Charla: Relaciones pastoriles entre Aragón y el Bearn

Aragón y Bearn han estado siempre unidos por sus montañas. Unas montañas que han sido testigos de fronteras y acercamientos, de guerras y de paz. Aunque ahora la cabaña aragonesa esté aproximándose a la extinción, hubo un día en el que la lana estaba muy bien valorada, y los rebaños aragoneses eran mucho más numerosos que los de la cara norte del Pirineo. De hecho, era tal el número de animales que soportaban los rebaños de nuestra vertiente sur, que nuestros vecinos occitanos no tuvieron más remedio que firmar con nosotros acuerdos de paz para evitar que invadiéramos sus pastos en búsqueda de alimento para el ganado. Facerías, patzerías, cartas de la patz… Muchos de estos acuerdos de paz siguen vigentes, y sus nombres siguen conservándose en unas lenguas que, como nuestra ganadería, también se extinguen.

Las facerías (en aragonés) o patzerías (en occitano) serán el objeto de la charla que se celebrará el jueves 26 de septiembre de 2019 en el Centro de Documentación del Agua y del Medio Ambiente (CDAMAZ, Pº Echegaray y Caballero, 18, 50003 Zaragoza), organizada en el marco de las V Chornadas Aragón-Occitania. El programa completo de las jornadas se puede consultar aquí.

Read More

Uso y conservación de pastos: oportunidades y amenazas de la ganadería extensiva

Los días 10 y 11 de diciembre se celebrará el III Curso Uso y Conservación de Pastos: Oportunidades y Amenazas de la ganadería extensiva que organiza la Sociedad Española de Pastos (SEP), junto con la Fundación Entretantos y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería (ETSI) de Montes, Forestal y del Medio Natural, de la Universidad Politécnica de Madrid.

El seminario se estructura en dos jornadas. El día 10 de diciembre se desarrollará en la ETSI de Montes, Forestal y del Medio Natural (MONTES-Universidad Politécnica de Madrid) con ponencias de investigadores y profesores junto a un taller en la sesión de tarde de título “Buscando herramientas para determinar el grado de extensividad de las explotaciones ganaderas en España”. La jornada del 11 de diciembre consistirá en una sesión práctica en campo en diversos puntos de interés alrededor de vías pecuarias en la comarca de la Campana de Oropesa y Talavera.

La inscripción es obligatoria y gratuíta a través de este enlace. Se emitirá un certificado de asistencia a los participantes en todas las actividades (20 h).

Consulta el programa aquí.

Read More

Entrevista a Yolanda Pueyo, directora del Instituto Pirenaico de Ecología – CSIC

Yolanda Pueyo Estaún es directora del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC), centro adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde además ejerce como investigadora, dedicándose sobre todo a estudiar la dinámica y el funcionamiento de los ecosistemas semi-áridos.

¿Siempre supiste que te querías dedicar a la investigación?

Siempre tuve un gran interés hacia la biología y el medio ambiente. Tras licenciarme en Biología estuve considerando varias opciones de futuro laboral, pero mi primer contacto con la investigación, como ayudante de investigación en la sede del IPE en Jaca me hizo decidirme a que aquello era lo mío y ya no me planteé otra opción.

Se estima que 8 de cada 10 altos cargos en España son ocupados por hombres. Como ya hemos comentado, tú eres directora del IPE-CSIC, y hace unos meses Rosa María Menéndez pasó a ser la primera mujer que preside el CSIC. ¿Por qué crees que es tan difícil para las mujeres acceder a los puestos directivos?

Bueno, parece que se está viendo mejoría en este sentido poco a poco. Siendo optimistas podemos pensar que algunas de las causas de la escasez de mujeres directivas hoy en día está en el pasado, ya que hay situaciones que tienen una gran inercia. Por ejemplo, en el IPE la primera mujer investigadora se incorporó en 1994, y en los siguientes años la proporción de mujeres era muy pequeña, por lo que difícilmente podría haber una mujer directora.

Además eres madre de tres hijos… ¿Es fácil conciliar la vida familiar y laboral siendo investigadora y directora de uno de los centros más prestigiosos en el campo de la ecología?

