Economía solidaria para un buen vivir en el medio rural aragonés

En Aragón, estamos viviendo estos últimos años un afortunado despegue de la Economía Social y Solidaria (ESS) del que una buena prueba es la reciente séptima edición de la Feria del Mercado Social de Aragón. Este desarrollo sin embargo se está centrando en la propia ciudad de Zaragoza, consecuencia de la singular disposición del territorio aragonés con un extenso medio rural de baja densidad de población que rodeya la gran macrocefalia de su capital.

No hace falta insistir mucho en las posibilidades que ofrece la ESS a partir de la puesta en práctica de sus seis principios fundacionales: la equidad, el trabajo, la sostenibilidad ambiental, la cooperación, la ausencia de fines lucrativos, y su compromiso con el entorno. Esta forma más democráctica y sostenible de realizar una actividad económica lleva años implántandose más allá del núcleo urbano de Zaragoza capital. Van aumentando poco a poco las entidades que practican la ESS en el medio rural y que trabajan en red compartiendo objetivos y maneras de hacer con otras entidades que forman parte de REAS Aragón o del Mercado Social de Aragón. Pero además son numerosos los proyectos productivos y económicos, muchos de ellos liderados por mujeres que, en el medio rural aragonés, responden a grandes rasgos a los principios de la ESS sin ser conscientes de ello o sin haberse unido todavía a esta incipìente red. Y es gracias a estos proyectos que muchas zonas rurales de Aragón están despertando a la esperanza de crear desde el propio territorio un mejor futuro para sus propios pueblos, una actividad económica para el buen vivir de toda la comunidad.

Hace falta, por tanto, que integrantes de la ESS, personas cercanas a ella y otras que, sin haberlo aún verbalizado, comparten con ella medios y fines, todas ellas habitantes de los pueblos de Aragón, nos pongamos a trabajar juntas para favorecer el conocimiento de la ESS como una vía de acceso a la actividad económica que genera importantes beneficios sociales desde y para el medio rural, para poner en marcha herramientas de apoyo, para establecer mecanismos de acompañamiento a personas que intentan emprender colectiva y socialmente…, quizás incluso para demandar a la administración autonómica o comarcal un esfuerzo para poner en marcha un proyecto equivalente al Emprendes de Zaragoza pero dirigido al medio rural.

Un primer paso podría ser visibilizar algunos proyectos locales que están despertando grandes ilusiones: La Sazón en el Alto Aragón, Chocolates Isabel en Alcorisa, CERAI en diversas comarcas…, con todos ellos y muchos otros se podrían establecer redes formales e informales que comenzarán a articular verdaderamente el territorio rural aragonés. Otra fuerte dificultad que habrá que encarar es el poco conocimiento de la ESS entre el colectivo de los agentes de desarrollo local.

Toda esta situación nos ha llevado a un pequeño grupo de personas vinculadas a REAS Aragón, la agroecología o la soberanía alimentaria, algunas habitantes de pueblos y otras de Zaragoza pero muy ligadas al medio rural, a comenzar a trenzar una iniciativa de impulso a la ESS en el medio rural aragonés. Nuestros primeros pasos han sido compartir estas reflexiones con otras personas del medio rural pues, desde el primer momento, el protagonismo de este impulso ha de ser ejercido por las propias personas que vivimos en los pueblos.

A partir de aquí se abre un largo y prometedor camino en el que toda persona cercana a estos planteamientos encontrará la mejor acogida y la posibilidad de trabajar en colectivo para poner en el centro de la economía a las personas, para sostener una vida digna, para cuidar y cuidarnos, también en el medio rural aragonés. Si tienes interés en estos temas, quieres conocer más o podrías echar una mano, no dudes en ponerte en contacto con nuestro grupo a través del correo aragonessrural@tutanota.com.
Queremos un buen vivir para nuestros pueblos. ¿Tú también?

Grupo dinamizador de la ESS en el medio rural aragonés