora de empleabilidad de las mujeres rurales de la Fundación Cepaim.

El Encuentro se celebrará en la Sala Multiusos del edificio Apag de Molina de Aragón y comenzará a las 9.45h con la recepción de participantes. La jornada comenzará con la presentación del proyecto La Artesay su fundamentación en la Comarca de Molina de Aragón. A continuación, Iratxe Bolaños, psicóloga rural en Capacidad Positiva, impartirá la charla “claves internas para el emprendimiento rural femenino”, y Lucía López Marco, autora del blog Mallata.com, hablará de “la importancia de la Mujer en los sistemas agroganaderos”. Posteriormente se realizará una degustación de productos de la Tierra y habrá un Mercadillo de productos de artesanía hechos por Mujeres Rurales. La jornada proseguirá con una mesa redonda de experiencias de mujeres rurales emprendedoras, en la que participarán María Andrés de Lactonatur, ganadera y transformadora en Cuenca, productora de los “quesos de cabra felices”; Paula Callejo, bióloga y educadora ambiental en HaberlasHailas; Ester Martín, decoradora en madera y piedra; Rebeca Fernández, de Legajos y Documentos; y Carmen M. Iturbe, dietista-nutricionista y coach.

El programa completo del Encuentro se puede descargar aquí.

La Artesa es un programa para la mejora de la empleabilidad de las mujeres rurales que tiene como objetivo mejorar sus competencias personales y sociales hacia el autoempleo, crear redes de mujeres rurales emprendedoras y conocer las oportunidades que ofrece el entorno.

Read More

Sigamos tejiendo el medio rural

“Soy la tercera generación de hombres que vienen de la tierra y de la sangre. De las manos de mi abuelo atando los cuatro estómagos de un rumiante. De los pies de mi bisabuelo hundiéndose en la espalda de una mula para llegar a la aceituna. De la voz y la cabeza de mi padre repitiendo yo con tu edad yo y tu abuelo yo y los hombres“. Este poema está escrito por María Sánchez y aparece recogido en su libro Cuaderno de Campo (La Bella Varsovia, 2017). Hace pocos días, María denunciaba en su cuenta de twitter (@MariaMercromina) la falta de visibilización de las mujeres en ciertos espacios, concretamente en ciertas tertulias televisivas, y destacaba que la falta de referentes femeninos puede provocar que haya niñas que crean que no van a poder llegar a ser lo que les gustaría ser porque solo ven hombres desarrollando esa función.

Es muy necesario tener referentes fuera del entorno próximo, para darnos cuenta de que podemos llegar todo lo lejos que nos propongamos. Por este motivo he querido escribir este artículo, en el que me gustaría visibilizar a algunas de las muchas mujeres que trabajan por el medio rural, a quienes admiro y son referentes míos para seguir avanzando. Como no caben todas, me voy a limitar a mencionar a algunas de las que podemos encontrar desde cualquier punto del planeta en las redes sociales, y a aquellas a las que antes de que existiesen las redes sociales, yo buscaba en los libros.