No, no es fácil ni relajado, te puedes imaginar. Necesitamos, junto con mi pareja, organizar los días y las semanas al milímetro para que la maquinaria familiar funcione. Además de organización, también es importante saber priorizar. Y el motor que hay detrás es la motivación, cuando te gusta lo que haces, no cuesta tanto esfuerzo.

Todo el trabajo que supone ser directora del Instituto Pirenaico de Ecología, lo compatibilizas con tu trabajo de investigadora. Tus líneas de trabajo podrían dividirse en dos áreas, aunque están muy relacionadas y a menudo, me imagino, no podrán darse la una sin la otra. Tu trabajo se centra, por un lado, en el estudio de los ecosistemas semiáridos, y por otro, la ecología de los sistemas pastorales… ¿Qué es un ecosistema semi-árido y en qué se diferencia de uno árido?

Las zonas áridas y semi-áridas se caracterizan ambas por la escasez de agua que sufren gran parte del año, y se diferencian por la magnitud de dicha escasez. La escasez de agua que sufren los ecosistemas es un balance entre lo que llueve y lo que se evapora y transpira, que depende de la temperatura. Con estos dos valores se obtienen los índices de aridez que definen los territorios. La vegetación desarrolla numerosas estrategias para sobrevivir en condiciones de estrés hídrico, y el funcionamiento de estos ecosistemas es muy interesante. Por otro lado, el pastoreo es el principal aprovechamiento de estas regiones. Los animales que pastan se convierten en un componente más del ecosistema en nuestros estudios.

Entiendo que este tipo de ecosistemas son muy frágiles, por lo que pequeñas variaciones en el mismo podrían conllevar su degradación. ¿Cómo se evita que se degraden estos ecosistemas? ¿Es posible su restauración si se llegan a degradar?

La vegetación de las zonas áridas y semiáridas está adaptada a las condiciones ambientales, pero la degradación en ocasiones tiene procesos en cascada que dificultan la recuperación. La presencia de vegetación protege el suelo de la degradación, si se elimina la vegetación y el suelo se degrada (erosión, compactación,…) el establecimiento de nuevas plantas puede ser muy difícil. Por eso hablamos de que presentan un elevado riesgo de desertificación. La restauración en estas zonas pasa por recuperar las condiciones edáficas necesarias para que la vegetación sea capaz de establecerse de nuevo.

¿Qué relación hay entre las zonas semi-áridas y los sistemas agropastorales?

El pastoreo extensivo es el uso tradicional que se ha dado a estas zonas tradicionalmente en todas las regiones del mundo en las que predominan. De ahí la necesidad de conocer cómo afecta a la productividad y diversidad de estos ecosistemas, y en último término, a su sostenibilidad.

¿Por qué es importante hacer un uso racional de los pastos?

Las comunidades vegetales de las zonas áridas y semiáridas se caracterizan por tener una dinámica muy lenta y por el elevado riesgo de desertificación. Mantener una adecuada productividad y diversidad en el pasto, mediante un manejo ganadero adecuado, garantiza la sostenibilidad del aprovechamiento.

¿Funcionan igual los pastos en los ecosistemas áridos y en los subalpinos?

Son ecosistemas muy diferentes. A pesar de que los animales que pastan tienen algunos efectos similares en cualquier ecosistema: eliminación de biomasa vegetal, aporte de nutrientes por las deyecciones, etc., las consecuencias para la dinámica de los pastos son diferentes según el ecosistema. En los pastos subalpinos el pastoreo es un actor clave para su conservación, ya que sin él, el pasto pronto evolucionaría hacia comunidades de matorral y bosque. En estos ecosistemas las plantas compiten por el espacio. El pastoreo mantiene bajo control a plantas que de otra manera dominarían la comunidad, aumentando la diversidad del pasto. En las zonas áridas y semiáridas la dinámica vegetal es muy lenta, y cobra mayor importancia que los pastos mantengan una adecuada cobertura vegetal que sostenga la productividad vegetal y proteja al suelo de una posible degradación.

¿De qué depende la productividad de los pastos?

En primer lugar, de que llueva lo suficiente. También se sabe que el propio pastoreo, cuando su intensidad es adecuada, tiene un efecto positivo sobre la productividad del pasto. Y el suelo de los pastos es un aspecto muy importante, ya que aspectos como su fertilidad y su capacidad de retención de agua afectan directamente a la productividad vegetal. Todos estos factores están además interrelacionados.

