Innovaciones sociales para reducir el impacto de los incendios en el medio rural catalán

Artículo publicado originalmente en inglés en el blog del proyecto SIMRA el 8 de junio de 2017

Restos del incendio de hace dos años

El pasado mes de mayo, tuvo lugar la primera Asamblea General del proyecto Innovación Social en Áreas Rurales Marginales (SIMRA, por sus siglas en inglés), que se celebró en la Oficina Mediterránea del Instituto Forestal Europeo (EFIMED), situada en Barcelona. Durante el encuentro, tuvimos la suerte de poder conocer de primera mano cómo se organizan los vecinos de la comarca del Bages (Barcelona) para minimizar los impactos de los incendios en su término municipal, y de que nos lo contaran los propios protagonistas en el mismo lugar donde hace dos años hubo un incendio (Òdena, verano de 2015). Pero vayamos por partes y empecemos por el principio:

Durante el siglo XX, la despoblación rural y el consecuente abandono de las tierras de cultivo, han provocado que donde antes había un paisaje agrícola, ahora haya un paisaje forestal. El aumento de hectáreas de bosque y los fuegos que se sucedieron, llevaron a vecinos y a propietarios a unirse en los años 60 creando los grupos de extinción de incendios y auxilio inmediato. Estos grupos se regularon a partir del año 1986 y pasaron a denominarse Agrupaciones de Defensa Forestal, en adelante ADF. Las ADF no tienen ánimo de lucro y su finalidad  es la prevención y lucha contra los incendios forestales. Están  formadas por propietarios forestales, ayuntamientos de los municipios de su ámbito territorial y personas voluntarias. Además, trabajan de forma coordinada con el cuerpo de bomberos.

Vehículo de primera intervención que dispone la ADF de Castellfollit del Boix para apagar y prevenir incendios

La ADF de Castellfollit del Boix (en la comarca del Bages) abarca una superficie total de 5.942 ha, de las cuales 4.397 son forestales, lo que supone el 73,9% de la superficie. El bosque es una matriz importante de su territorio, que los habitantes a menudo usan para pasear o recoger setas. Para protegerlo, se reúnen contribuyendo al plan municipal de incendios forestales, hacen campañas con agricultores y colegios, mantienen puntos de agua y pistas de acceso al monte, y reciben formación por parte de los bomberos. Cuando hay un incendio en su municipio, el Centro de Emergencias les avisa y se activan, a menudo llegando a la zona antes que los bomberos; por ello su actuación inicial es importante para la evolución del incendio, y se ponen a disposición de los bomberos cuando estos llegan. Cuando un municipio cercano precisa colaboración, el centro comarcal les coordina para ayudar a sus vecinos, ya que el fuego no entiende de fronteras administrativas. Esta ADF es una iniciativa social en la que personas voluntarias del municipio llevan décadas uniéndose para prevenir y extinguir los incendios, protegiendo así un bien común: su pueblo, su paisaje y sus recursos forestales. Tienen dos tipos de miembros: los del carnet verde (mayores de 16 años) para ayudar en general menos en caso de incendio, y los del carnet amarillo (mayores de 18 años) que cuentan con la formación y equipamiento específico para participar con seguridad y coordinación en la peligrosa tarea de extinguir un incendio.

Convirtiendo troncos en astillas para calderas de biomasa

A pesar de sus esfuerzos, las gentes de Castellfollit del Boix han ido viendo como la magnitud de los incendios aumentaba, mientras que las actuaciones silvícolas para prevenirlos (clareos, limpieza de matorral) devenían más caras. En la última década, sin embargo, el uso de la biomasa forestal para uso energético ha supuesto una oportunidad para cubrir los costes de las intervenciones forestales, lo que no sólo mejora la sostenibilidad económica de la prevención, sino que también mejora la economía de esta zona rural. Por este motivo, decidieron innovar y convertirse en una cooperativa que aprovecha aquellos árboles que talaban para prevenir incendios, en astillas para calderas de biomasa. De esta manera, no solo previenen la aparición de incendios y contribuyen a generar energía limpia, sino que además crean empleo, fijando población en el municipio.

Si queréis conocer más a fondo el trabajo de las ADF, podéis visitar la web: http://www.federacioadfbages.org