En la actualidad, las redes sociales, especialmente twitter, son la mejor herramienta para conocer a otras mujeres que trabajan por el medio rural y visibilizar su labor; ya que permite romper con las distancias y estar conectadas. Y es a través de las redes sociales donde he descubierto a mujeres rurales de referencia para mí como son la ya mencionada María Sánchez (@MariaMercromina), veterinaria, escritora, y apasionada de las cabras, del medio rural y de las mujeres que luchan; Patricia Dopazo (@atomsdecolorins), del equipo editor de la Revista Soberanía Alimentaria y una gran difusora del trabajo de las mujeres rurales; Anna Gomar (@AnnaAnnetes), veterinaria, pertenece al Col·lectiu Esquella y trabaja, entre otras cosas, por la conservación de la Ovella Guirra (raza de oveja autóctona valenciana), recientemente ha creado el proyecto Esquellana, de recuperación y puesta en valor de la lana de la oveja Guirra; Amanda Tyson (@ChistauNatural), ganadera en Chistau Natural, un proyecto familiar de cría de terneras a pasto y venta directa del producto final; Ganaderas en Red (@GanaderasenRed), grupo de ganaderas y pastoras en extensivo, su gran labor visibilizando el trabajo de este colectivo les ha hecho merecedoras del Premio Extraodinario de Excelencia a la Innovación de Mujeres Rurales, otorgado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; Lucía Mur (@meteosaravillo), aficionada a la meteorología, Lucía nos da diariamente el parte meteorológico desde su pueblo, Saravillo (Huesca), a través de su blog, de su página de facebook y su twitter; Blanca Ruibal (@BlancaRuibal), ingeniera agrónoma y pianista, desde la Sierra Oeste de Madrid coordina el área de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra; Celsa Pleiteado (@CPeiteadoWWF), ingeniera agrónoma y coordinadora de Política Agraria y Desarrollo Rural en WWF España; Inés Jordana (@IJordana_RD), responsable de Agricultura y Alimentación en SEO Birdlife; Veru Álvarez Cachafeiro (@Veru_Alvarez), geóloga, emprendedora y autora del blog Lláscara, donde escribe sobre ecoturismo, educación ambiental, sostenibilidad, desarrollo rural y muchas cosas más; Elisa Bagüés (@Elibagues), responsable de Marketing y Comunicación en Agromonegros y autora del blog Agrocomunicando, donde analiza la comunicación agraria; Mar Verdejo Coto (@verdejomar), Ingeniera Técnico Agrícola y comunicadora en radio y prensa escrita; Fyna Acebo (@sacarico9), luchadora incansable por el medio rural; Natalia Manso de Zúñiga (@NataliaMdeZ), geógrafa, a través de su cuenta de twitter observa paisajes rurales.

Como he comentado, antes de que existiesen las redes sociales, buscaba esos referentes en los libros. Mi escritora favorita, a quien admiro profundamente, es Emilia Pardo Bazán, autora, entre otras obras, de Los Pazos de Ulloa y La Madre Naturaleza, dos novelas ambientadas en el medio rural gallego del siglo XIX. Emilia vivió en una época en la que no estaba bien visto que una mujer escribiese, y menos aún, que escribiese sobre cualquier cosa. Su marido recibió múltiples ataques por los textos de Emilia, y temiendo que identificaran a Emilia con el personaje femenino, valiente y revolucionario de su novela La tribuna, le pidió que dejara de escribir, algo a lo que Emilia se negó y decidió separarse de su marido. Emilia Pardo Bazán fue una firme defensora de los derechos de las mujeres y dedicó su vida a luchar por ellos.

En la literatura en aragonés, me costó más encontrar esos libros de mujeres defensoras del medio rural, a pesar de que es una literatura eminentemente rural y femenina, sin embargo, aún a día de hoy se visibiliza demasiado poco a las mujeres que escriben en este idioma y, además, al haber aumentado el número de hablantes en las ciudades, al tiempo que ha disminuido en los pueblos, parece que cada vez se escriben menos obras ambientadas en zonas rurales. Sin embargo, la literatura en aragonés se puede caracterizar, como decía, en seguir siendo precisamente rural y femenina. La obra más relevante en aragonés del Barroco, es la que dejó escrita Ana Abarca de Bolea. Y ya en época moderna, no podemos pasar por alto que el libro con más ejemplares vendidos es A Lueca, escrito por Chuana Coscujuela, donde la autora narra su infancia y juventud en un pueblo del Somontano de Barbastro (Huesca) a principios del siglo XX. No podría hablar de la literatura aragonesa sin mencionar a otras dos grandes escritoras, también rurales, como son Carmen Castán, escritora y profesora de aragonés en el Valle de Benasque, y Ana Tena Puy, escritora y ganadera.

Filanderas de Panticosa

En este artículo he mencionado solo a algunas de las muchas mujeres que trabajan cada día por el medio rural, y me he dejado a aquellas que no están en el mundo digital pero de quienes tanto he aprendido.

El tejido del medio rural se sostiene gracias a las mujeres, y tenemos que ser nosotras mismas quienes sigamos tejiendo redes para inspirarnos, crecer y seguir caminando, porque el día en que dejemos de andar, el medio rural llegará a su final.

Feliz día a todas las mujeres rurales, este artículo va por vosotras.