Durante los años que llevas investigando en estos temas, ¿qué beneficios has visto que reporta la ganadería extensiva al ecosistema?

Si hablamos en general, aunque como hemos explicado no es sencillo por la gran variedad de pastos que existen, el pastoreo tiende a aumentar la heterogeneidad espacial y a acelerar los ciclos biogeoquímicos de los nutrientes. Los efectos en la vegetación suelen encaminarse a un aumento de la diversidad y la productividad vegetal y en definitiva, el pastoreo contribuye al mantenimiento de los propios pastos.

La ganadería extensiva está disminuyendo a pasos agigantados en la Península ibérica, al mismo ritmo que aumenta la despoblación rural. Una de las consecuencias de su desaparición, es la invasión de especies leñosas en los pastos (fenómeno que se conoce como matorralización), lo cual dificulta que se pastoreen esas zonas. Hay un proyecto en el que estás trabajando actualmente en el que estáis analizando, con la colaboración de algunas ganaderías, cómo revertir este proceso. ¿Podrías explicarnos en qué consiste este proyecto, en qué fase estáis y, si los hay, qué resultados estáis obteniendo?

La matorralización es una tendencia preocupante en los pastos subalpinos y montanos que se infrautilizan. En nuestro grupo estamos experimentando diferentes formas de revertir la matorralización y recuperar los pastos (quemas vs desbroces). Los resultados apuntan a que los desbroces serían más recomendables que las quemas, por presentar efectos más positivos y perdurables en suelo y vegetación, aunque la reintroducción de ganado resulta imprescindible para que el efecto sea perdurable en el tiempo.

¿Hay futuro para las zonas semi-áridas de la Península Ibérica sin ganadería extensiva?

La ganadería extensiva, ligada como está a la subsistencia en el medio rural, es un indicador cuando desaparece de una crisis más general del medio rural. Creo que como sociedad todos perdemos si nuestras extensas zonas semiáridas dejan de sustentar a la población rural y se convierten en verdaderos “desiertos” demográficos.

¿Y para la ciencia sin las mujeres?

La ciencia sin mujeres perdería al 50% de su potencial. No creo que nos lo podamos permitir como sociedad.

Read More

Homenaje a Pedro Montserrat en Huesca

El lunes 27 de noviembre tendrá lugar un homenaje al botánico y ecólogo Pedro Montserrat en el Salón de Actos de la Diputación Provincial de Huesca. El acto comenzará a las 19 horas y en él intervendrán Miguel Gracia, presidente de la Diputación Provincial de Huesca y del consejo rector del Instituto de Estudios Altoaragoneses; Yolanda Pueyo, directora del Instituto Pirenaico de Ecología; Pilar Catalán, responsable del área de Ciencias Naturales del Instituto de Estudios Altoaragoneses y uno de los hijos de Pedro Montserrat. También se proyectará un resumen del documental Pedro Montserrat: serie ad petendam pluviam, dirigido por Coral Pastor. El homenaje concluirá con la conferencia Pedro Montserrat: un ecólogo dedicado a los Pirineos, por Francisco García Novo, catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla. El programa completo se puede consultar aquí.

Pedro Montserrat falleció el pasado mes de febrero a los 98 años de edad.  Fue un botánico y ecólogo español que dedicó su vida al estudio de los pastos, a la ecología de montaña y los agroecosistemas. Fue el cofundador del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC) de Jaca (Huesca), donde formó el herbario más importante del mundo dedicado a las plantas del Pirineo y de Aragón, el herbario JACA, y el tercer herbario más grande de España.

Read More

Fallece Pedro Montserrat

Esta noche ha fallecido en Jaca a los 98 años de edad el Profesor Pedro Montserrat Recoder. Natural de Mataró (Barcelona), Pedro Montserrat dedicó su vida al estudio de los pastos y la ecología de montaña. Junto con el Profesor Enrique Balcells fundó en 1964 el Centro Pirenaico de Biología Experimental, que actualmente es el Instituto Pirenaico de Ecología, centro dependiente del CSIC. En 1968 fundó el herbario JACA, el tercero en número de pliegos de España con cerca de 350.000 muestras y el primero del mundo en el estudio de la flora pirenaica.

[cml_media_alt id='1822']Pedro Montserrat. (Fuente: Wikipedia)[/cml_media_alt]

Pedro Montserrat. (Fuente: Wikipedia)

El Gobierno de Aragón le otorgó en 1999 el premio “Medio Ambiente de Aragón” como reconocimiento por “la actividad investigadora desarrollada durante toda su vida en el campo de la botánica y la ecología terrestres”. En 2005 el Ayuntamiento de Jaca, ciudad en la que Pedro Montserrat vivió la mitad de su vida, puso su nombre a uno de los parques más importantes de la ciudad, y en 2007 le concedió el título de Sueldo Jaqués. Mañana, lunes 6 de febrero, Jaca será también testigo del funeral de Pedro Montserrat, uno de los botánicos de mayor relevancia, y, sin duda, uno de los mejores conocedores del Pirineo.

En la página web pedromontserrat.es se pueden consultar muchas de las publicaciones del Profesor.

Read More

Un mundo sin abejas

Artículo publicado el 3 de marzo de 2016 en La Braña de Eldiario.es Cantabria.

Siempre me han gustado los prados plagados de flores, y también los que no tienen flores, pero sí tienen hierba. Los campos de cereales… Y me paro a pensarlo y muchos de los campos que veía en mi infancia son hoy edificios, polígonos o simplemente están abandonados… La tierra no tiene ya el valor que tenía antes, porque ahora es el dinero el que da de comer. A menudo me pregunto qué pasaría si de repente no pudiésemos comprar comida. ¿apreciaríamos entonces el valor que tiene la tierra?

(más…)

Read More

Aprender de sistemas comunales: Los agdales del Alto Zat y el Yagur

Hoy comparto este artículo de Pablo Domínguez Gregorio, investigador y profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona (eco.anthropologies@gmail.com) publicado en el número 21 de la Revista Soberanía Alimentaria Biodiversidad y Culturas.

Cuando en nuestro país estamos viendo que los sistemas tradicionales de gestión de los bienes comunes han sufrido y siguen sufriendo una presión fuerte para continuar existiendo, queremos presentar en este escrito el valor y el interés de rescatarlos, conservarlos y desarrollarlos, presentando el agdal, un sistema tradicional de gestión de los bienes naturales que persiste desde hace siglos e incluso milenios por todo el norte de África.

El agdal pastoril, en términos estrictamente agronómicos, es la prohibición estacional para acceder a un espacio o recurso pastoril, una especie de barbecho para asegurar un descanso mínimo a los recursos renovables. Sin embargo, lleva asociado un manejo comunal y un conocimiento del territorio que le da un enorme valor. En este artículo se presenta el funcionamiento y las características del agdal del Yagur, concretamente a partir de investigaciones realizadas con la población Ait Ikis.

Vivir y producir en condiciones de montaña

[cml_media_alt id='837']Situación de la zona de estudio. [Imagen: Revista SABC][/cml_media_alt]

Situación de la zona de estudio. [Imagen: Revista SABC]