Read More

Estreno del documental Ruralink

Ruralink es un proyecto documental que se estrena el Viernes 31 Marzo a las 19.15 horas en el Centro Cívico Delicias de Zaragoza, que conecta a jóvenes del medio rural de Bradenburgo (Alemania), Lesbos (Grecia) y Aragón, a través del cual cuentan sus propias historias más allá de los estereotipos y la narrativa imperante en los medios de comunicación. El documental muestra una imagen moderna de las zonas rurales, donde encontramos jóvenes que dedican su vida a proteger, restaurar y revivir el territorio, sus comunidades locales y la cultura de su área, poniendo en práctica una visión de Europa basada en la sostenibilidad, la solidaridad y el pluralismo.

Durante 1 año, 9 jóvenes han aprendido técnicas de entrevista y filmación. Posteriormente, equipados y cámara en mano, han viajado en grupos transnacionales a zonas rurales de Brandeburgo, Lesbos y Aragón para entrevistar a otros 6 jóvenes locales sobre sus vidas, sus sueños y los retos que afrontan en el día a día, descubriendo sus vínculos con jóvenes de otros países de la Unión Europea.

El resultado de este trabajo es un documental, Ruralink, hecho por y para los jóvenes, el cual muestra un punto de vista actual de la juventud en el medio rural y escribe una nueva narrativa para un proyecto europeo conjunto.

Ruralink es un proyecto promovido por Fondo Natural (Aragón), Citizens for Europe (Berlin), Bridging Europe (Grecia), European Alternatives e.V y financiado por Jugend für Europa.

Más información sobre Ruralink en este enlace.

Read More

Economía social y solidaria en el medio rural

Artículo publicado originalmente en la Revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas, número 27

En tierras aragonesas nace en 2016 RuralESS, un colectivo de personas que apostamos por dinamizar el medio rural a través del emprendimiento y la economía social y solidaria (en adelante, ESS) como herramienta de transformación para los territorios.

Aunque no todas las personas que formamos parte de este colectivo habitamos el medio rural, tenemos muy claro que el presente y el futuro de nuestro entorno pasan por recuperar espacios y dinámicas que se encuentran lejos de la gran ciudad. En este sentido, vemos en el medio rural una oportunidad de cambio fundamental donde plantear un modelo social y económico más justo, más equitativo y más sostenible. Es aquí donde la ESS nos proporciona el marco en el que poder desarrollar estas relaciones, ofreciendo las herramientas, los recursos y los espacios de encuentro para las personas que quieren hacer las cosas de forma diferente.

Desde RuralESS nos hemos dado cuenta de que muchos de estos ingredientes ya existían en el medio rural aragonés y que solo hacía falta «mezclarlos» (ponerlos en común) para que todo este movimiento pasase de ser un planteamiento más o menos difuso a una realidad palpable. Con este análisis somero de la realidad rural, nos propusimos como colectivo aportar nuestro granito de arena.

[cml_media_alt id='1902']ruraless-02[/cml_media_alt]

Taller en L’Ainsa. (Foto: RuralESS)

Primero quisimos compartir nuestras reflexiones con otras personas del medio rural mediante un manifiesto y, con el fin de seguir creciendo y crear red, decidimos organizar dos jornadas. Las primeras tuvieron lugar en Zaragoza, los días 15 y 16 de diciembre, y estaban dirigidas sobre todo a agentes de empleo y desarrollo local, aunque contaron con la participación de un grupo de personas de procedencia y condición muy diversas. Se plantearon modelos de dinamización local desde los principios de la ESS y tuvimos la suerte de contar con la presencia de Daniel López, doctor en Agroecología, miembro de Ecologistas en Acción y parte del equipo impulsor del posgrado de Dinamización Local Agroecológica de la Universidad Autónoma de Barcelona. Las segundas jornadas fueron en L’Aínsa (Sobrarbe, Alto Aragón) el 17 de diciembre. Se acercaron muchas personas con proyectos y con la voluntad de conocer y tomar conciencia de que existen experiencias que se desarrollan en el mismo espacio y con unos principios muy similares, y surgieron un buen puñado de propuestas.