El Yagur es un territorio pastoril de alrededor de 70 km² situado entre 2 000 y 3 600 m de altitud situada en el alto valle del Zat a solo 50 km de Marrakech. Es un territorio de propiedad colectiva de una gran parte de la tribu (kabila) Mesioua, de la cual forman parte los Ait Ikis, una población amazig/bereber trashumante compuesta por unas 700 personas. Entre las poblaciones del valle del Zat, aunque la actividad económica tiende a desarrollarse en varias direcciones y se encuentra en una fase de creciente diversificación, el agro-silvo-pastoralismo constituye la actividad básica para cerca del 75 % de sus habitantes. En el caso concreto de los Ait Ikis, el sistema de subsistencia se basa sobre todo en los cereales (trigo, maíz y cebada), el ganado y una pequeña producción arborícola de higueras, olivos, almendros… Una parte de estos productos está destinada al autoconsumo, principalmente aquellos de origen agrícola pues la montaña atlásica es ligeramente deficitaria en este aspecto. Es excedentaria en producción animal cuya mayor parte es vendida a cambio de más productos agrícolas provenientes principalmente de los grandes llanos cerealícolas del Haouz y el Sous, así como de productos manufacturados en las grandes urbes industriales del país. Salvo las nueces y algunos nuevos árboles frutales de renta (por ejemplo, manzanos) que se empiezan a implantar poco a poco, el ganado es el producto principal si nos referimos a la posibilidad de transformación monetaria. Esto está relacionado con el potencial de la bioecología montañesa así como la creciente demanda de carnes rojas de las ciudades y en especial de la creciente gran urbe turística de Marrakech. No obstante, debido a la insuficiencia de sus ingresos agro-pastoriles para aumentar su nivel de vida o incluso subsistir en los malos años, las familias campesinas están obligadas a buscar otras retribuciones exteriores, particularmente en el periodo no agrícola, en actividades como electrificación, trabajos agrícolas estacionales en la llanura del Haouz o del Sous u otros trabajos en la ciudad. Otra parte de los ingresos complementarios provienen de las remesas de dinero de familiares emigrados a Marrakech, a otras grandes ciudades de Marruecos, al Sahara occidental o incluso a Europa. La búsqueda de ingresos extras para la producción familiar está agravando la división de trabajo hombre-mujer. Además de encargarse de la mayoría de las tareas domésticas, del cuidado constante de los bóvidos, de su ordeño diario, del desherbaje de los campos de cereal o del suministro de agua y leña de cada hogar, hoy es posible ver a mujeres haciendo incluso de pastoras a veces, pues sus maridos, hijos o primos han emigrado, generándoles unas cargas de trabajo aún más ingentes y desiguales. Como las otras poblaciones del Alto Atlas de Marrakech, la de los Ait Ikis está constituida por un campesinado semisedentario o trashumante organizado en pequeños y diferentes grupos sociales que encajan en colectivos cada vez mayores a la manera de un juego de muñecas rusas.

Agdal: Pensar en común

Los Ait Ikis definen sus reglas de gestión de sus bienes naturales comunes, como el tiempo de uso, el espacio, la prohibición, el tipo de sanción en caso de transgresión de las reglas, los turnos de vigilancia, los miembros con derecho, etc. Todas estas decisiones se adoptan en el seno de la asamblea tribal de la jmaa, compuesta solo por los hombres cabeza de familia de cada hogar, que con su voz y voto representan a cada familia. Aunque en algunos casos es posible que previamente en el seno de cada hogar haya existido una discusión interna, principalmente se da entre los varones adultos de la casa, ni los jóvenes ni las mujeres tienen participación en la toma de decisiones.

Un sistema interconectado

En este contexto, en el Yagur queda prohibido pastorear durante aproximadamente tres meses a partir del 28 de marzo, coincidiendo con la primavera local, permitiendo la floración, la fecundación, la producción de semillas nuevas y la reconstitución de las reservas de especies vegetales, precisamente, durante el periodo más sensible de su crecimiento. Esto asegura la continuidad de la actividad pastoril y de la cadena alimentaria, así como un reparto relativamente equitativo de los recursos en propiedad común, pues se accede al mismo tiempo a los pastos con el número de animales que cada familia sea capaz de mantener por ella misma.

[cml_media_alt id='838']Familia de un poblado contiguo al Yagur [Imagen: Revista SABC][/cml_media_alt]

Familia de un poblado contiguo al Yagur [Imagen: Revista SABC]

Una semana después de la apertura del agdal, se evalúa la carga pastoril sobre el Yagur para a continuación distribuir equitativamente el resto de sus cabezas de ganado sobre otros territorios de uso común de los Mesioua como el tisiyyi, el iferwan, el ourgouz o el tamsliyout. Estos son utilizados tanto de forma libre, como sometiéndolos a reglamentaciones agdal. En cualquier caso, por la gran extensión y razones prácticas de acceso, la apertura del agdal del Yagur, determina la de otros pastizales de verano vecinos. Es decir, el agdal del Yagur “manda” así, en el pastoreo de los Mesioui de montaña. Es la llave maestra del sistema. De hecho, la palabra “yagur” significa en tachelhit (lengua local) “más grande que”, sin duda en referencia a la importante extensión de este territorio gestionado como agdal, en relación con otros de la zona, pero también a su importancia microgeopolítica en la toma de decisiones de la gestión del conjunto del territorio Mesioui. Sea como sea en realidad, el agdal del Yagur es uno entre los cientos de agdales de la región, que permiten asegurar la mayor sostenibilidad y maximización de la productividad de forma autónoma y que concierne a miles de personas.

Aprendizajes del agdal para la soberanía alimentaria

El agdal, se presenta como una pieza fundamental de esta economía agro-silvo-pastoril. En términos productivos, el Yagur gestionado por este sistema puede contribuir hasta en un 41 % a la alimentación de las ovejas, 27 % de las cabras y al 16 % de los bovinos. Aún más importante es que esta aportación forrajera llega en medio del verano norteafricano, cuando los otros pastizales más bajos están ya muy secos permitiendo la supervivencia e incluso el engorde de los animales. En términos económicos se ha visto que supone casi el 20 % del producto interior bruto de las comunidades usuarias de los Ait Ikis. Y, como hemos visto, la gestión en agdal es por lo tanto esencial en términos no solo de maximización productiva, sino funcional, pues determina una gran parte del resto del sistema agro-económico que constituye hoy cerca de tres cuartas partes de la economía y por ende de la continuidad de la cadena alimentaria.

Es por todo ello que no debe ser ignorada una institución local tan importante. A modo de conclusión, me gustaría avanzar pues, que podría ser muy interesante explorar nuevas posibilidades del agdal bajo el prisma de las nuevas aproximaciones al manejo de los comunes, y de la promoción de la agricultura sostenible, ecológica y/o de calidad, que está hoy en progresión en el mundo entero.

Read More

Los auditores de la UE y las autoridades españolas ponen trabas a la ganadería extensiva

Miles de ganaderos españoles están teniendo grandes dificultades con su declaración de la PAC 2015, al encontrarse con que las autoridades han reducido –o anulado completamente- la elegibilidad de los pastos que vienen utilizando desde hace años.

[cml_media_alt id='802']merinas[/cml_media_alt]Esta decisión unilateral tiene su origen en las inspecciones de la Comisión Europea, que desde hace varios años viene exigiendo a las autoridades españolas que reduzcan los pagos directos del primer pilar de la PAC a aquellos pastos con mayor presencia de árboles y arbustos. Para hacer frente a las sanciones impuestas por la Comisión, España está restringiendo drásticamente la elegibilidad de los pastos leñosos mediante dos mecanismos que se basan en la vegetación de las parcelas de pastos:

  • Reclasificación de muchos Pastos Arbolados como Superficies Forestales en el SIGPAC, con lo que estos pastos pierden completamente su elegibilidad.
  • Aplicación de un nuevo “Coeficiente de Admisibilidad” al resto de los pastos, que penaliza cualquier superficie amplia con cierta densidad y altura de vegetación leñosa.

El gran defecto de ambos procesos es que no se está teniendo en cuenta si la parcela tiene uso o no, ya que se basan únicamente en observaciones de la vegetación por teledetección.

Esta situación puede afectar al 86% de las casi 19 millones de hectáreas consideradas como pastos por el SIGPAC en 2013, de las cuales 5 millones correspondían a Pastos Arbolados y más de 11 millones a Pastos Arbustivos, mayoritarios en todas las Comunidades Autónomas.

[cml_media_alt id='800']berrendas[/cml_media_alt]El  “Informe sobre la elegibilidad para pagos directos de la PAC de los pastos leñosos españoles”, elaborado por esta Plataforma en colaboración con el Foro Europeo para la Conservación de la Naturaleza y el Pastoralismo (EFNCP), cuestiona la fundamentación técnica y científica de estas decisiones. Además, revela que la exclusión de pastos leñosos no se ajusta a las nuevas normativas europeas, cuyas definiciones admiten que los elementos leñosos pueden predominar en los pastos, y únicamente excluyen claramente de los pagos a los pastos que no se utilicen por el ganado.

Según Guy Beaufoy, Responsable del Área de Política Agraria del EFNCP, “los nuevos reglamentos europeos no arrojan dudas al respecto: toda la vegetación (herbácea o leñosa) que sea pastable y accesible al ganado es plenamente elegible para las ayudas de la PAC. Sin embargo, las autoridades españolas están aceptando la  presión de los auditores europeos y excluyendo muchos pastos, sin comprobar si son superficies utilizadas habitualmente por el ganado. Si lo son, deberían seguir recibiendo ayudas directas de la PAC”.