Aunque los escasos meses que llevamos de andadura no son suficientes para hacer una valoración del camino recorrido, en RuralESS tenemos la sensación de que el año 2017 promete empezar a poner en el centro a las personas a través del medio rural y de la ESS.

Queremos un buen vivir para nuestros pueblos, ¿tú también? Si tienes interés en estos temas, quieres conocer más o puedes echar una mano, no dudes en ponerte en contacto con nuestro grupo a través del correo aragonessrural@tutanota.com.

Read More

Tuberculosis y medio rural

Quizás, si vives en la ciudad, o, aunque vivas en un pueblo, si no tienes contacto con el mundo ganadero, no sepas que hay una bacteria que está poniendo en jaque al medio rural. Es la Mycobacterium bovis (M. bovis), más conocida como tuberculosis bovina, un bacilo estrechamente emparentado con M. tuberculosis y con M. avium, responsables de las tuberculosis humana y aviar respectivamente.

Este germen ha existido siempre y su hospedador principal es el ganado vacuno, aunque eso no significa que sólo se encuentre en vacas, sino que también ha sido aislado en humanos, ovejas, cabras, caballos, cerdos, jabalíes, ciervos, perros, gatos, zorros, visones, tejones, hurones, ratas, ardillas, nutrias, liebres, topos y linces entre otros. Esto es, no solo la transmite el ganado, sino también los animales salvajes.

Si ha existido siempre, te preguntarás porqué está poniendo ahora en peligro al medio rural. La razón es que durante los últimos años se están produciendo más casos de animales de granja que dan positivo a la prueba para detectar la tuberculosis bovina, y el motivo principal es el aumento de la población de fauna silvestre. Cada vez hay menos gente en el medio rural y también menos cazadores, es decir, que la fauna silvestre cada vez tiene menos “depredadores” que regulen la población, práctica que se ha desarrollado durante siglos, y al haber menos gente en el medio rural, tienen más territorio disponible. El problema es que al haber más población de fauna silvestre, es más difícil para los animales encontrar alimento, por lo que se acercan más a las granjas y a las zonas donde se encuentra el ganado. Es cierto que la ganadería extensiva y la fauna silvestre siempre han interactuado, pero es ahora, debido a este aumento demográfico de los animales salvajes, cuando más se están acercando los últimos a los primeros.

La tuberculosis bovina se controla en todas las granjas realizando una prueba individual para cada animal. En España, según el programa nacional de saneamiento ganadero, se exige el sacrificio del animal que haya dado positivo en los análisis de tuberculosis. Sin embargo, no se realizan pruebas, por razones obvias, a la fauna silvestre, por lo que aunque una granja esté libre de la bacteria, el contacto con los animales salvajes puede producir que la enfermedad aparezca en una ganadería sana. La vía principal de infección es la respiratoria, es decir, al inhalar las gotículas infectadas que un animal enfermo ha expulsado. Un animal enfermo, puede propagar la bacteria a través de exudados provenientes de lesiones específicas (como abscesos, fístulas o úlceras), y también a través de las heces, secreciones nasales, leche, orina, sangre, secreción vaginal y esperma. Por lo que un único individuo puede contagiar a muchos.

Una vez entendido el funcionamiento de Mycobacterium bovis, querrás saber cómo está poniendo en peligro a nuestros pueblos. La ganadería extensiva es la actividad que más población fija en el medio rural, ya que requiere de alguien que esté continuamente pendiente de los animales, pues estos, como los humanos, necesitan comer y beber a diario, y además, se enferman, dan a luz… así que necesitan de mínimo una persona que les cuide. La ganadería intensiva también fija población, solo que al estar todo mucho más automatizado, se necesita de menos mano de obra. Según algunos estudios, por cada empleo que crea la ganadería intensiva, se destruyen tres. Otras actividades desarrolladas en el medio rural como la agricultura, también fijan mucha población, sin embargo, al no necesitar de esa atención permanente, cada vez hay más gente que se dedica a la agricultura que vive en ciudades o pueblos grandes en vez de en la localidad donde se hallan sus cultivos. El turismo, que también es una de las principales fuentes económicas del medio rural, suele generar empleo en épocas muy concretas, por lo que finalizada la temporada, la gente vuelve a vivir a las ciudades. Por otro lado, el saneamiento ganadero está llevando al sacrificio a rebaños enteros por dar positivo a M. bovis, con lo que muchas familias se están quedando sin su medio de vida. Si la ganadería extensiva, como se ha comentado, es la que fija población en el medio rural, y, además, proporciona importantes servicios ecosistémicos, si se sacrifican rebaños enteros por la presencia de animales positivos a T. bovis, entonces, ¿quién quedará en los pueblos? y, si obligan a desaparecer a los productores de alimentos, entonces, ¿qué comeremos?.