A partir de un pormenorizado análisis de cinco tipos de pastos arbolados y ocho pastos arbustivos característicos de la España peninsular, así como de un capítulo específico para las formaciones adehesadas, el informe demuestra que la presencia de árboles y arbustos no tiene por qué aminorar la capacidad forrajera de las parcelas de pastos ni indica una situación de abandono.

[cml_media_alt id='801']caballo pastos[/cml_media_alt]Asimismo, el informe aporta argumentos y soluciones prácticas y viables para que aquellos pastos arbolados y arbustivos de nuestro país que estén siendo pastoreados por ganaderías extensivas continúen siendo admisibles para las ayudas directas de la PAC. Entre otras opciones, se aboga por que se revisen los coeficientes de admisibilidad de pastos, en base al interés forrajero de los pastos leñosos y a la capacidad de nuestras razas ganaderas para aprovecharlos. Asimismo, se anima a las Comunidades Autónomas a emplear la fórmula de las Prácticas Locales Establecidas (aplicable tanto a los usos tradicionales como a las necesidades de conservación de hábitats protegidos) para volver a dotar de elegibilidad a los pastos considerados “excesivamente leñosos”.

La Plataforma por la Ganadería Extensiva y el Pastoralismo persigue un tratamiento justo en la PAC para todos los pastos efectivamente utilizados por el ganado, por lo que está desarrollando una campaña de difusión de este informe, y denunciando la discriminación injustificada que están sufriendo muchas de las explotaciones ganaderas más sostenibles de nuestro país.

Como parte de esta campaña, la Plataforma ha enviado una carta firmada por 60 organizaciones al Director General de Agricultura de la Comisión Europea, Jerzy Bogdan Plewa, con el fin de dar a conocer la problemática que están causando sus auditores. Asimismo, se está contactando a lo largo de estos días con las Consejerías de Agricultura y Medio Ambiente de los distintos gobiernos autonómicos, en cuyas manos se encuentran las decisiones finales sobre cómo tratar los pastos leñosos en la nueva PAC, para que puedan conocer el informe y ofreciendo colaboración para corregir, en la medida de lo posible, esta situación.

Read More

Jornada en Aínsa de Iniciación en la Gestión de Pastos

[cml_media_alt id='558']jornada_pastos[/cml_media_alt]Este viernes 12 de junio se celebra en Aínsa la jornada “Iniciación en la gestión de pastos”, que organiza la Asociación de Criadores de Vacuno Pirenaico (ASAPI). El objetivo es acercar a ganaderos y técnicos un modelo de gestión que apuesta por aumentar la autonomía de las explotaciones, gestionando de mejor manera el equlibrio entre suelo, plantas y animales. La jornada es gratuíta y la inscripción se hace enviando un email a asapi@pirineos.com

Las plantas como base del pastoreo

Se trata de gestionar las plantas con los animales y no a la inversa como fundamento del pastoreo.

La relación estrecha y complementaria que las plantas, el suelo y los animales mantienen, constituye un ecosistema que permite una agricultura productiva, rentable y respetuosa con el entorno. Hacer consumir a los animales hierba en su mejor momento vegetativo es la clave del pastoreo que quiere obtener unos resultados económicos y medio ambientales adecuados.

Para obtener un rendimiento correcto del pastoreo es importante saber gestionar las plantas y respetar los siguientes principios básicos:

Regla nº 1: Pastar siempre en el momento vegetativo óptimo de las plantas.
Regla nº 2: Jamás realizar sobrepastoreo.
La combinación de estos 2 principios, aumenta considerablemente la calidad y la salud  de las plantas.

La digestibilidad y la apetencia de las plantas, se incrementa influyendo directamente sobre la producción animal por hectárea, pudiendo llegar a duplicarse mientras la cantidad de la materia seca se incrementa entre el 30% y el 50%. Todo esto favorece la biología del suelo y el desarrollo del sistema radicular de la planta que origina:

  • Almacenamiento de energía y recursos de la planta.
  • Aumento de la capa de humus del suelo.
  • Mayor capacidad de retención de agua y nutrientes.
  • Incremento de la cantidad de materia seca altamente digestible en la planta.
  • Se favorece el ciclo reproductivo de la planta.
  • Se consigue un equilibrio de minerales y oligoelementos en la planta.

¿Cómo afecta al suelo la gestión de los pastos?

[cml_media_alt id='559']calf-790263_640[/cml_media_alt]El pastoreo afecta a los procesos físicos, biológicos y químicos del suelo. Por otra parte, el pastoreo de precisión, mejora la estructura del suelo, aumentando la fertilidad y la vida biológica del suelo.

Todo esto, puede conseguirse, sin la utilización de abonos y sin el empleo de trabajos mecánicos, a condición de que el suelo no esté excesivamente degradado.

Estos resultados pueden obtenerse simplemente aumentando la eficiencia de la fotosíntesis y el aprovechamiento de las plantas. Así, compuestos carbonados y materia orgánica son introducidos de nuevo en el suelo.

Las plantas aumentan la vida del suelo. Es esta una interacción entre plantas y animales lo que aumenta la producción  de materia seca y por tanto la restitución de elementos hacia el suelo.

Las plantas son la base de nuestro sistema de producción animal. A partir de este principio, nuestra postura, es más fácil de comprender. El animal es el mecanismo de transformación. Transforma las plantas en producto comercial, bien sea carne o leche.

Por lo tanto, los pastos y el suelo en el que crecen las plantas, son las fuentes de ingreso de la empresa agraria.

Unos pastos de alta calidad que suministren el carburante suficiente para nuestra empresa, no pueden existir sin un suelo vivo.

Un buen aprovechamiento de nuestros recursos, es fundamental para asegurar el mantenimiento y rentabilidad de nuestras explotaciones. Desde esta perspectiva, debemos cuidar al máximo la tierra y asegurar la máxima sintonia entre suelo, plantas y animales.

En la jornada que organiza ASAPI, se desarrollarán estos conceptos durante la mañana con la presencia de técnicos de la Consultoria francesa PatureSens y la colaboración como traductor, moderador y experto en la gestión de los pastos pirenaicos, el científico del CSIC D. Federico Fillat. Por la tarde, se visitarán pastos y se debatirá sobre lo aprendido además de observar diferentes sistemas de vallado y gestión de praderas.

PROGRAMA JORNADA  “INICIACIÓN EN LA GESTIÓN DE PASTOS”

Sesión primera: Duración 3 h 30 minutos

*Objetivos pedagógicos del módulo:

Permitir a los alumnos, comprender y asimilar las bases de la gestión de los pastos: Principios y métodos para una buena gestión ganadera de los pastos.
*Contenidos:

Historia de las técnicas de aprovechamientos de pastos: Los rebaños de rumiantes desde Andre Voisin hasta hoy.
*Principios de base:

Principios botánicos.
Como aumentar la cantidad de materia seca por Ha.
Cantidad de materia seca a lo largo del año.
Calidad de los pastos.
Composición de la materia seca (proteínas, azúcares, minerales y oligoelementos).
Calidad de las praderas a lo largo del año.
Autonomía alimentaria y proteica.
Relación entre sistema radicular de la planta y pastoreo.
Los efectos del pastoreo sobre las plantas.
Las leguminosas, calidades y fijación de nitrógeno.

Reparto de orina y heces en los pastos.
Autonomía en nitrógeno.

*Principios de gestión de pastos:

Intensidad del pastoreo, frecuencia, estacionalidad.
Periodo de rebrote.
Lotes de ganado y carga ganadera. Principios de la rotación.

*Puntos de control. La gestión de pastos a partir de la producción:

Concepto de residual a la salida del pastoreo, pesaje.
Comportamiento animal.

Sesión segunda: Duración 3 h 30 minutos

*Objetivos pedagógicos del modulo:

Permitir a los alumnos, comprender los puntos clave que influyen en el rendimiento de los animales. Saber poner en funcionamiento un sistema óptimo de pastoreo.
Conocer las bases de la gestión de parcelas, conocer los cálculos sobre la frecuencia  de las rotaciones así como estrategias estacionales en función de la calidad y cantidad de materia seca.

*Contenidos:

Recursos y herramientas para la gestión de parcelas.
Explicación y presentación de materiales de vallado, tipo fibra de vidrio,..

*Visita a los pastos:

Evaluación en grupo de la flora, del sistema de pastoreo actual.
Demostración práctica sobre el terreno.

*Discusión, intercambio y desarrollo de una plataforma de intercambio de información.

Más información en www.razapirenaica.com

Read More
Hola, usamos cookies. :)    Más información
Privacidad