El pasado viernes, Nel Cañedo Saavedra, ganadero asturiano, publicaba en su muro de facebook el vídeo que compartimos en esta entrada. Un vídeo lleno de razón y de rabia. De la rabia que produce el saber que están destruyendo la profesión más bonita que existe, la de pastor, una de las más antiguas y, sin duda, la que más ha hecho para moldear los ecosistemas que nos rodean, así como en la transmisión de la cultura popular; la rabia que produce saber que están acabando con el medio rural, con todo lo que conlleva.

Otru atropellu más. ( En sofitu de Fidel, ganaderu de Cabuérniga, ultraxáu pola administración)

Publicado por Nel Cañedo Saavedra en Viernes, 10 de febrero de 2017

Read More

Otras formas de emprender en el medio rural

En Aragón, estamos viviendo estos últimos años un afortunado despegue de la Economía Social y Solidaria (ESS) del que una buena prueba es la reciente séptima edición de la Feria del Mercado Social de Aragón. Este desarrollo sin embargo se está centrando en la propia ciudad de Zaragoza, consecuencia de la singular disposición del territorio aragonés con un extenso medio rural de baja densidad de población que rodeya la gran macrocefalia de su capital.

Van aumentando poco a poco las entidades que practican la ESS en el medio rural y que trabajan en red compartiendo objetivos y maneras de hacer con otras entidades que forman parte de REAS Aragón o del Mercado Social de Aragón. Pero además son numerosos los proyectos productivos y económicos, muchos de ellos liderados por mujeres que, en el medio rural aragonés, responden a grandes rasgos a los principios de la ESS sin ser conscientes de ello o sin haberse unido todavía a esta incipìente red. Y es gracias a estos proyectos que muchas zonas rurales de Aragón están despertando a la esperanza de crear desde el propio territorio un mejor futuro para sus propios pueblos, una actividad económica para el buen vivir de toda la comunidad.

Toda esta situación nos llevó a un grupo de personas vinculadas a REAS Aragón, la agroecología o la soberanía alimentaria, muy ligadas al medio rural, a comenzar a trenzar una iniciativa de impulso de la ESS en el medio rural aragonés, que hemos denominado como “RuralESS” y a compartir nuestras reflexiones con otras personas del medio rural mediante un manifiesto que se puede leer aquí.

Con el fin de seguir creciendo y de seguir haciendo red, invitamos a todas las personas que estén interesadas el próximo 17 de diciembre en Aínsa-Sobrarbe a juntarnos, conocernos y compartir nuestros proyectos e iniciativas a la par que conocemos el concepto y los valores de la Economía Social y Solidaria.

El encuentro es gratuito pero es necesario inscribirse previamente rellenando este formulario.

Programa del encuentro:

17 de diciembre de 2016
Ayuntamiento de Aínsa (Plaza Mayor, 1), Sobrarbe, HUESCA

10-11 h. Presentación
11-12.30 h. Charla-Taller: ¿Qué es la Economía Social y Solidaria?
12.30- 13 h. Pausa
13- 14.30 h. Trabajo en grupos
14.30-16 h. Comida
16- 17 h. Compartiendo el café para conocer experiencias
17- 18.30 h. Taller: Aterrizando proyectos en la ESS
18.30 h. Conclusiones, propuestas de continuidad y cierre del encuentro

 

Para más información, puedes consultar este enlace, enviar un email a administracion.aragon@cerai.org, o llamar a los teléfonos 976 59 97 11 | 652 42 21 96

Read More
Hola, usamos cookies. :)    Más información
Privacidad